Página 1 de 5

La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 0:09
por Gerardo Mont
La penúltima partida (LXI)

Oteando
los yoes que me endosan los cincuenta,
navegando las lluvias
del paraguas, las estelas de Machado,
encalla esta rancia humanidad
en boga… Cosas del poeta.

Y un bombín a lo Magritte robo a Sabina
y discurro en sobriedades con tarjeta:
del negocio de mi vida
con fondos del estado;
de la arcilla de una culpa
pagada por mis deudos;
de los miedos recontando en códigos actuales,
resumiendo las distancias
en ópticas de fibra… Es lo mismo aquí que allá,
sin especias de Las Indias.

Y por si acaso caen otras manzanas
y alguna Eva se deshoja en la webcam,
entre los hombres rezagados en mis cómics,
deidades del flash drive invoco del bolsillo.
¡Qué es suficiente computar peces y panes!

Arreboles de neón en el turbión de la avenida,
van pactando mis mareas en los cuerpos aledaños,
a las puertas y a ventanas ataviadas de sus fobias,
a la afonía de las teclas,
a esos vértigos de esquinas.

Y hago el amor en cielos escarchados de botellas
con mensajes que quizás nadie recoja;
y hago del vocablo, ritos
entre dientes, repujando en las piedras
ojivas para email;
ajustando estos dioses que soy
y me vomitan.

¿Y quién calzará mis pies de golondrinas?
¿Y quién sembrará mi grano de mostaza?
¿Por la turbación del puente, se devuelve el agua
a los cántaros ilesos?

Googleo en las voces del follaje
y en las verdades de los álamos umbríos,
el verbo en el reverso de la historia,
entre la savia de las fuentes primigenias
y esta orilla, me rescribe.

Y en el mármol agrietado
por los ángeles del pecho,
este hombre solo
con la laptop, casi siente,
casi sueña,
casi gana su penúltima partida.

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 0:57
por Luis M.
Un poema verdaderamente magnífico. Mis aplausos y sincera admiración Gerardo. Saludos cordiales poeta.

Re: La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 6:50
por Liz Barrio.
Gerardo Mont escribió:La penúltima partida (LXI)

Oteando
los yoes que me endosan los cincuenta,
navegando las lluvias
del paraguas, las estelas de Machado,
encalla esta rancia humanidad
en boga…Cosas del poeta.

Y un bombín a lo Magritte robo a Sabina
y discurro en sobriedades con tarjeta:
del negocio de mi vida
con fondos del estado;
de la arcilla de una culpa
pagada por mis deudos;
de los miedos recontando en códigos actuales,
resumiendo las distancias
en ópticas de fibra…Es lo mismo aquí que allá,
sin especias de Las Indias.

Y por si acaso caen otras manzanas
y alguna Eva se deshoja en la webcam,
entre los hombres rezagados en mis cómics,
deidades del flash drive invoco del bolsillo.
¡Qué es suficiente computar peces y panes!

Arreboles de neón en el turbión de la avenida,
van pactando mis mareas en los cuerpos aledaños,
a las puertas y a ventanas ataviadas de sus fobias,
a la afonía de las teclas,
a esos vértigos de esquinas.

Y hago el amor en cielos escarchados de botellas
con mensajes que quizás nadie recoja;
y hago del vocablo, ritos
entre dientes, repujando en las piedras
ojivas para email;
ajustando estos dioses que soy
y me vomitan .

¿Y quién calzará mis pies de golondrinas?
¿Y quién sembrará mi grano de mostaza?
¿Por la turbación del puente, se devuelve el agua
a los cántaros ilesos?

Googleo en las voces del follaje
y en las verdades de los álamos umbríos,
el verbo en el reverso de la historia,
entre la savia de las fuentes primigenias
y esta orilla, me rescribe.

Y en el mármol agrietado
por los ángeles del pecho,
este hombre solo
con la laptop, casi siente,
casi sueña,
casi gana su penúltima partida.



Uff, magistrales versos, preciso es degustarlos muchas, muchísimas veces.
Aplausos y un abrazo, poeta

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 7:38
por Hallie Hernández Alfaro
Al leer esta obra magna siento un soplo de historia vestida de gala que toma nota de cada letra para mimarlas en su archivo de futuro. Casi diría que es el mejor poema que he leido en varias vidas, Gerardo.

Cada estrofa es un microclimax que rula belleza y aciertos. Vas siendo y contando la agonía de los voces, la entelequia del todo suspendido mutando en un yo grave y cósmico -no por ello- menos terrestre y lúcido.

Cuelgo en el título una estrella azul. La penúltima partida, mención de arte poética summa cum laude.

