La Chanson

Aquí tendrán cabida discusiones y todo tipo de estudios sobre temas relacionados con el ámbito literario: técnica, oficio, valores poéticos, etc.
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]1

Jacques Brel - Amsterdam.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/H6_I2gUXycE[/BBvideo][/align]

[align=justify]Brel nunca grabó Amsterdam en estudio, la preparó expresamente para una nueva cita de las muchas que tuvo con el Olympia, creo que en 1964, cuando ni Johnny Hallyday en su esplendor ni Marlene Dietrich en el capítulo final de su leyenda podían discutirle la monarquía absoluta del auditorio parisino a este republicano descreído, fiel a las convicciones que se habían forjado en sus propias experiencias desde la soledad del anonimato hasta alcanzar una cumbre en la que nunca se detuvo para plantar las hermosas banderas. Es posible que Brel fuera más crítico y amargo cuanto más éxito tenía, más desesperado cuanto más se movía en la tranquilidad de una vida resuelta, más despreciativo y desconsiderado con el hombre común cuanto más lo amaba, cuanto más le hubiera gustado ayudarle a que se rebelara contra su destino en la mediocridad de las supuestas buenas costumbre. Quien busca la verdad puede vivir la angustia de no encontrarla, pero si lo hace es muy probable que viva una eterna agonía.

La canción prostibularia más popular de la historia tendría una réplica discreta del genial David Bowie. Le sentó francamente mal a Brel esta intromisión de Ziggy Stardust en sus dominios y cuando le preguntaron que le parecía, contestó con un desprecio evidente y una considerable incorrección política que no quería saber nada de aquel pédé.
No debemos tenerle en cuenta sus salidas de tono, la víctima propiciatoria de sus ataques era frecuentemente él mismo, una de sus características más acusadas era que su palabra iba tres segundos por delante de sus pensamientos y decía lo primero que se le ocurría apelando al corazón. También era reseñable que se riera del acento que le había entregado su ciudad cuando ya no tenía remedio y, en el fondo, no quería que lo tuviera, o que se refiriera a sí mismo con el nombre grandilocuente de Grand Jacques para desgranar las miserias de su propio comportamiento y su actitud hacia la guerra que había pasado y que le hacía no dimensionar adecuadamente las que estaban ocurriendo sustentadas por un nefasto pasado colonial o el resquemor por los amores muertos y los que vendrían.

Amsterdam es un momento para la eternidad sincera y apasionada de un bruselense corroído por el fulgor de su propia inteligencia. Su épica y sana capacidad competitiva forjada en la visión compulsiva de los héroes de Ford en su niñez hizo que aceptara sustituir a una Marlene Dietrich que no quiso acudir, argumentando problemas de salud, a su cita con el Olympia el día siguiente de que el auditorio parisino fuera arrasado, en cualquiera de los sentidos, las sillas rotas dieron fe de ello, por el entusiasmo juvenil de los seguidores de Johnny Hallyday.[/align]

[align=center]2

Barbara - La marcha nupcial de Brassens

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/kypvNM-4rTc[/BBvideo][/align]

[align=justify]Bárbara tenía un aspecto algo siniestro, aunque podría haber sido una mujer atractiva, prefirió dejarlo ahí, escapar por la puerta de atrás, ir vestida como una rata de tugurio. Una chica existencialista cuando no lo era rigurosamente, aunque una de sus mejores composiciones, La soledad, podría ser interpretada como un himno de este movimiento. Es posible que la causa principal de su desapego a los baños de multitudes fuera una confesión que hizo tardíamente en sus memorias; había sufrido abusos sexuales por parte de su padre.

Su voz prodigiosa que conservaba un tono melodioso y conmovedor en los registros más altos llenó canciones de su autoría, pero quizás donde pudo recurrir con más acierto a su ayuda fue en las canciones de Brel y Brassens.

Quienes conocen superficialmente a Brassens, suelen recurrir al tópico de su monotonía, lastrado por la falta de orquestación, la mayoría de las veces solo se acompañaba de guitarra y contrabajo, pero no hay nada más lejos de la realidad, fue un mago en recoger aires de todos los vientos. Su marcha nupcial, muy querida por él, ya que narra la boda de sus padres, el bueno de Georges, para dejar bien claro su posición hacia el matrimonio, le dio una cadencia de marcha fúnebre. La versión de Barbara es tan maravillosa que yo la escucho alternándola con la de su autor.

Publicado por Francisco Enrique León en 4:59[/align]

[align=center]3[/align]

[align=center]Georges Brassens - La tormenta

Haga Dios que mi queja guarde alas
y le hable de la lluvia, la lleve a las tormentas
que nos sorprendió abrazados,
y le cuente que una saeta criminal
ha dejado en la diana de mi pecho
una pequeña flor que se le parece.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/48NDxgIb2BQ[/BBvideo][/align]

[align=justify]La versión española de esta canción, Javier Krahe y Alberto Pérez están detrás de ella, es loable pero se desmarca de la ternura de maduro tonto y enamoradizo de Brassens y prefiere incidir en su aspecto más pícaro y golfo. No aprendí francés con Georges, lo mío con los idiomas es algo digno de estudio, pero aprendí mucho de Brassens; su eclecticismo musical, su tendencia a la alegría, su amor por las estrofas clásicas, su aire libertario; los amigos lo primero, su bohemia mitificada plagada de anécdotas que, quizás, nunca sucedieron, la intertextualidad llevada a unos límites fuera de orden para un ciudadano de a pie, su pasión por el jazz y por los gatos, su encumbramiento de François Villon como el Poeta y las mujeres...

