Relojes congelados

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.

Moderadores: J. J. Martínez Ferreiro, Rafel Calle

Avatar de Usuario
Javier Bustamante
Mensajes: 1014
Registrado: Mié, 09 Sep 2009 17:21
Contactar:

Relojes congelados

Mensaje sin leer por Javier Bustamante »

Pluma de atónito candor, ¿qué rumbo llevas, puritana?
las garzas que adormecen sus patrones
ya levantaron hoy mis frases hedonistas
y llevan malabares de ciénegas fortuitas en sus alas.

Mira hacia arriba,
mira a la atribulada madre de los tiempos que te acechan
desde el ojo de las ciencias que hurga entre los cielos de pixeles;
¿por qué se posan las máscaras del diablo en tu burbuja de silencio?
buscas respuestas en un viejo remolino,
que gira y late alrededor de conjeturas,
y el reloj marcha sin mirar atrás;
sus manecillas se persiguen
como en un vals ensayado muchas veces,
y la noche se adormece entre los montes
mientras yo te contemplo en las difusas sombras de tu espejo;

En mi cuaderno hay canto y hay sirenas,
hay nubes andrajosas que pasean por el día,
exhibiendo sus miserias ante el sol.
Hay valor, hay cobardía, guerras turbias,
hay una estrella Ajenjo y hay tinieblas…
y por lo tanto, hay miedos,
hay poesías que despeñan en el risco del fracaso,
hay lágrimas de sal que buscan el invierno del olvido.

Mientras me encuentras, busca tus pasos allá donde es posible
que se pudra el manto de gusanos y palabras;
y los relojes se congelen en tus manos de cazador de ofertas y quimeras,
esas que ofrendan naranjas quasi-azules a los dioses que ya fueron.

He sabido del verso anquilosado,
ése que te heredaron nuestros padres;
el verso que persigue a los piratas sedentarios,
ése que huele a muerto y tulipanes de dolientes
que vienen de enterrar sus paradigmas.
No me platiques de mares que no existen
porque yo sé que el mar no acepta imitaciones;
que se masturba con las olas que golpean su costado
y sangra espuma blanca entre las rocas;
que clama al cielo en las mareas
con voz entrecortada cual rugido de bahía;
y juega a ser intruso y duermevela
mientras carga a la luna
y la mece en su piel de terciopelo…
¿es su vaivén algún suicidio programado
en el compás de sus esperas?

Sube hasta aquí y muéstrame las cicatrices
de las diatribas que se estrellan en tu espejo,
como en el pavimento de un vacío cul de sac,
y te daré el elíxir de la mano que ha parido
veinte poemas de ceniza, selva y sol.

Ándate acá, no tengas miedo de mis vastos manicomios,
nefelibata de las nubes de papel.
adoquíname la calle que te lleva a las canciones de los muertos
mientras como de la ceniza aguada que quedó tras el smog.
¿No eres acaso tú quien lleva medio siglo
cargando una ojiva nuclear en sus espaldas?
abre tu voz y saca el aleteo
de esa incansable mariposa
que asoma por detrás de tu libreta
si así lo quieres,
¿Cuándo verás que el cielo de la abuela ya no es casa de pasquines,
ni tan siquiera un postre amargo desechado en el festín del tiempo?

Atónito candor de la moral cauterizada,
estás mirando esa oquedad en las pupilas donde habita mi locura
y sólo puedo ver tus ojos impolutos de pecado
y de existencias.

- Javier
Última edición por Javier Bustamante el Lun, 19 Jul 2021 22:30, editado 4 veces en total.
¿Por qué te adoro y a tus pies me arrastro?
¿por qué se obstinan en volverse así
la aguja al norte, el heliotropo al astro,
la llama al cielo y mi esperanza a ti?

