El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.

Moderadores: J. J. Martínez Ferreiro, Rafel Calle

Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

Como elegía que rompe el lagrimar en sollozos,
siento que la poca fuerza que el hambre me permite
viaja en la mochila
donde quiera que aquellos vientos del pueblo me llevan.

Ya no me queda ni el sudor que yace en el campo
de una frente enfrentada con el rayo que no cesa,
con la tortura que nace en una muerte nupcial,
después de besarse mujer la impronta de tu alegato
e ignorar que menos tu vientre, todo ya es nada.

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

Y después del amor, caminando entre disputas de locura,
llamo a la juventud, para sentirme como aquellos
que atropellaron las tierras en pos del poder en la miseria,
que se alimentaron con la acidez de unas nanas de la cebolla,
que sufrieron arrastrando el yugo humedecido con la roja sangre
que el niño yuntero dejó marcada en la yunta,
y aquella sequedad que las manos de los aceituneros
llevaban marcadas en las aristas de un alma para la libertad.

Ahora, me río de las desiertas abarcas que por el cinco de enero,
dejaron un alma a la deriva,
envuelta en lágrimas,
como si de una canción última se tratara,
ignorante de las mil y una batallas
que el pedregal de su camino le pondría,
sin saber, sin entender, que las guerras, tristes guerras,
le arruinarían el corazón, el alma y la vida.

Todo está lleno de ti,
todo lo que me rodea se me asemeja a ti,
todo lo que me nace, crece como tallo en primavera;
sigue luchando, sigue rodando Miguel,
rueda que irás muy lejos, necesito que lo hagas,
que no escondas tu calavera en el filo del desierto,
en las tinieblas denostadas por la incomprensión de los débiles,
por el grito asustadizo del vientre de tu lápida,
no dejes que padezca el silencio en la opresión de la mudez,
llámame a gritos, a golpes de dolor, que aún me sobra el corazón,
y aunque no logro saber el motivo,
no sé por qué, no sé por qué ni cómo,
también yo, con tu recuerdo,
me perdono la vida cada día.

BIBLIOGRAFÍA

Elegía
(El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)
Última edición por Alejandro Costa el Sab, 03 Abr 2021 12:19, editado 1 vez en total.
Avatar de Usuario
Rafel Calle
Mensajes: 22220
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Rafel Calle »

Tan bello como interesante homenaje al maestro.
Felicidades, amigo Alejandro, tu devoción hernandiana es incuestionable.
Abrazos.
Avatar de Usuario
J. J. Martínez Ferreiro
Mensajes: 11990
Registrado: Lun, 19 Nov 2007 13:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por J. J. Martínez Ferreiro »

Alejandro Costa escribió: .....................................

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

...................................

Elegía [/b](El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)[/align]
Entrañable homenaje al irrepetible y poeta mayor "Miguel Hernández" a través de versos inspirados desde los títulos de algunos de sus poemas.
Todo un placer de lectura, amigo Alejandro, sin duda alguna uno de tus mejores poemas.

Abrazos y salud.
"Yo es otro" (Arthur Rimbaud)
enrique sanmol
Mensajes: 799
Registrado: Sab, 09 Feb 2008 12:21

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por enrique sanmol »

Excelente construcción lírica en homenaje a ese gran poeta, no siempre valorado como se merece.

Un placer la lectura. Un cordial saludo.
Ana García
Mensajes: 1634
Registrado: Lun, 08 Abr 2019 22:58

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Ana García »

Me ha gustado este poema construido a partir del título de algunas obras de Miguel.
Te ha quedado redondo.
Un abrazo.
Avatar de Usuario
Ulises C.J.
Mensajes: 368
Registrado: Jue, 06 Ago 2020 18:07
Ubicación: Valencia (España)

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Ulises C.J. »

Precioso homenaje para quien tanto nos ha hecho latir.
Gracias por traerlo amigo.
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

Rafel Calle escribió:Tan bello como interesante homenaje al maestro.
Felicidades, amigo Alejandro, tu devoción hernandiana es incuestionable.
Abrazos.
Sin duda, Rafel, sin duda.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

J. J. Martínez Ferreiro escribió:
Alejandro Costa escribió: .....................................

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

...................................

Elegía [/b](El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)[/align]
Entrañable homenaje al irrepetible y poeta mayor "Miguel Hernández" a través de versos inspirados desde los títulos de algunos de sus poemas.
Todo un placer de lectura, amigo Alejandro, sin duda alguna uno de tus mejores poemas.

Abrazos y salud.
Gracias compañero.

Escribir sobre Miguel me llena, me envuelve en un mundo de emociones.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

enrique sanmol escribió:Excelente construcción lírica en homenaje a ese gran poeta, no siempre valorado como se merece.