Alentado por la lengua veloz e irreflexiva de quien alguna vez pretendió ser poeta y, en realidad, escribía cuentos, inventé que esta canción la conocí muchos años después de haberlo hecho realmente, que me llegó a través de un amor que no existía y que me atormentaba escucharla en un recuerdo sin nombre. No estaba en el primer disco de vinilo que tuve de Brassens, pero sabía de qué trataba y hablé varias veces de ella con un admirador del poeta francés en las noches interminables del Moonlight.

Una de las cosas que llevo con más orgullo, no sé cuántas veces lo habré dicho, es haber llegado a la conclusión de que tengo en él al más ilustre de mis paisanos. Sète (Seta en occitano), el pueblo donde nació también Paul Valéry, y Ceuta eran rigurosamente homófonos, ambas tienen un número de habitantes similar, son marineras y están heridas de muerte por el Mediterráneo; Sète ama la poesía aunque esté enterrada en el Cementerio de los pobres, Ceuta detesta a los poetas que hablan demasiado y no fingen estar ciegos, nunca me he dado por aludido. Ya me he dado cuenta de que los franceses han decidido dejar el nombre de mi ciudad tal cual, y cambiar el de Sète, una lástima; son más osados que nosotros a la hora de modificar una Constitución.[/align]

[align=right]7 de diciembre de 2014[/align]

4

[align=center]Francis Cabrel - La tinta de tus ojos.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/zMEi93AJscA[/BBvideo]

Ahora andarás perdida entre mis sueños
y asomarás por donde asoma
el blanco sol de enero.

(Traducción de la versión española)[/align]

[align=justify]Francis Cabrel apenas coincidió con los monstruos sagrados de "La Chanson" y se parecía muy poco a ellos, su Provenza le proporcionó una inspiración a la que siempre ha sido fiel. En vez de pretender ser un chansonnier al uso y adaptarse a la bohemia urbana se enfundó la aureola de trovador de siempre y durante los primeros momentos de su carrera disfrutó de un éxito inesperado con deliciosas baladas de amor que aún suenan en nuestro oído.

Ahora que lo nuestro terminó, qué loca tú, qué loco yo, qué tristes al final. Soñamos con Venecia y la libertad´, con la escapada de Alfred de Musset y George Sand en la mente. ¿Puede haber un delirio de amor más romántico?

Sencillo y discreto, no se ha distinguido por una copiosa producción pero ha mantenido el corazón de sus fieles a los que les entregó el talante definido de un hombre comprometido con los grandes problemas de nuestro tiempo, desde su rincón supo desgranar y ofrecer su opinión sobre asuntos que nos inquietan a todos con valentía y con sinceridad.[/align]

[align=center]5

Hélène Segarre - Ella, tú la amas. Francis Cabrel - Ella escucha las flores crecer.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/C7asfuBtADo[/BBvideo]

Alba hermosa
dime de dónde vienes
ya sé que amas a otra
y a mí ya no me quieres.

(Anónimo)[/align]


[align=justify]Quedan lejos los días en que aprendía francés, era la amistad sincera con Fernando y Yamal, la empatía de otros compañeros que vislumbraban que por el camino que llevaba yo nunca aprendería francés si no me plegaba al programa. Tuve la suerte de tener una buena profesora a pesar de ser un buen mal alumno que solo quería saber lo que decían Brel y Brassens mientras mostraba una enorme dificultad en decir simplemente lo que había comido.

Lo que más me gustaba era cuando nos ponía canciones, hay algunas que las recordaré siempre, así de repente destacaría dos; la delicada evocación del amor romántico y libre de "Elle écoute pousser les fleurs" de Francis Cabrel y ésta de Hélène Ségara en la que sigue la tradición turbadora de la doncella abandonada cuya alma sangra mientras canta su desventura. Desconozco si ella preparó esta versión o se la prepararon, moderniza y mantiene la fuerza el fado “Canción del mar”, cantado por la temperamental y apasionada Amália Rodrigues, del que solo toma la música.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/uKTxlPkAHmA[/BBvideo][/align]


Ella escucha crecer las flores, desaconsejo la desafortunada versión en castellano pues ni de lejos transmite la ternura y el ensueño de la original. Por suerte Francis Cabrel tiene en “La quiero a morir” y “La tinta de tus lágrimas” y alguna otra unas versiones que compiten en excelencia con las originales en francés.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]6

Aznavour en mí - Quién

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/4lzmIFPGn6s[/BBvideo][/align]

[align=justify]Desde que tenía seis o siete años sabía perfectamente quién era Charles Aznavour. Lo curioso fue que no me llamara la atención, gustándome la música como me gustaba y que, probablemente, la canción de él que más sonaba era la ensoñadora y triste “Venecia sin ti”. Habrían de pasar muchos años para que reconociera su maestría, su clase, su manera de encandilar al público con unos gestos discretos, poéticos y un tanto amanerados y una entrega que nos llevaría a otros tiempos cuando los cantantes vivían en buhardillas y escribían sus poemas sobre la espalda de una amiga de la que nunca llegaban a saber el nombre.

¿Cómo llegué a valorar a este hombre entrañable que nos habla tantas veces de un tiempo de bohemia y de lilas que, quizás, nunca existió pero que siempre recordamos?