Salvador Díaz Mirón (A M...)

https://versosenlibertad.blogspot.com/
Avatar de Usuario
E. R. Aristy
Mensajes: 13198
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por E. R. Aristy »

Javier Bustamante escribió: Mié, 14 Jul 2021 3:21 Pluma de atónito candor, ¿qué rumbo llevas puritana?
las garzas que adormecen sus patrones
ya levantaron hoy mis frases hedonistas
y llevan malabares de ciénegas fortuitas en sus alas.

Mira hacia arriba,
mira a la atribulada madre de los tiempos que te acechan
desde el ojo de las ciencias que hurga entre los cielos de pixeles;
¿por qué se posan las máscaras del diablo en tu burbuja de silencio?
no se te asoman las respuestas ni aunque las soplase el viento,
y mientras tanto…
hay canto y hay sirenas,
hay nubes andrajosas que pasean por el día,
hay valor, hay cobardía, guerras turbias,
hay Ajenjo y hay tinieblas…
hay poesías que despeñan en el risco del fracaso,
hay lágrimas de sal que buscan el invierno del olvido.

Busca tus pasos allá donde aún esperas
que se pudra el manto de gusanos y palabras;
y los relojes se congelen en tus manos de cazador de ofertas y quimeras,
esas que le ofrendan naranjas azules a los dioses que no existen.

He sabido del verso anquilosado,
ese que han heredado nuestros padres;
el verso que persigue a los piratas sedentarios,
ese que huele a muerto y tulipanes de dolientes;
de los que vienen de enterrar sus paradigmas.
He sabido que el mar no acepta imitaciones
y se masturba con las olas que golpean su costado
y sangra espuma blanca entre las piedras,
y clama al cielo en las mareas
con voz entrecortada cual rugido de bahía;
y juega a ser intruso y duermevela
mientras carga a la luna
y la mece en su piel de terciopelo…
¿es su vaivén algún suicidio programado
en el compás de sus esperas?

Sube hasta aquí y muéstrame las cicatrices
de las diatribas que se estrellan en tu espejo,
como en el pavimento un vacío cul de sac
y te daré el elíxir de la mano que ha parido
veinte poemas de ceniza, selva y sol.

Ándate acá, no tengas miedo de mis vastos manicomios,
nefelibata de las nubes de papel.
adoquíname la calle que te lleva a las canciones de muertos
mientras como de la ceniza aguada que quedó tras el smog.
¿No llevas ya medio siglo cargando una ojiva nuclear en tus espaldas?
abre tu voz y saca el aleteo
de esa incansable mariposa
que asoma por detrás de tu libreta
si así lo quieres,
¿Cuándo verás que el cielo de la abuela ya no es casa de pasquines,
ni tan siquiera un postre amargo desechado en el festín del tiempo?

Atónito candor de la moral cauterizada,
estás mirando esa oquedad en las pupilas donde habita mi locura
y sólo puedo ver tus ojos impolutos de pecado
y de existencias.

- Javier
La poesía no nace de un vacío, es un cúmulo quizá de silenciosas experiencias que a su vez, forma y deforman nuestros juicios. Brillante y elocuente entrega, Javier, todo un acierto de frescas y dicientes imagenes. En el cierre, lo mayor y más profundo que le podamos decir al otro;

"Atónito candor de la moral cauterizada,
estás mirando esa oquedad en las pupilas donde habita mi locura
y sólo puedo ver tus ojos impolutos de pecado
y de existencias."


A mi interpretación, esto es poesía de valores eternos y facultad espiritual. Decir, hay muchas cosas que nos vuelven locos. Mira! la locura se asoma a mis ojos, soy humano como tú. En el desorbitado reino de las pasiones, mira! yo te veo limpio y eterno! Creo que has escrito un canto al hermano que la vida ha hechoun extraño. Es un poema de amor por encima de la decadente corriente. Un abrazo grande y i admiración por la nobleza del sentimiento que logras expresar. E. R. Aristy
https://youtu.be/SYgedel8raY


La visión del orígen es una fe irreverente al medio, al fin.
E. R. Aristy
Avatar de Usuario
Javier Bustamante
Mensajes: 1014
Registrado: Mié, 09 Sep 2009 17:21
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Javier Bustamante »

Muchísimas gracias, Roxane. Tienes mucha razón en lo que expresas, esa confrontación de sentimientos está dirigida al poeta en una declaración intimista entre el poeta surreal y el romántico empedernido, ambos tienen sus razones y ambos están en lo cierto de acuerdo a sus verdades. La imagen del espejo sugiere que se trata de la misma persona en una dicotomía de maneras de expresarse.