Un placer la lectura. Un cordial saludo.
Estamos hablando de un poeta que escribio maravillas en plena juventud.

Un genio en toda regla.

Gracias, Enrique.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

Ana García escribió:Me ha gustado este poema construido a partir del título de algunas obras de Miguel.
Te ha quedado redondo.
Un abrazo.
Anita, Anita, aire fresco para mi lar.

Gracias por acercarte a él.

Un beso, corazón.
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

Ulises C.J. escribió:Precioso homenaje para quien tanto nos ha hecho latir.
Gracias por traerlo amigo.
Mucho. Cada vez que lees un poema, que lo escuchas, siempre te llena de emoción.

Gracias a ti.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
xaime oroza carballo
Mensajes: 2411
Registrado: Mar, 16 Oct 2012 11:56

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por xaime oroza carballo »

Alejandro Costa escribió:Como elegía que rompe el lagrimar en sollozos,
siento que la poca fuerza que el hambre me permite
viaja en la mochila
donde quiera que aquellos vientos del pueblo me llevan.

Ya no me queda ni el sudor que yace en el campo
de una frente enfrentada con el rayo que no cesa,
con la tortura que nace en una muerte nupcial,
después de besarse mujer la impronta de tu alegato
e ignorar que menos tu vientre, todo ya es nada.

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

Y después del amor, caminando entre disputas de locura,
llamo a la juventud, para sentirme como aquellos
que atropellaron las tierras en pos del poder en la miseria,
que se alimentaron con la acidez de unas nanas de la cebolla,
que sufrieron arrastrando el yugo humedecido con la roja sangre
que el niño yuntero dejó marcada en la yunta,
y aquella sequedad que las manos de los aceituneros
llevaban marcadas en las aristas de un alma para la libertad.

Ahora, me río de las desiertas abarcas que por el cinco de enero,
dejaron un alma a la deriva,
envuelta en lágrimas,
como si de una canción última se tratara,
ignorante de las mil y una batallas
que el pedregal de su camino le pondría,
sin saber, sin entender, que las guerras, tristes guerras,
le arruinarían el corazón, el alma y la vida.

Todo está lleno de ti,
todo lo que me rodea se me asemeja a ti,
todo lo que me nace, crece como tallo en primavera;
sigue luchando, sigue rodando Miguel,
rueda que irás muy lejos, necesito que lo hagas,
que no escondas tu calavera en el filo del desierto,
en las tinieblas denostadas por la incomprensión de los débiles,
por el grito asustadizo del vientre de tu lápida,
no dejes que padezca el silencio en la opresión de la mudez,
llámame a gritos, a golpes de dolor, que aún me sobra el corazón,
y aunque no logro saber el motivo,
no sé por qué, no sé por qué ni cómo,
también yo, con tu recuerdo,
me perdono la vida cada día.

BIBLIOGRAFÍA

Elegía
(El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)
Estremecedor tu sentimiento.
Un abrazo
xaime oroza
Avatar de Usuario
E. R. Aristy
Mensajes: 13117
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos
Contactar:

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por E. R. Aristy »

Alejandro Costa escribió:Como elegía que rompe el lagrimar en sollozos,
siento que la poca fuerza que el hambre me permite
viaja en la mochila
donde quiera que aquellos vientos del pueblo me llevan.

Ya no me queda ni el sudor que yace en el campo
de una frente enfrentada con el rayo que no cesa,
con la tortura que nace en una muerte nupcial,
después de besarse mujer la impronta de tu alegato
e ignorar que menos tu vientre, todo ya es nada.

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

Y después del amor, caminando entre disputas de locura,
llamo a la juventud, para sentirme como aquellos
que atropellaron las tierras en pos del poder en la miseria,
que se alimentaron con la acidez de unas nanas de la cebolla,
que sufrieron arrastrando el yugo humedecido con la roja sangre
que el niño yuntero dejó marcada en la yunta,
y aquella sequedad que las manos de los aceituneros
llevaban marcadas en las aristas de un alma para la libertad.

Ahora, me río de las desiertas abarcas que por el cinco de enero,
dejaron un alma a la deriva,
envuelta en lágrimas,
como si de una canción última se tratara,
ignorante de las mil y una batallas
que el pedregal de su camino le pondría,
sin saber, sin entender, que las guerras, tristes guerras,
le arruinarían el corazón, el alma y la vida.

Todo está lleno de ti,
todo lo que me rodea se me asemeja a ti,
todo lo que me nace, crece como tallo en primavera;
sigue luchando, sigue rodando Miguel,
rueda que irás muy lejos, necesito que lo hagas,
que no escondas tu calavera en el filo del desierto,
en las tinieblas denostadas por la incomprensión de los débiles,
por el grito asustadizo del vientre de tu lápida,
no dejes que padezca el silencio en la opresión de la mudez,
llámame a gritos, a golpes de dolor, que aún me sobra el corazón,
y aunque no logro saber el motivo,
no sé por qué, no sé por qué ni cómo,
también yo, con tu recuerdo,
me perdono la vida cada día.

