Retirado para un proyecto personal.

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.
Moderadores: Rafel Calle y J. J. M. Ferreiro.

Moderador: Webmaster

Retirado para un proyecto personal.

por Gerardo Mont » Vie, 06 Sep 2013 8:23

Retirado para un proyecto personal.
Última edición por Gerardo Mont el Lun, 01 Feb 2016 19:40, editado 1 vez en total
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Julio Gonzalez Alonso » Vie, 06 Sep 2013 12:35

Gerardo Mont escribió:Yo quise atisbar como el poeta,
las raíces maduras del ciprés
que repujan el silencio entre las nubes;
y extraer la savia del azul marchito,
ese que se siente como el frío…
Restaurar el reverso abatido de los párpados,
con los prismas triangulares que en la boca,
embriagan de perpetuidad a los jardines.
Pero se habían torcido los renglones,
de cada hombre con que escribo.


Tantos niños fui de poco a poco,
cayendo de las ramas de los barrios,
sudando los potreros
de verde en verde hasta la paja,
retando la alambrada
que iguala valle, a túnel o suicida…
Cayendo del aire a los pulmones,
y de los lapsus de las madres,
a los barrotes cotidianos
del sino carcelero.


Caíamos entonces,
como héroes retirados de los comics,
al rincón de las fotos desteñidas
tildadas de vaho en la mañana,
y al corazón que se dibuja
con un nudo en el estómago,
mientras las lágrimas escalan su caída
en la ventana.


Y caíamos del revés de los bolsillos
como domingos sin domingo,
hasta un día entre semana.


Sentíamos sobrepeso en los zapatos,
ansiábamos sobrevolar por los escollos;
y apostando descalzos al barrial,
dosificábamos la muerte prematura de los muertos.

Añorábamos,
la sencillez en blanco y negro de la tele,
el sermón recargable de los curas,
el llanto ingenuo y desmedido,
del que vomita por tan lleno.

Mientras el reloj
goteaba entre las manos,
diluviaba el miedo.
Ese miedo del hombre por los niños
que de puntas acechan por las noches.

(A mis niños las máscaras del hombre,
los panes rancios, el ruido vulnerando los cristales,
los peces en las ramblas;
a mis niños las plazas exhumadas,
hurgar los géneros perdidos,
las perchas del graduado,
el polvo que cae en los hombros,
presagio del nicho en las ventanas…
Y tras las puertas,
los dejavú de libros olvidados
importunando los fantasmas,
con esa pulcritud que los sicarios,
detonan la voz cárdena
del gris de las jornadas).


¡Ah! , si pudiera convocarlos
al paseo en bicicleta de las tardes aceitadas,
si pudiera despertar un sol de helio
entre sus manos,
sembrar de nuevo en las heridas,
los balones del equipo,
las yemas de un buen padre
y de una flor color de hermano;
y del amigo que no estuvo
en los eclipses.

¡Ah!, si pudiera alquimiar todos mis versos
y hacer de mi jardín, un jardín color poeta,
no este fin incurable…,
lo marchito
que resume de mis letras.






Gerardo, ¡cómo nos contagias de añoranzas! Me parecen tus versos copas en las se bebe la nostalgia. Con un abrazo y felicitaciones.
Salud.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 11361
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 20:56
Ubicación: Leonés en Vizcaya.

por Ramón Carballal » Vie, 06 Sep 2013 12:37

Los recuerdos de infancia suelen ser los más bonitos. Me ha gustado recorren los tuyos con estos versos tan evocadores. Un abrazo.
http://laverdadazul59.blogspot.com/

"El poema eres tú recomponiendo el espejo que cada día rompes".

"Comprender es unificar lo invisible".
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 17683
Registrado: Vie, 28 Dic 2007 16:24
Ubicación: A Coruña

re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Pilar Morte » Vie, 06 Sep 2013 18:08

Los recuerdos hacen revivir la vida y tus hermosos versos trasmiten la esencia de los mismos.
Un gusto pasar por tu magnífico poema
Besos
Pilar
 
Mensajes: 26122
Registrado: Mié, 09 Abr 2008 10:21

por C.P. Fernández » Vie, 06 Sep 2013 18:26

Enhorabuena, Gerardo. Mucho he disfrutado este espléndido poema tan cercano.

Un abrazo.
 
Mensajes: 1964
Registrado: Dom, 28 Abr 2013 17:09
Ubicación: MADRID

por Hallie Hernández Alfaro » Vie, 06 Sep 2013 19:24

Qué fuerza y qué belleza en este parto de diamantes, querido hermano.