Fueron tres episodios aislados los que me hicieron recuperar su pista, el primero está relacionado con la primera visita que hizo a Ceuta mi mejor amigo de entonces, vino acompañado por un chico que se llamaba Antonio, creo recordar y eso me decían las mujeres que habían a mi alrededor, que era muy guapo. Yo me quedé con que sentía miedo y estaba triste, que le ahogaba un tormento porque su hermano mayor con el que convivía y del que dependía económicamente hacía unos días que había descubierto su homosexualidad, de hecho el que estuviera en mi ciudad y el que yo le conociera estaba relacionado con la necesidad de escapar durante unos de un ambiente familiar sórdido y grotesco. De las primeras cosas que le pregunté, solía ser así, antes incluso que el equipo de fútbol, fue su cantante o grupo favorito, me dijo que Azanavour, yo no pude ocultar mi sorpresa ¿Aznavour? Estoy hablando de 1982, para la mayoría de los jóvenes no existía otra música que la cantada en inglés, pero a pesar de mis reparos lo tuve en cuenta e hice un tímido acercamiento al cantante francés que no acababa de convencerme. El segundo fue más determinante, creo que no hubiera necesitado del tercero para haber anotado su música entre mis preferencias.

Fue unos meses más tarde, yo arreglaba una casa que había alquilado porque, algo muy habitual entonces en la ciudad donde vivo, me la habían cedido en unas condiciones lamentables, ese día fue el único que estuve solo mientras duró la reparación y escuchaba la radio en la FM de Algeciras, como siempre, y empezó a sonar "Quién" en la resplandeciente melancolía de su versión española. Aquel día empezó una relación que no acabará nunca, verlo en concierto fue ver cumplido un sueño que pensaba imposible.[/align]

[align=center]7

Aznavour - Fue necesario

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/wvPxoQaq-Cc[/BBvideo][/align]

[align=justify]Este pobre tonto no comprendió que había escrito "Odio los domingos" o "No me gustan..." para Édith Piaf. Ella simplemente le dijo que era una canción de un pesimismo visceral y poco comercial, que se la debía "colocar" a una de esas existencialistas vestidas de negro a las que les cuesta regalar una sonrisa. Ahí va Charles que se la entrega a Juliette Gréco que era quien más se aproximaba a lo que la gran Piaf le había dicho, ¿No te diste cuenta de que quise decirte que estaba escrita para mí? Le acabó recriminando, cuando comprobó el éxito obtenido por la canción, añadiendo la segunda y tercera palabra de este párrafo.

El pobre Charles no tenía suerte, ya le habían intimidado con las bondades de su voz inmersa en un eterno resfriado, seguiría componiendo para los otros y se volcaría en el cine, pero he aquí que después de unos prometedores papeles de protagonista, de perdedor, por supuesto, empezaron a llamarlo para pequeños papeles que no quería hacer nadie. Era muy extendido entre los directores pasar de boca en boca su nombre cuando se veían en problemas para completar el plantel de secundarios. Algo así le debieron decir al del Tambor de hojalata, ¿un comerciante judío que le vende las medias a la madre del horroroso niño y se enamora de ella? Pues llama a Aznavour. La película, confusa, farragosa e incómoda, no pasará a la historia, pero somos muchos los que nos quedamos con la ternura exquisita y la tristeza trémula de Charles. ¿Lo de la música? Pues resulta que el mundo se puso a tono con él; se resfrió y no notó nada extraño en su voz.

[align=center]10

Gilbert Bécaud - Y ahora...

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/5WGeRtLgr-8[/BBvideo][/align]

Hay quien afirma que Orly de Brel es una réplica acerba y paródica a la vitalista y despreocupada “Un domingo en Orly” de Gilbert Bécaud, de hecho hay un verso que hace referencia a ello y nombra a su colega desde la amargura que transita por su pecho que no desde el sarcasmo. Porque creo que Brel buscaba algo sustancialmente más profundo en el momento que empezaba a bajar los brazos y a componer canciones con una morosidad en absoluto acorde con su carácter impulsivo, se acabaron los tiempos en que se reía de su propio final aunque reconociera el miedo cuando presentía el instante único, en que decía que la vida solo tiene dos fechas, en que dormir es morir un poco si no se sueña.


Debemos dar gracias a que haya existido un hombre como Aznavour, sencillo e inmenso, con un corazón tan grande que apenas nos deja espacio para comprenderlo. Como todos los grandes guarda joyas que parece haber olvidado, entre ellas destaca "Il fallait bien", hace años que empecé a soñar que era la canción entre sus canciones; Fue necesario/aferrarme a ti/ cuando ya nada/ retenía mi paso. No, no he despertado.[/align]

[align=right](7 de diciembre de 2014)[/align]

8

Georges Moustaki - El meteco - Los amores terminan un día.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/AYww9sGKwkw[/BBvideo][/align]

[align=justify]Sentí mucha tristeza cuando murió Georges Moustaki, este hombre que era griego, italiano, pastor, judío, egipcio, francés y, por supuesto, español y, por lo tanto, poeta.

Me lo dijiste Laura por teléfono, me despedí de ti lo más rápido que pude porque quería soltar las lagrimitas que se habían condensado en mis ojos y no quería que las escucharas caer. Pensé en la noche que en honor de su amigo Paco cantó en algún lugar de nuestra España En Méditerranée, con su sonrisa llena de luz, con su piel curtida y morena como la de los viejos marineros, con sus cabellos desordenados. Estábamos delante del televisor pero nos sentíamos donde sus versos en los que intentaba unir a todos los habitantes de la cuenca mediterránea. No, no digas que fue un sueño.