En algún punto llegué a comentar que a mí se me dificulta mucho el escribir el verso libre sin métrica y rima porque me gusta la estructura en todo lo que hago (vaya, soy Gerente de Calidad en mi vida laboral, así que imagina).

El romántico ama las estructuras. Su mensaje es la puerta al corazón, a sus emociones, y las metáforas aderezan al verso, lo pulen y le ponen la ropa que mas le acomode pero el eje central sigue siendo el sentimiento, la idea, la emoción que provoca. El ente surreal se deja llevar por una vorágine de ideas con una vinculación imprecisa que a veces, muchas veces se vuelve vaga pero, como lo comentaba nuestro amigo Oscar Diestefano en uno de sus escritos, el autor debe siempre dejar la llave escondida en algún lugar recóndito del poema. Eso es lo que he tratado de lograr en estos versos sin renunciar al ritmo polimétrico del poema.

Celebro que te haya agradado este poema y celebro mas el favor de tu amistad.

Saludos

Javier
¿Por qué te adoro y a tus pies me arrastro?
¿por qué se obstinan en volverse así
la aguja al norte, el heliotropo al astro,
la llama al cielo y mi esperanza a ti?

Salvador Díaz Mirón (A M...)

https://versosenlibertad.blogspot.com/
Avatar de Usuario
Óscar Distéfano
Mensajes: 9757
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Óscar Distéfano »

Javier Bustamante escribió: Mié, 14 Jul 2021 3:21 Pluma de atónito candor, ¿qué rumbo llevas, puritana?
las garzas que adormecen sus patrones
ya levantaron hoy mis frases hedonistas
y llevan malabares de ciénegas fortuitas en sus alas.

Mira hacia arriba,
mira a la atribulada madre de los tiempos que te acechan
desde el ojo de las ciencias que hurga entre los cielos de pixeles;
¿por qué se posan las máscaras del diablo en tu burbuja de silencio?
no se te asoman las respuestas ni aunque las soplase el viento,
mientras yo te contemplo en las difusas sombras de tu espejo;

En mi cuaderno hay canto y hay sirenas,
hay nubes andrajosas que pasean por el día,
exhibiendo sus miserias ante el sol.
Hay valor, hay cobardía, guerras turbias,
hay Ajenjo y hay tinieblas…
hay poesías que despeñan en el risco del fracaso,
hay lágrimas de sal que buscan el invierno del olvido.

Mientras me encuentras, busca tus pasos allá donde es posible
que se pudra el manto de gusanos y palabras;
y los relojes se congelen en tus manos de cazador de ofertas y quimeras,
esas que ofrendan naranjas quasi-azules a los dioses que no existen.

He sabido del verso anquilosado,
ése que te heredaron nuestros padres;
el verso que persigue a los piratas sedentarios,
ése que huele a muerto y tulipanes de dolientes
que vienen de enterrar sus paradigmas.
He sabido que el mar no acepta imitaciones
se masturba con las olas que golpean su costado
y sangra espuma blanca entre las rocas,
y clama al cielo en las mareas
con voz entrecortada cual rugido de bahía;
que juega a ser intruso y duermevela
mientras carga a la luna
y la mece en su piel de terciopelo…
¿es su vaivén algún suicidio programado
en el compás de sus esperas?