Con maestría y esa sensibilidad sobrehumana que te Es, vas ahondando en la memoria del alma y ensayando la luz con cada tesoro.
Se hablará de la Poesía de Gerardo Mont en las letras hispanas; me animaría a decir que esta cumbre hará historia.

Ovación cerrada y sostenida.

Abrazos y felicidad para vos y los tuyos.
.
.
.
 
Mensajes: 17393
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

por Carmen López » Vie, 06 Sep 2013 23:20

Realmente un placer Gerardo pasear por estos versos tan evocadores, traídos de la memoria con mano maestra. Un gusto.

Un abrazo

CARMEN
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4393
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Óscar Distéfano » Sab, 07 Sep 2013 13:37

Una cascada de imágenes muy bien engarzadas para rescatar el tiempo perdido, exhumarlo y llorarlo. Lo encomiable del poema es la destreza en el manejo del lenguaje y la abundancia de símbolos rescatados. Me ha gustado mucho. Su lectura alcanzó la fascinación de las obras perfectas, de las obras de arte.

Un abrazo, amigo.
Óscar
Sigue la luz de tu luna interior; no ocultes la locura (Allen Ginsberg)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 9441
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay

Re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Gerardo Mont » Sab, 07 Sep 2013 20:45

Julio González Alonso escribió:
Gerardo Mont escribió:Yo quise atisbar como el poeta,
las raíces maduras del ciprés
que repujan el silencio entre las nubes;
y extraer la savia del azul marchito,
ese que se siente como el frío…
Restaurar el reverso abatido de los párpados,
con los prismas triangulares que en la boca,
embriagan de perpetuidad a los jardines.
Pero se habían torcido los renglones,
de cada hombre con que escribo.


Tantos niños fui de poco a poco,
cayendo de las ramas de los barrios,
sudando los potreros
de verde en verde hasta la paja,
retando la alambrada
que iguala valle, a túnel o suicida…
Cayendo del aire a los pulmones,
y de los lapsus de las madres,
a los barrotes cotidianos
del sino carcelero.


Caíamos entonces,
como héroes retirados de los comics,
al rincón de las fotos desteñidas
tildadas de vaho en la mañana,
y al corazón que se dibuja
con un nudo en el estómago,
mientras las lágrimas escalan su caída
en la ventana.


Y caíamos del revés de los bolsillos
como domingos sin domingo,
hasta un día entre semana.


Sentíamos sobrepeso en los zapatos,
ansiábamos sobrevolar por los escollos;
y apostando descalzos al barrial,
dosificábamos la muerte prematura de los muertos.

Añorábamos,
la sencillez en blanco y negro de la tele,
el sermón recargable de los curas,
el llanto ingenuo y desmedido,
del que vomita por tan lleno.

Mientras el reloj
goteaba entre las manos,
diluviaba el miedo.
Ese miedo del hombre por los niños
que de puntas acechan por las noches.

(A mis niños las máscaras del hombre,
los panes rancios, el ruido vulnerando los cristales,
los peces en las ramblas;
a mis niños las plazas exhumadas,
hurgar los géneros perdidos,
las perchas del graduado,
el polvo que cae en los hombros,
presagio del nicho en las ventanas…
Y tras las puertas,
los dejavú de libros olvidados
importunando los fantasmas,
con esa pulcritud que los sicarios,
detonan la voz cárdena
del gris de las jornadas).


¡Ah! , si pudiera convocarlos
al paseo en bicicleta de las tardes aceitadas,
si pudiera despertar un sol de helio
entre sus manos,
sembrar de nuevo en las heridas,
los balones del equipo,
las yemas de un buen padre
y de una flor color de hermano;
y del amigo que no estuvo
en los eclipses.

¡Ah!, si pudiera alquimiar todos mis versos
y hacer de mi jardín, un jardín color poeta,
no este fin incurable…,
lo marchito
que resume de mis letras.



Un gusto contar con tu apoyo, estimado poeta. Te agradezco tu lectura y comentario y espero que estés bien junto a los tuyos... Mis abrazos de amigo.


Gerardo, ¡cómo nos contagias de añoranzas! Me parecen tus versos copas en las se bebe la nostalgia. Con un abrazo y felicitaciones.
Salud.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Luna de Nos » Dom, 08 Sep 2013 1:15

Gerardo Mont escribió:Yo quise atisbar como el poeta,
las raíces maduras del ciprés
que repujan el silencio entre las nubes;
y extraer la savia del azul marchito,
ese que se siente como el frío…
Restaurar el reverso abatido de los párpados,
con los prismas triangulares que en la boca,
embriagan de perpetuidad a los jardines.
Pero se habían torcido los renglones,
de cada hombre con que escribo.