Georges ha muerto, ese viejo libertino, que nunca creaba historias de su fracaso eterno con el amor, no hablaba de una dama de la que, quizás, no sabía ni como se llamaba, pero sí como tenía la cintura y las piernas, que era amable siempre aunque no renunciara nunca a lo que decía cuando creía haber hallado la definición adecuada de sus sentimientos.

Ya sé Laura que sabías que yo lo amaba, como se quiere a un hermano mayor que recorre el mundo y algún día, derrochando el dinero, vuelve a la casa que lo vio nacer para estar en ella un ratito que desea que sea agradable para todos los suyos, a quienes lleva allá adonde vaya con la rosa de los vientos.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/dQrJDBxHv1E[/BBvideo][/align]

Ya sé Laura que los amores acaban un día, pero nosotros somos distintos, me amarás hasta que me mates en tu empeño por que no me sienta libre o hasta el día que provoques que vuelva a aparecer el Mr Hyde que llevo dentro y acabe con los dos. Hubiera sido tan bonito haber tenido el talento liberal de este Georges que se ha ido y estará cantando con la tranquilidad de un bendito, Dios sabe dónde.

Tú sabes que el todo Ceuta de católicos caducos y un poco pervertidos me ha considerado siempre un meteco. Si pudieran me dirían que no tengo derecho a voto, aunque pague impuestos. El sentimiento de culpa que empiezan a tener conmigo me asusta, simplemente lo he pasado mal y no quisieron que enseñara a los jóvenes que empiezan, función para la que me estuve preparando como un atleta durante siete largos años. Tengo claro que ahora deseo ser un meteco para siempre.[/align]
[align=right](Conversaciones con Laura - 24 de mayo de 2014))[/align]

9

Brel - El amor que vendrá.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/dNxLong6uLo[/BBvideo][/align]


[align=justify]¿Para qué quiero el dinero si el caviar ruso tiene un punto subido de sal, el iraní lleva velo y al Moët & Chandon no puedo contarle mis burbujas? ¿Para qué irme a la cama con una rubia explosiva que ni me miraría si no fuera por la aureola de mi fama?. Así pensaba Brel cuando decidió pasar la larga noche de Francia encadenando cigarrillos, tomando copas en compañía del mejor amigo que tuviera; su representante, secretario, confesor... Jojo.

Aquel católico militante que se casó a edad temprana, no había embarazo de por medio, y que nunca rompería su matrimonio con Miche, escribió su canción más famosa para despedirse de su amante que estaba embarazada (1959). Es luminosa, pero no me gusta demasiado "Ne me quitte pas", Brel no parece Brel, más bien un sucedáneo bastante adulterado. No soporto el vídeo en el que la canta entre lágrimas, hace poco comprendí el por qué de tanta parafernalia; la escribe desde el punto de vista de su joven amante abandonada. Hasta el gran Jacques penó tocado por la tradición católica. Desde entonces la canción, además de buena, me parece convincente.

Pero prefiero esta sencilla canción en la que se pregunta por el amor que vendrá con una ternura contenida, sabiendo que debe estar preparado para su próxima derrota; perder el norte, ser vencido no puede ser otra cosa que enamorarse para un misógino sentimental. Le prochain amour no es la mejor canción de amor de Brel, La chanson des vieux amants es intocable, tiene una jarcha en el estribillo que justificaría años de búsqueda en algunos poetas conocidos. Ahora debemos reflexionar con cierta cordura sobre la pertinencia del haiku; no hay un dramatismo más intenso y herido que una jarcha, ni un requiebro más grácil y gracioso que una seguidilla.[/align]
Última edición por F. Enrique el Lun, 12 Abr 2021 14:01, editado 1 vez en total.
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]11

Richard Cocciante - Margherite

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/t_CtvSsd3lQ[/BBvideo][/align]

[align=justify]La chanson acogió entre sus brazos a un intérprete inmenso, pero en ese nuevo idilio perdieron Italia, España y, sobre todo, Richard Cocciante. Bueno en estudio, desgarrador en directo, donde no hay sitio donde esconderse, Richard saca toda la garra que puede tener la melancolía y la ternura. Cualquiera que diga que es la canción de amor más hermosa es posible que no esté equivocado.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]12

Brel - Hijos d...

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/TFbvSEh2Zm0[/BBvideo][/align]



[align=center]Un coin de vague,
une fleur qui tremble,
un oiseau mort
qui leur ressemble.[/align][/align]

[align=justify]Decir que una canción de Jacques Brel es emotiva, añadir que la interpreta en directo con la desesperación y la ternura de un profeta herido o un hombre enamorado[ii], o que recurre a la niñez como a un lugar que nunca deberíamos dejar atrás o un sueño del que no tendríamos que despertar para creer en la vida, es como no decir nada, probablemente estemos en un momento en el que descansamos de todos aquellos versos que nos mostraban su fragilidad, en el que no tenemos ningún interés en reconocer su valentía ni, por no saber de él, advertimos sus múltiples y llamativos errores, esos que brotaban por la mala costumbre de llevar el corazón muy por delante de la cabeza.