Sube hasta aquí y muéstrame las cicatrices
de las diatribas que se estrellan en tu espejo,
como en el pavimento de un vacío cul de sac,
y te daré el elíxir de la mano que ha parido
veinte poemas de ceniza, selva y sol.

Ándate acá, no tengas miedo de mis vastos manicomios,
nefelibata de las nubes de papel.
adoquíname la calle que te lleva a las canciones de los muertos
mientras como de la ceniza aguada que quedó tras el smog.
¿No eres acaso tú quien lleva medio siglo
cargando una ojiva nuclear en sus espaldas?
abre tu voz y saca el aleteo
de esa incansable mariposa
que asoma por detrás de tu libreta
si así lo quieres,
¿Cuándo verás que el cielo de la abuela ya no es casa de pasquines,
ni tan siquiera un postre amargo desechado en el festín del tiempo?

Atónito candor de la moral cauterizada,
estás mirando esa oquedad en las pupilas donde habita mi locura
y sólo puedo ver tus ojos impolutos de pecado
y de existencias.

- Javier

Creo, amigo Javier, que has escrito un poema superior, saltándote los escalones de lo general, de lo "más de lo mismo". ¿Por qué? Porque tu poema, si bien puede ser considerado enigmático, seduce, llama la atención, exige relecturas, sorprende por la calidad y trascendencia de las imágenes. Veo en sus versos simbolismo y surrealismo, utilizados como recursos retóricos y no como razón de ser o rellenos ripiosos, a más de una racional estructura desarrollada con oficio: (la mente poética nunca se deja llevar por la borrachera caótica del subconsciente). La extensión no cansa, no produce esa necesidad de desear que se acabe; aquí sucede al revés: uno quiere que el poema siga, que no pare, que derrame más y más esa inspiración fantástica que se ha producido, ese milagro que ocurre muy poco en el proceso de poetizar. Lo genial es que, utilizando una alegoría, nos trasmites tus más íntimos sentimientos y convicciones sobre tu visión existencial, en lo filosófico, lo político, lo cultural y lo social; y lo haces con un lirismo digno de los mejores poetas. Lo llevo a mi archivo de poemas valiosos, con tu permiso. Mis aplausos. Esta vez me has sorprendido, compañero. He constatado un gran avance en tu andadura poética, y eso me pone feliz porque te estimo.

Un gran abrazo, Javier Bustamante.
Óscar
El ritmo vital, el sentimiento y la voluntad son los tres elementos fundamentales para la creación de un poema.



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Pilar Morte
Mensajes: 27053
Registrado: Mié, 09 Abr 2008 10:21

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Pilar Morte »

Después de lo que te han dicho poco queda que no sepas. Un poema, con más imágenes de lo que acostumbras, trae versos magníficos y dicientes. Me gustó mucho. Felicidades.
Abrazos
Avatar de Usuario
Javier Bustamante
Mensajes: 1014
Registrado: Mié, 09 Sep 2009 17:21
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Javier Bustamante »

Óscar Distéfano escribió: Mié, 14 Jul 2021 23:35 Creo, amigo Javier, que has escrito un poema superior, saltándote los escalones de lo general, de lo "más de lo mismo". ¿Por qué? Porque tu poema, si bien puede ser considerado enigmático, seduce, llama la atención, exige relecturas, sorprende por la calidad y trascendencia de las imágenes. Veo en sus versos simbolismo y surrealismo, utilizados como recursos retóricos y no como razón de ser o rellenos ripiosos, a más de una racional estructura desarrollada con oficio: (la mente poética nunca se deja llevar por la borrachera caótica del subconsciente). La extensión no cansa, no produce esa necesidad de desear que se acabe; aquí sucede al revés: uno quiere que el poema siga, que no pare, que derrame más y más esa inspiración fantástica que se ha producido, ese milagro que ocurre muy poco en el proceso de poetizar. Lo genial es que, utilizando una alegoría, nos trasmites tus más íntimos sentimientos y convicciones sobre tu visión existencial, en lo filosófico, lo político, lo cultural y lo social; y lo haces con un lirismo digno de los mejores poetas. Lo llevo a mi archivo de poemas valiosos, con tu permiso. Mis aplausos. Esta vez me has sorprendido, compañero. He constatado un gran avance en tu andadura poética, y eso me pone feliz porque te estimo.