Ovación cerrada y absoluta,

Hallie

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 16:34
por Guillermo Cumar.
una envidiable evocación de ese sentido que das a la moderna ecuación
de estar ante la técnica nueva. Esa técnica que mueve
las tintas de los versos sin dejar que la memoria desfallezca.

un placer leerte, amigo

guillermo

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 19:03
por Blanca N. García González
Siempre un gusto leer sus obras regias Gerardo, le dejo saludos.

Re: La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 16 Nov 2012 19:27
por Marisa Peral
Gerardo Mont escribió:La penúltima partida (LXI)

Oteando
los yoes que me endosan los cincuenta,
navegando las lluvias
del paraguas, las estelas de Machado,
encalla esta rancia humanidad
en boga…Cosas del poeta.

Y un bombín a lo Magritte robo a Sabina
y discurro en sobriedades con tarjeta:
del negocio de mi vida
con fondos del estado;
de la arcilla de una culpa
pagada por mis deudos;
de los miedos recontando en códigos actuales,
resumiendo las distancias
en ópticas de fibra…Es lo mismo aquí que allá,
sin especias de Las Indias.

Y por si acaso caen otras manzanas
y alguna Eva se deshoja en la webcam,
entre los hombres rezagados en mis cómics,
deidades del flash drive invoco del bolsillo.
¡Qué es suficiente computar peces y panes!

Arreboles de neón en el turbión de la avenida,
van pactando mis mareas en los cuerpos aledaños,
a las puertas y a ventanas ataviadas de sus fobias,
a la afonía de las teclas,
a esos vértigos de esquinas.

Y hago el amor en cielos escarchados de botellas
con mensajes que quizás nadie recoja;
y hago del vocablo, ritos
entre dientes, repujando en las piedras
ojivas para email;
ajustando estos dioses que soy
y me vomitan .

¿Y quién calzará mis pies de golondrinas?
¿Y quién sembrará mi grano de mostaza?
¿Por la turbación del puente, se devuelve el agua
a los cántaros ilesos?

Googleo en las voces del follaje
y en las verdades de los álamos umbríos,
el verbo en el reverso de la historia,
entre la savia de las fuentes primigenias
y esta orilla, me rescribe.

Y en el mármol agrietado
por los ángeles del pecho,
este hombre solo
con la laptop, casi siente,
casi sueña,
casi gana su penúltima partida.




Qué delicia recorrer tus versos, Gerardo y con qué maestría nos llevas por ellos entre nostalgias, tecnologías y un léxico maravilloso.


Hay una palabra que me encanta - Turbión -
Y hay un verso que me ha enamorado - ¿Y quién calzará mis pies de golondrinas?

Un verdadero placer, felicidades y un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 17 Nov 2012 18:44
por Gerardo Mont
LUIS MARIÑO escribió:Un poema verdaderamente magnífico. Mis aplausos y sincera admiración Gerardo. Saludos cordiales poeta.



Estimado poeta es un honor contar con tu apoyo en letras. Me alegra que te gustaran estos versos. Intento dibujar a un hombre actual, a su existencia rodando entre los azares, la tecnología, su fría fe y una soledad que corre como una onda expansiva. Abrazos de amigo.

Re: La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 18 Nov 2012 18:11
por Gerardo Mont
Elizabeth Barrio Paredes escribió:
Gerardo Mont escribió:La penúltima partida (LXI)

Oteando
los yoes que me endosan los cincuenta,
navegando las lluvias
del paraguas, las estelas de Machado,
encalla esta rancia humanidad
en boga…Cosas del poeta.

Y un bombín a lo Magritte robo a Sabina
y discurro en sobriedades con tarjeta:
del negocio de mi vida
con fondos del estado;
de la arcilla de una culpa
pagada por mis deudos;
de los miedos recontando en códigos actuales,
resumiendo las distancias
en ópticas de fibra…Es lo mismo aquí que allá,
sin especias de Las Indias.

Y por si acaso caen otras manzanas
y alguna Eva se deshoja en la webcam,
entre los hombres rezagados en mis cómics,
deidades del flash drive invoco del bolsillo.
¡Qué es suficiente computar peces y panes!

Arreboles de neón en el turbión de la avenida,
van pactando mis mareas en los cuerpos aledaños,
a las puertas y a ventanas ataviadas de sus fobias,
a la afonía de las teclas,
a esos vértigos de esquinas.

Y hago el amor en cielos escarchados de botellas
con mensajes que quizás nadie recoja;
y hago del vocablo, ritos
entre dientes, repujando en las piedras
ojivas para email;
ajustando estos dioses que soy
y me vomitan .

¿Y quién calzará mis pies de golondrinas?
¿Y quién sembrará mi grano de mostaza?
¿Por la turbación del puente, se devuelve el agua
a los cántaros ilesos?