Fils d.. es una de esas canciones que se deslizan en la zona tibia de su repertorio, aquellos que vamos un poquito más allá de "J'arrive" hemos aprendido a quererla y a quedarnos prendados de la sensibilidad a flor de piel de algunos de sus versos[iii], y la convicción anímica de su autor mientras los desgranaba haciéndonos pensar, erróneamente, que nunca más hollaría esas cumbres.

Yo no sé lo que significa el título, tampoco creo que tenga mayor importancia, estudié algo de francés para poderme dar la licencia de no entender algunas canciones y actuar como si las hubiera entendido. Como, en cierta forma, dije en el párrafo anterior, la niñez, junto al amor, la muerte, la denuncia de las buenas y de las malas costumbres, y la variable identidad del hombre libre cuando ya solo puede perder unas alas quebradas, fue un tema recurrente para Brel, así de repente se me vienen a la cabeza otras dos monumentos que se levantan sobre su recuerdo; L'enfance y Mon enfance.

Terminaría diciendo que alguna vez me pareció entender que decía algo así; "Por mucho que hayas sido un niño tierno, si actúas como si lo hubieras olvidado has acabado convirtiéndote en un hijo de…[/align]

[align=right]21 de noviembre de 2014.[/align]

[align=justify]Creo que es un documento único para las almas sensibles, Brel en su elemento preferido, su interpretación es bastante sofisticada, histriónica y convincente, la ensayaba con la paciencia del orfebre, con la fe del iluminado, para convertirla en natural como si fuera la inspiración de un momento, cantando en directo sin red como lo hizo siempre, de tal forma amaba las alturas que prefería morir en ellas antes que vivir en el suelo. A la altura de la apasionada "Amsterdam" o la corrosiva y sarcástica "Les bonbons 67" donde refleja proféticamente y con cruda ironía la avenida de la juventud que engrosaría las protestas de Mayo del 68. Muchos de aquellos jóvenes dejaron de pedir incluso lo posible y necesario cuando llegaron a adultos mientras defendían los privilegios de los acomodados.[/align]

[align=right]6 de noviembre de 2017.[/align]

Un rincón de ola, / una flor que tiembla, / un pájaro muerto / que se le asemeja.
[ii] En la Chanson no abunda el optimismo cuando se trata de definir la alegre melancolía de estar enamorado.
[iii] Me hiciste pensar / que ni siquiera tu amor era eterno. / Ahora sufres y te preguntas / qué fue de aquella mirada, / en qué instante murió tu postrera sonrisa / qué viento se llevó las hojas del diario / donde decías que me amabas. (Brel en la Escuela de Comercio)

[align=center]13

Palabras a Fanny - Léo Férre - Avec le temps

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/1hTQe_M72CY[/BBvideo][/align]

[align=justify]No sabes cuánto me gustaría participar de tus prístinas pretensiones y esto no es una contradicción a tenor de lo que me dices; tengo un mar plateado para mirarme en las nubes y nunca ha logrado por más que lo intenta que acaricie su mensaje de reconciliación. Tengo claro que no soy un ejemplo a seguir, que los activistas urbanos no son contratados para que canten en ningún auditorio en estos días, tratándose de mi ciudad no hay discusión, ni siquiera en la calle se escuchan sus canciones; sus letanías no les causan problemas legales simplemente porque no llegan a leerse por más que se exhiban en los escaparates como una hoja muerta, como el llanto de una especie en vías de extinción.[/align]

[align=center]14

Georges Brassens - Súplica para ser enterrado en una playa de Sète.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/iim_CJktUdA[/BBvideo][/align]

[align=justify]Está claro que el poema genuino apenas hace referencias, se trata de reflejar un sentimiento íntimo que por su propia naturaleza nos identifica con los demás, todos amamos y todos nos morimos sin saber a ciencia cierta si hemos llegado a nacer, y nos permite buscar la intemporalidad como si fuera lo mismo eterno que infinito. Para ello nos apoyamos en el lenguaje metafórico ya que es el que más se acerca a aprehender las posibilidades de un instrumento que no llegará nunca, tan maravilloso como es, a expresar lo que sentimos. Pero existe el lenguaje lógico que de tal forma lo ha desplazado que ni siquiera ha resistido su embestida en lugares como Andalucía con una gran tradición en dichos, coplas y flamenco. Ante un hecho innegable podemos optar por varias soluciones, en el deseo de recuperar lo que ya se ha perdido, el más sincero y el único que se lleva a la práctica, sería admitir que se vive en una isla y acantonarse en ella, y destruir los puentes que nos unen al mundo de la razón, ser idealista hasta el límite de creer que la poesía existía antes de que existiéramos nosotros los que la escribimos sin orgullo y sin vergüenza.

Conocer a Georges Brassens hizo que me acercara a su alternativa, estéril si se quiere, pero llena de encanto de llevar la poesía al hombre de todas las horas. El cantante de Sète sintetizaba como nadie la cultura y el conocimiento del sentir popular, de ideas ácratas se manifestaba abiertamente y con sentido del humor en contra de todo lo que conocía pero no quería ser una isla, sabía perfectamente que pertenecía al mundo y que en última instancia estaba con él, a pesar de sus injusticias y el despropósito en el que tantas veces convertimos la razón que, en según qué casos, llega a manifestar más síntomas de locura que la lengua de un poeta que ya no sabe hablar.