Un gran abrazo, Javier Bustamante.
Óscar
Estimado Oscar,

Me abruma tu valoración para este poema que se desliga un poco de mi estilo tradicional de escritura. En algunas ocasiones he llegado a comentar que la libertad que te otorga el escribir sin ataduras de rimas y métricas ortodoxas, se debe honrar con la búsqueda de un lirismo que haga que esa libertad valga la pena. El riesgo que conlleva el escribir algo sobrecargado de simbolismos que solo tienen sentido para quien los escribe está siempre presente y nace de la noción de que alguien solo escriba para su propia satisfacción. Yo estoy en desacuerdo con esta postura ya que si decides publicar algo en un foro, debes tener al lector en cuenta de la misma manera y ver a través de los ojos de alguien mas, cómo se leerá tu escrito.

Debemos buscar esa conexión, esa magia que relatas, en la que el poema lleve al lector a ese mundo fantástico que vislumbra el escritor para que el o ella también lo puedan hacer suyo.

Muchas gracias por tus amables palabras, estimado Oscar. El aprecio es mutuo y creo que lo sabes.

Javier
¿Por qué te adoro y a tus pies me arrastro?
¿por qué se obstinan en volverse así
la aguja al norte, el heliotropo al astro,
la llama al cielo y mi esperanza a ti?

Salvador Díaz Mirón (A M...)

https://versosenlibertad.blogspot.com/
Avatar de Usuario
J. J. Martínez Ferreiro
Mensajes: 12058
Registrado: Lun, 19 Nov 2007 13:27

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por J. J. Martínez Ferreiro »

“He sabido del verso anquilosado,
ése que te heredaron nuestros padres;
el verso que persigue a los piratas sedentarios,
ése que huele a muerto y tulipanes de dolientes
que vienen de enterrar sus paradigmas.
He sabido que el mar no acepta imitaciones
se masturba con las olas que golpean su costado
y sangra espuma blanca entre las rocas,
y clama al cielo en las mareas
con voz entrecortada cual rugido de bahía;
que juega a ser intruso y duermevela
mientras carga a la luna
y la mece en su piel de terciopelo…
¿es su vaivén algún suicidio programado
en el compás de sus esperas?”


Una maravilla, amigo Javier, sin duda alguna uno de los poemas que más me ha gustado de lo que he leído últimamente.
Destaco esta estrofa, por poner algo, porque todo el poema merece ser enmarcado. Es una proposición poética muy ambiciosa, de gran inspiración y de vasta potencia en las imágenes que le imprime ese concepción del verso largo.

Todo un placer de lectura, amigo Javier.

Abrazos y salud.
"Yo es otro" (Arthur Rimbaud)
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2549
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

¡Por Dios, Javier!

¿Qué nos dejas?

Es un espéctaculo, una obra que te pide leer el siguiente verso, y el siguiente, y que tan solo se siente algo negativo, el llegar al final.

Un poema genial, con un curso de buenas metáforas que aún lo convierten en un escrito mejor.

Me ha gustado mucho, Javier.

Tienes algo que te atrae cada vez que comienzas el primer verso de cualquiera de tus poemas.

Un fuerte abrazo compañero.
Avatar de Usuario
Javier Bustamante
Mensajes: 1014
Registrado: Mié, 09 Sep 2009 17:21
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Javier Bustamante »

Pilar Morte escribió: Jue, 15 Jul 2021 0:32 Después de lo que te han dicho poco queda que no sepas. Un poema, con más imágenes de lo que acostumbras, trae versos magníficos y dicientes. Me gustó mucho. Felicidades.
Abrazos
Pilar,

Muchísimas gracias por el favor de tu comentario y por tu visita a esta ventana de versos y relojes congelados.