Tantos niños fui de poco a poco,
cayendo de las ramas de los barrios,
sudando los potreros
de verde en verde hasta la paja,
retando la alambrada
que iguala valle, a túnel o suicida…
Cayendo del aire a los pulmones,
y de los lapsus de las madres,
a los barrotes cotidianos
del sino carcelero.


Caíamos entonces,
como héroes retirados de los comics,
al rincón de las fotos desteñidas
tildadas de vaho en la mañana,
y al corazón que se dibuja
con un nudo en el estómago,
mientras las lágrimas escalan su caída
en la ventana.


Y caíamos del revés de los bolsillos
como domingos sin domingo,
hasta un día entre semana.


Sentíamos sobrepeso en los zapatos,
ansiábamos sobrevolar por los escollos;
y apostando descalzos al barrial,
dosificábamos la muerte prematura de los muertos.

Añorábamos,
la sencillez en blanco y negro de la tele,
el sermón recargable de los curas,
el llanto ingenuo y desmedido,
del que vomita por tan lleno.

Mientras el reloj
goteaba entre las manos,
diluviaba el miedo.
Ese miedo del hombre por los niños
que de puntas acechan por las noches.

(A mis niños las máscaras del hombre,
los panes rancios, el ruido vulnerando los cristales,
los peces en las ramblas;
a mis niños las plazas exhumadas,
hurgar los géneros perdidos,
las perchas del graduado,
el polvo que cae en los hombros,
presagio del nicho en las ventanas…
Y tras las puertas,
los dejavú de libros olvidados
importunando los fantasmas,
con esa pulcritud que los sicarios,
detonan la voz cárdena
del gris de las jornadas).


¡Ah! , si pudiera convocarlos
al paseo en bicicleta de las tardes aceitadas,
si pudiera despertar un sol de helio
entre sus manos,
sembrar de nuevo en las heridas,
los balones del equipo,
las yemas de un buen padre
y de una flor color de hermano;
y del amigo que no estuvo
en los eclipses.

¡Ah!, si pudiera alquimiar todos mis versos
y hacer de mi jardín, un jardín color poeta,
no este fin incurable…,
lo marchito
que resume de mis letras.


Gerardo qué bueno es leerte, encontrar en tu voz la propia, jugar a que la magia existe, y que el tiempo no ha sido perdido, sino aquilatado.
Hoy en Montevideo, diluvia literalmente.
Un abrazo, Luna.-
De hecho todos, ningùn poema se concluye ni comprende del todo.
José Chapa

http://www.karikanfibolia.blogspot.com
http://www.elsolyanoeselsol.blogspot.com
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4114
Registrado: Vie, 18 Ene 2008 2:00

re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por José Manuel F. Febles » Dom, 08 Sep 2013 3:18

Un trabajo poético excelente, de figuras evocadoras que nos traes al recuerdo, con la arquitectura del poeta que eres. Magnífico tu decir, querido amigo.

Un fuerte abrazo.

José Manuel F. Febles
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 6003
Registrado: Dom, 09 Dic 2007 15:45
Ubicación: Sta. Cruz de Tenerife

por Gerardo Mont » Mar, 10 Sep 2013 3:55

Ramón Carballal escribió:Los recuerdos de infancia suelen ser los más bonitos. Me ha gustado recorren los tuyos con estos versos tan evocadores. Un abrazo.


Ramón, amigo, siempre me alegra tu paso... Gracias por leer y comentar. Mis abrazos sinceros.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: re: LOS NIÑOS QUE ÉRAMOS

por Gerardo Mont » Jue, 12 Sep 2013 3:26

Pilar Morte escribió:Los recuerdos hacen revivir la vida y tus hermosos versos trasmiten la esencia de los mismos.
Un gusto pasar por tu magnífico poema
Besos
Pilar


Muchas gracias estimada poeta, por tu lectura y tu comentario amable y motivador. Que estés bien. Mis abrazos de amigo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

por Gerardo Mont » Vie, 13 Sep 2013 0:38

CELIA PUERTA escribió:Enhorabuena, Gerardo. Mucho he disfrutado este espléndido poema tan cercano.

Un abrazo.


Muchas gracias estimada poeta por tu tiempo de lectura y tu amable comentario. Qué estés bien. Abrazos de amigo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

por Gerardo Mont » Sab, 14 Sep 2013 20:56

Carmen López escribió:Realmente un placer Gerardo pasear por estos versos tan evocadores, traídos de la memoria con mano maestra. Un gusto.

Un abrazo

CARMEN


Muchas gracias amiga Carmen por leer y comentar... Me alegra tu paso. Un gran abrazo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Siguiente

¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 326 invitados