Desconozco si de una forma consciente o simplemente por una acumulación de circunstancias a cuyas consecuencias intentó encontrar soluciones, el caso es que el mayor poeta francés del siglo XX empezó a metaforizar el lenguaje lógico y plasmó la intemporalidad descifrando lo que veía en su tiempo. La gente llegó a quererlo, y mucho, aunque sea difícil precisar si lo entendía, quizás en estos momentos hubiera fracasado y vivido en los dominios sombríos del ostracismo porque pocas cosas enerva tanto a la gente que empezar a sospechar que entiende a un poeta cabiendo la posibilidad de que no miente cuando habla de las costumbres a las que la encadena su propia libertad.[/align]

[align=center]15

Jacques Brel - Vivir de pie

Amo tanto la vida que prefiero vivir de rodillas antes que morir de rodillas.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/wH9GSEyflKI[/BBvideo][/align][/align]

[align=justify](Fracisco Enrique León - 20 de mayo de 2020 - Hace ya treinta y tres años que me entregaron a Cristo en Comunión, sigo su huella aunque me temo que Cristo no viva entre los muertos y no quedan semillas para crear un camino) 53 años-20 años son nada para Lepera-Gardel.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]16

Aznavour - Lara Fabian - Comme ils disent[/align]

Ahora, quien más quien menos, todos somos políticamente correctos, reservamos los chistes de mal gusto para contarlos en el congreso de un partido a las tres de la mañana cuando el licor se apodera de nuestra lengua y se han marchado los compañeros de partido que podrían darse por aludidos con nuestras referencias racistas, homófobas o el grito ¡muerte a los artistas!

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/-4-zC8WtwBw[/BBvideo][/align]

[align=justify]El gran Charles Aznavour nos sorprendió a principios de los 70 con esta soberbia canción que tenía aún el regusto de su época dorada. No fue muy bien recibida, ni siquiera por una sociedad más abierta que la nuestra que no vio del todo bien que se despidiera diciendo; Soy un marica, como dicen. Los grandes defienden con devoción una causa que convierten en suya aunque no pertenezcan a un colectivo.[/align]

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/HUnUOop-Tv8[/BBvideo][/align]

[align=justify]Hablar de la homosexualidad y la alienación, creo que en 1972, con la complicidad y la ternura de un colega valiente lleno de humanidad y ansias de vida es algo que solo está al alcance de personas especiales como Aznavour. Las cosas han cambiado pero no en la dirección que esperaba en todos los casos; ser homosexual tampoco debe ser un valor añadido. Pero los pobres son siempre pobres sin importar la inclinación sexual que tengan. Una canción maravillosa.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]Lhasa de Sela - La confession[/align]

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/vNu4ZO4NYAg[/BBvideo][/align]

Lhasa dominaba el francés, el inglés y el español y los usaba indistintamente para escribir sus canciones eligiendo con tacto y paciencia los motivos para ayudar a desentrañar cuál de estos idiomas le iba mejor a una melodía en concreto. A pesar de tener unas dotes como cantante impresionantes nunca buscó continuidad en la canción, ni aprovechó el enorme éxito de su primer disco "La Llorona", ya que solo publicaría dos discos más en toda su carrera, prefería alternar la música con el circo en el que trabajaban sus hermanas; tenía claro que lo más importante es ser feliz, sospecho que lo consiguió.

Decían que era un ángel cuando nos llegó la noticia de su muerte temprana, yo la veía como una mujer y me sentía dichoso de que así fuera.
Última edición por F. Enrique el Mié, 28 Abr 2021 17:09, editado 1 vez en total.
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]Georges Brassens - Le testament.

[BBvideo 560,340]https://youtu.be/KQxV7gvg8kM[/BBvideo]


Encore un' fois dire: "Je t'aime"
Encore un' fois perdre le nord
En effeuillant le chrysanthème
Qui est la marguerite des morts.

Una vez más decir "te quiero",
perder el norte una vez más
al deshojar el crisantemo;
la margarita de los muertos.[/align]

[align=justify]Para Brassens el mejor poeta francés de la historia era François Villon, una especie de Arcipreste de Hita trasladado a la gran ciudad, pero no era un pícaro libidinoso, era un verdadero delincuente del que no se sabe cuando nació ni siquiera si murió alguna vez, ya que no se encontró su cuerpo, se calcula la fecha de su muerte porque dejó de escribir y sus coetáneos descansaron de sus monsergas, hubo una buena cosecha y no hubo enterrador que confesara haberlo sepultado para que se callara. Su obra más importante se conoce como el Gran testamento, Brassens lo hizo respirar por todos los rincones en el suyo, igualmente inmenso y abierto a la ternura de un rebelde que nunca se apartó de su camino aunque estuviera cubierto por la estulticia que la buena gente acumulaba a su paso.

Brassens asegura que estará triste como un sauce, que escogerá el camino más largo como si fuera un colegial que hace robona, que dejará la vida reculando aunque el enterrador le gruña y lo crea loco de atar.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]Georges Brassens - La mauvaise réputation.