BIBLIOGRAFÍA

Elegía
(El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)


Que magnifico y sentido homenaje al extraordinario y entraÑable Miguel Hernández. Logras un poema igual de bello y entraÑable, Alejandro Costa. Un abrazo grande. ERA
Avatar de Usuario
Armilo Brotón
Mensajes: 5521
Registrado: Mar, 27 Ene 2009 17:38
Ubicación: Costa Rica

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Armilo Brotón »

Querido amigo Alejandro, bello poema. Mis felicitaciones. Es encomiable tu amor a la poesía de Miguel Hernández.
Un abrazote y salud
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2548
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: El vientre de tu lápida (A Miguel Hernández)

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

xaime oroza carballo escribió:
Alejandro Costa escribió:Como elegía que rompe el lagrimar en sollozos,
siento que la poca fuerza que el hambre me permite
viaja en la mochila
donde quiera que aquellos vientos del pueblo me llevan.

Ya no me queda ni el sudor que yace en el campo
de una frente enfrentada con el rayo que no cesa,
con la tortura que nace en una muerte nupcial,
después de besarse mujer la impronta de tu alegato
e ignorar que menos tu vientre, todo ya es nada.

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

Y después del amor, caminando entre disputas de locura,
llamo a la juventud, para sentirme como aquellos
que atropellaron las tierras en pos del poder en la miseria,
que se alimentaron con la acidez de unas nanas de la cebolla,
que sufrieron arrastrando el yugo humedecido con la roja sangre
que el niño yuntero dejó marcada en la yunta,
y aquella sequedad que las manos de los aceituneros
llevaban marcadas en las aristas de un alma para la libertad.

Ahora, me río de las desiertas abarcas que por el cinco de enero,
dejaron un alma a la deriva,
envuelta en lágrimas,
como si de una canción última se tratara,
ignorante de las mil y una batallas
que el pedregal de su camino le pondría,
sin saber, sin entender, que las guerras, tristes guerras,
le arruinarían el corazón, el alma y la vida.

Todo está lleno de ti,
todo lo que me rodea se me asemeja a ti,
todo lo que me nace, crece como tallo en primavera;
sigue luchando, sigue rodando Miguel,
rueda que irás muy lejos, necesito que lo hagas,
que no escondas tu calavera en el filo del desierto,
en las tinieblas denostadas por la incomprensión de los débiles,
por el grito asustadizo del vientre de tu lápida,
no dejes que padezca el silencio en la opresión de la mudez,
llámame a gritos, a golpes de dolor, que aún me sobra el corazón,
y aunque no logro saber el motivo,
no sé por qué, no sé por qué ni cómo,
también yo, con tu recuerdo,
me perdono la vida cada día.

BIBLIOGRAFÍA

Elegía
(El rayo que no cesa) (1936)
Hambre (El hombre acecha) (1939)
Vientos del pueblo me llevan (Viento del pueblo) (1937)
El sudor (Viento del pueblo) (1937)
El rayo que no cesa (1936)
Muerte nupcial (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Besarse mujer (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Menos tu vientre (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El amor ascendía entre nosotros (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño de la noche (Poema inédito publicado por revista Proel en el año 1946)
Azahar (Perito en lunas) (1933)
Sentado entre los muertos (Viento del Pueblo) (1937)
El corazón es agua (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Serpiente (Perito en lunas) (1933)
Alabanza al árbol (¿Poemas varios?) (¿1935-36?)
Después del amor (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Llamo a la juventud (Viento del pueblo) (1937)
Nanas de la cebolla (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
El niño yuntero (Viento del pueblo) (1937)
Aceituneros (Viento del pueblo) (1937)
Para la libertad (El hombre acecha) (1939)
Las desiertas abarcas (Por el cinco de Enero) (Poema publicado en revista Ayuda el 2 de Enero de 1937)
Canción última (El hombre acecha) (1939)
Tristes guerras (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Todo está lleno de ti (Cancionero y romancero de ausencias) (1938)
Rueda que irás muy lejos (Dedicado a su segundo hijo Manuel Miguel) (1941)
Me sobra el corazón
No sé por qué, no sé por qué ni cómo,
me perdono la vida cada día.
(Otros Poemas) (1935-36)
Estremecedor tu sentimiento.
Un abrazo
Gracias compañero.

Este hombre, este poeta, forma parte principal en mi locura.

Un abrazo.
Responder

Volver a “Foro de Poemas”