Googleo en las voces del follaje
y en las verdades de los álamos umbríos,
el verbo en el reverso de la historia,
entre la savia de las fuentes primigenias
y esta orilla, me rescribe.

Y en el mármol agrietado
por los ángeles del pecho,
este hombre solo
con la laptop, casi siente,
casi sueña,
casi gana su penúltima partida.



Uff, magistrales versos, preciso es degustarlos muchas, muchísimas veces.
Aplausos y un abrazo, poeta


Te agradezco mucho estimada poeta, por la motivación de tu paso y tus palabras, que mucho aprecio. Abrazos que te lleguen sinceros.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 18 Nov 2012 19:47
por Rafel Calle
Muy hermoso poema, amigo Gerardo, y un fresco costumbrista que se adentra en las vicisitudes del humano perdido en la multitud de siglos que cuentan hasta el XXI.
Hay un otoño apesadumbrado que baraja los naipes de su gran partida. La mano que le ha tocado en suerte, no está mal ni bien sino todo lo contrario. Unas veces abandonaría, en otras, regresa con ímpetus renovados. Y la mesa tan grande. Y el verdor del tapete, que se está demorando. Y la soledad que hace de las suyas aprovechando los designios tecno-ilógicos. Y qué duro es jugar sabiendo que, hagas lo que hagas, vas a perder la partida. Así pues, cuanto queda es jugar lo mejor que sepamos...

En fin, después de los comentarios que te dedican los compañeros, qué más decir, sino felicitarte por este bellísimo trabajo; desde luego, es un poema para dar lustre a tu obra, al libro que estamos escribiendo, al foro que estamos vertebrando.

Ha sido un placer leerte, estimado colega.
Un cordial abrazo.

Re: La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 19 Nov 2012 19:07
por Roberto López
Te descubres en este hermoso poema, Gerardo. En cierto modo, te deshojas. Me ha gustado mucho. Saludos, amigo.

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 20 Nov 2012 0:34
por Josefa A. Sánchez
Dibujas al hombre en su soledad más íntima y completa, la que solo se comparte a través de un mundo ficticio y distante en una pantalla. Un poema de gran altura.
Un abrazo.
Pepa

re: La penúltima partida (LXI)

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 20 Nov 2012 9:54
por Julio Gonzalez Alonso
Te han comentado con precisión y acierto y en los comentarios y a su través se dibuja la bondad de tu poema en cada verso, Gerardo. Aplausos y enhorabuena porque consigues convencer con tu trabajo. Con un abrazo.
Salud.

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 21 Nov 2012 2:49
por Gerardo Mont
Hallie Hernández Alfaro escribió:Al leer esta obra magna siento un soplo de historia vestida de gala que toma nota de cada letra para mimarlas en su archivo de futuro. Casi diría que es el mejor poema que he leido en varias vidas, Gerardo.

Cada estrofa es un microclimax que rula belleza y aciertos. Vas siendo y contando la agonía de los voces, la entelequia del todo suspendido mutando en un yo grave y cósmico -no por ello- menos terrestre y lúcido.

Cuelgo en el título una estrella azul. La penúltima partida, mención de arte poética summa cum laude.

Ovación cerrada y absoluta,

Hallie





Hallie, estimada poeta, es un gran gusto contar con tu apoyo y tus inteligentes lecturas, que mucho te agradezco y que más me motivan. Eso si, no creo que mis escritos sean grandes o al menos buenas obras, con mucho regulares, pero quizá dicentes...o al menos eso es lo que intento: dibujar al hombre que yo veo en mì y en otros, en la red y en los caminos, desde una intención real y sincera de señalar en una primera fase los males, de dibujarlos y buscar luego, en una segunda fase, por instrospección en letras mi cura o si no, paliar un poco los dolores de este hombre en un siglo adicto a pisar sobre los cristales que han quebrado sus propios críos. Y a la vez como víctima y victimario, confrontar mis errores y aciertos y quizás algún escrito de tantos, sirva a otro que se identifique en alguna medida con el escrito...Creo que el hombre desde sus diferentes flancos se debe, a sí mismo y a sus semejantes, la verdad que va encontrando. Mis abrazos muy sinceros y agradecidos, que tú si que eres poeta.

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 21 Nov 2012 23:12
por Gerardo Mont
Guillermo Cuesta escribió:una envidiable evocación de ese sentido que das a la moderna ecuación
de estar ante la técnica nueva. Esa técnica que mueve
las tintas de los versos sin dejar que la memoria desfallezca.

un placer leerte, amigo

guillermo



Muchas gracias Guillermo por tu amable paso y por tu lectura y apoyo. Abrazos que te lleguen sincero.