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/26Nuj6dhte8[/BBvideo][/align]

Sin embargo no hago daño a nadie
al no escuchar el clarín que suena.[/align]

[align=justify]De vez en cuando en la vida hay que hacer concesiones. No es, ni mucho menos, la canción de Brassens que más me guste, pero estoy casi seguro de que, aquí en España, es la que más se conoce y se asocia con su autor, Paco Ibáñez tiene mucha culpa de ello por la magnífica versión que cantó en el Olympia y que incluiría años más tardes en un disco antológico dedicado por entero a la obra del cantante de Sète. De todas formas me sirve para recordar la admiración, casi enfermiza; robar no es malo si es para comer, que sentía el mejor poeta francés del siglo pasado por el irreverente, fatalista, impetuoso, arrogante, es decir, poeta, François Villon. Era algo así como un Arcipreste de Hita pero que excedía con mucho los límites de la picaresca.

Brassens hace en esta canción una declaración de principios siguiendo su ideario ácrata y libertario. Su proverbial ternura no resta una costura al hilo de sus reivindicaciones y sus posicionamientos.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/jNboVsnoZ4Y[/BBvideo][/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]Adamo - Cae la nieve[/align]

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/aMOcmmgu9v8[/BBvideo][/align]

[align=center]Entrevista

Salvatore Adamo: "Emigrar es siempre un dolor, no se emigra por placer"

Igor López

Actualizado Miércoles, 23 enero 2019 - 13:51[/align]

[align=justify]Para Jacques Brel, Salvatore Adamo (Comiso, Italia, 1943) era el "el jardinero del amor". Y es que el cantautor italo-belga ha sido uno de los colosos de la canción romántica de los años 60 y 70 gracias a temas -ha compuesto más de 600- como Tus manos en mi cintura, auténticos calientapistas, en el sentido literal, de los guateques de la época. Con tres cuartos de siglo a sus espaldas, Adamo regresa a nuestro país, justo doce meses después del éxito de su última visita, para presentar su último elepé, Si vous saviez (2018), y repasar los hitos de toda su carrera.

Cuando tenía cuatro años emigró con sus padres a Bélgica. ¿Cómo fue su infancia allí?
Fui feliz, pero con los años me di cuenta de lo complicada que fue la vida de mis padres. Vivíamos en un barrio reservado para los trabajadores extranjeros: italianos, argelinos... Eran casas de madera, muy precarias. Mis padres venían de Sicilia, del sol, y llegaron a un país de niebla y frío. Pero los belgas fueron siempre muy acogedores con nosotros.
¿Qué música le gustaba de adolescente?
Con mi padre escuchaba música italiana, porque a partir de las ocho de la tarde se podía sintonizar la RAI. Con la oreja pegada a la radio oíamos el Festival de San Remo y a Domenico Modugno. Pero también me gustaba la canción francesa: Charles Aznavour, Jacques Brel, Léo Ferré, Georges Brassens. Y también cosas anglosajonas: Paul Anka, que era mi ídolo, Elvis Presley, Cliff Richard o Gene Vincent. ¡Y The Everly Brothers! ¡Estaba loco por ellos! Yo soy una mezcla de todo eso.
Y ahora, ¿qué tipo de música escucha?
Siempre estoy en internet tratando de descubrir cantantes actuales como Ed Sheeran o Matt Simons. Me gusta todo tipo de música si siento que es sincera. Y hay cantantes de rap maravillosos, llenos de poesía y sinceridad como Oxmo Puccino, con el que hice un dúo recientemente.

En su último disco, Si vous saviez, también ha grabado un dúo con Camille del tema Juste un "Je t'aime".
La descubrí hace unos años. Su marido, Clément Ducol, estaba trabajando en los arreglos de mi último disco y Camille escuchó la demo de esa composición. Él me llamó para decirme que a Camille le había encantado. Unos días después me volvió a telefonear para decirme que a ella le gustaría hacer un dúo conmigo. Para mí fue un honor. Y creo su voz ha sublimado esa canción.
Hay quien dice que lo mejor del pop y de la canción popular se hizo en los años 50, 60 o 70. ¿Está de acuerdo?
Sí, era un tiempo en el que se cuidaba muchísimo la melodía. The Beatles eran pura melodía. Luego el sonido cambió, pero siempre hay reminiscencias de los 50, 60 o 70. Pero siguen saliendo artistas originales: la música siempre ha sido una confluencia de varias corrientes paralelas que se prestan elementos.
El éxito suele ser una mezcla de trabajo, talento y suerte. ¿También fue ése su caso?
Para mí fue cuestión de suerte. En 1960 participé por primera vez en un concurso de Radio Luxembourg. En la eliminatoria de la tarde fui eliminado, pero un miembro del jurado convenció a sus compañeros para que me repescaran porque vio algo en mí. Y en la final de la noche, gané. Fue como si el destino se manifestara. Y eso persuadió definitivamente a mi padre. Después de unos años y de grabar tres discos con muy poco éxito, yo ya había decidido volver a estudiar. Y fue justo él quien me animó para seguir intentándolo.
¿Siempre tuvo claro que quería ser músico?
No siempre. Yo no era mal estudiante y soñaba con jugar al fútbol, aunque no fuera de manera profesional. Solo empecé a pensar seriamente en la música a los 16 o 17 años.
Y ya lleva más de 55 sobre un escenario...
Uno nunca piensa que va a durar tanto en esta... Bueno, no digo profesión, porque para mí esto todavía es un hobby. Tengo la inmensa suerte de vivir haciendo lo que amo. Cada vez que hago un disco o un tour siempre me digo que igual es el último. Pero sé que el escenario es el lugar donde el artista se siente por encima de todo. Es como una levitación a 10 centímetros del suelo.
¿Y lo sigue sintiendo así?
Mire, hace tres días ofrecí un concierto, aunque horas antes no me sentía nada bien: sufría un resfriado y no estaba muy seguro de si lo iba a poder terminar. Según di el primer paso en el escenario, me olvidé de todo y el público me llevó hasta el final. Fue casi un milagro.