Saludos

Javier
¿Por qué te adoro y a tus pies me arrastro?
¿por qué se obstinan en volverse así
la aguja al norte, el heliotropo al astro,
la llama al cielo y mi esperanza a ti?

Salvador Díaz Mirón (A M...)

https://versosenlibertad.blogspot.com/
Avatar de Usuario
Rosa Marzal
Mensajes: 3809
Registrado: Jue, 02 May 2013 20:05
Ubicación: España
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Rosa Marzal »

En efecto, el tiempo parece detenerse cuando nos sumergimos en el misterio del Poema.

Has escrito un poema increíble, Javier. No sabría destacar ninguna estrofa en particular, porque todo el poema en su conjunto es magnífico.

Felicidades y aplausos, amigo.
Avatar de Usuario
Rafel Calle
Mensajes: 22347
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Rafel Calle »

Estoy con los compañeros que me preceden, has escrito un poema muy bello y muy interesante, digno de figurar entre tus mejores creaciones, amigo Javier.
Felicidades.
Abrazos.
Avatar de Usuario
Javier Bustamante
Mensajes: 1014
Registrado: Mié, 09 Sep 2009 17:21
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Javier Bustamante »

J. J. Martínez Ferreiro escribió: Sab, 17 Jul 2021 10:12 “He sabido del verso anquilosado,
ése que te heredaron nuestros padres;
el verso que persigue a los piratas sedentarios,
ése que huele a muerto y tulipanes de dolientes
que vienen de enterrar sus paradigmas.
He sabido que el mar no acepta imitaciones
se masturba con las olas que golpean su costado
y sangra espuma blanca entre las rocas,
y clama al cielo en las mareas
con voz entrecortada cual rugido de bahía;
que juega a ser intruso y duermevela
mientras carga a la luna
y la mece en su piel de terciopelo…
¿es su vaivén algún suicidio programado
en el compás de sus esperas?”


Una maravilla, amigo Javier, sin duda alguna uno de los poemas que más me ha gustado de lo que he leído últimamente.
Destaco esta estrofa, por poner algo, porque todo el poema merece ser enmarcado. Es una proposición poética muy ambiciosa, de gran inspiración y de vasta potencia en las imágenes que le imprime ese concepción del verso largo.

Todo un placer de lectura, amigo Javier.

Abrazos y salud.
Muchas gracias, estimado JJ.

Es grato para mí el tener tan buena recepción para este trabajo con un estilo al que no estoy muy acostumbrado pero uno no debe decirle que no a cualquier estilo literario porque así son de caprichosas las musas que habitan el Parnaso.

Saludos y abrazos tambien

Javier
¿Por qué te adoro y a tus pies me arrastro?
¿por qué se obstinan en volverse así
la aguja al norte, el heliotropo al astro,
la llama al cielo y mi esperanza a ti?

Salvador Díaz Mirón (A M...)

https://versosenlibertad.blogspot.com/
Administración Alaire
Mensajes: 2446
Registrado: Lun, 19 Nov 2007 12:51

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Administración Alaire »

Enhorabuena, amigo Javier, por el reconocimiento como Poema de la Semana a tu obra "Relojes congelados".
Un cordial abbrazo.
Pilar Morte
Mensajes: 27053
Registrado: Mié, 09 Abr 2008 10:21

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por Pilar Morte »

Enhorabuena por el reconocimiento merecidísimo a tu poema. Escribiste de forma magistral, por ello ha de estar en el podio.
Abrazos
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5232
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: Relojes congelados

Mensaje sin leer por F. Enrique »

Has escrito, Javier, un poema de mucho mérito. Solo puedo felicitarte por el merecido reconocimiento que ha obtenido.

Un abrazo.
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Responder

Volver a “Foro de Poemas”