¿Nunca se ha cansado de actuar?
Nunca. Espero que cuando llegue el momento de dar un paso atrás, mi mujer y mi hija me lo digan, porque es muy difícil que uno mismo lo admita. Actuar siempre es un placer, es un regalo del cielo.
Debe ser casi adictivo...
Sí, es algo así. Con los años me empiezo a preguntar qué voy a hacer cuando ya no pueda cantar más. Es una cuestión muy triste. Y la respuesta no la conozco. Quizá escribir o poder ver más a mis nietas, que será muy bonito, pero muchas veces prefiero no pensar en el momento en el que ya no pueda cantar.
Hay temas que no pueden faltar en su repertorio, como Tus manos en mi cintura o C'est ma vie, pero ¿hay alguno al que le ha cogido manía de tanto cantarlo?
Puede que alguna vez haya sentido la rutina, pero como tengo tantas composiciones puedo olvidarlas durante una gira y volverlas a recuperar tiempo después. Hay temas como Cae la nieve que canto con la misma emoción después de 50 años. Espero no sonar presuntuoso al decir esto de mí, pero hay ciertas letras que son atemporales. Y Cae la nieve era la canción preferida de mis padres y me trajo mucha suerte en países como Japón. Por eso sólo tengo gratitud hacia ella.
Otro de sus clásicos es Mi gran noche, que popularizó Raphael en España. ¿Se acuerda de cómo la compuso?
Era una alucinación de un tímido que iba a bailar a un club. Al final de mi versión se descubre que el tipo que pretendía bailar con las chicas más bellas de la sala, en realidad estaba solo bebiendo whisky en la barra. Estaba delirando.
Por cierto, la letra de la versión de Raphael es totalmente diferente a la original.
Sí, es mucho más positiva, pero también me gusta mucho. Le vi actuando hace un mes en Madrid y estuvo fantástico, pero es más serio que yo. Para mí el humor es un arma muy importante para lanzar algunos mensajes.
Durante mucho tiempo rivalizó en popularidad con Charles Aznavour, que falleció hace pocos meses...
Yo canto gracias a Aznavour. Mi padre no comprendía que yo quisiera cantar con la voz que tenía. Pero él se hizo famoso y eso fue como una coartada para mí. Es el pionero de los cantantes de voz no académica, de voz arenosa. Y fue fiel a su estilo toda su vida.
Tanto Aznavour como usted son hijos de emigrantes. ¿Qué le parece la posición antiinmigración de Matteo Salvini y del Gobierno italiano?
Naturalmente no puedo aceptarla. Escribí una canción, que aún no he grabado, que se llama Migrantes, porque soy hijo de emigrantes y no puedo comprender que un ser humano no sea considerado con la dignidad que se merece. Para mí es todo cuestión de dignidad. Creo que si Europa se pone de acuerdo se puede encontrar una manera de acoger gran cantidad de personas en diferentes países. Sería lo más humano. Además no se debe olvidar que emigrar es siempre un dolor, no se emigra por placer.
Creo que acaba de solicitar la nacionalidad belga después de siete décadas viviendo allí. ¿Por qué ha tardado tanto en hacerlo?
Ahora ya es posible, pero hasta hace algunos años Italia no permitía la doble nacionalidad. Y yo no quería perder la nacionalidad italiana por respeto a mis padres.

En su primer mensaje de 2019 en Facebook acaba diciendo: "Pongamos rumbo a un futuro más fraternal que haga desaparecer las injusticias sociales, el saqueo de nuestro planeta y los impulsos de odio racista". Parece que el mundo se ha vuelto loco estos últimos años...
Últimamente hay una oleada de populismo que no comprendo. Entiendo que hay mucha gente que tiene cada vez más problemas y dificultades, pero me parece simplista echar la culpa de todo a los extranjeros.
No aprendemos del pasado...
Cuando pasan los años se olvidan las razones que motivaron las guerras y se vuelve a empezar casi el mismo conflicto. Es una locura, es algo absurdo. No entiendo que siempre necesitemos un cabeza de turco. Tenemos todo en nuestras manos para hacer un mundo más vivible, más ecológico, con paz y respeto al otro. Pero siempre hay quien ansía más poder y riqueza, gente que aunque viviera 1000 vidas no podría gastarse todo su dinero.
¿Sigue pensando que "el amor es lo único que puede salvar el mundo"?
Sí, el amor en todas sus formas: el amor de pareja, pero también la amistad, la solidaridad, el respeto al otro, la tolerancia... Eso nos permitiría vivir en paz los unos con los otros, cada uno con sus diferencias.[/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Avatar de Usuario
F. Enrique
Mensajes: 5162
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta
Contactar:

Re: La Chanson

Mensaje sin leer por F. Enrique »

[align=center]Serge Lama - Je suis malade[/align]

[align=center][BBvideo 560,340]https://youtu.be/HDbpZpm9j9c[/BBvideo][/align]
[align=center]*** *** *** *** ***

Como un pájaro en el alambre,
como un borracho en una ronda nocturna,
he intentado ser libre a mi manera.
(Leonard Cohen)[/align]
Responder

Volver a “Crítica literaria, análisis, ensayos y debates”