Conversaciones literarias: Tu poesía

Aquí tendrán cabida discusiones y todo tipo de estudios sobre temas relacionados con el ámbito literario: técnica, oficio, valores poéticos, etc.
Administración Alaire
Mensajes: 2388
Registrado: Lun, 19 Nov 2007 12:51

Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Administración Alaire »

Queridos amigos:
Abrimos una nueva conversación literaria, con objeto de saber de vuestra poesía y de vuestro poeta; el tema es importante para nosotros, porque estamos inmersos en el desarrollo del Manual de Poesía Alaire; en él intentamos desmenuzar desde los pormenores de la versificación hasta la propia creación rítmico-literaria, es decir, queremos inmiscuirnos a fondo en el mundo del poema.

A todo esto, tratamos de que la Escuela Alaire tenga mucho que ver con lo que se publica en nuestros foros. Para lograrlo, hemos pensado que en vez de intentar que los autores se impliquen con la Escuela, será esta quien se implique con los autores. Todos los autores de Alaire pueden aportar algo, tan solo siendo ellos mismos, aportando sus maneras de expresarse en la escritura. ¿Si se trata de poesía siempre es la misma y es eterna?

He aquí algunas cuestiones de las que podemos hablar, sin perjuicio de que podamos hablar de otras que, de alguna manera, estén relacionadas con la poesía de cada uno de nosotros y/o de Alaire o de otros lugares...

1. Elige un poema tuyo, de tu última producción, lo pones aquí y háblanos de él. ¿Cómo has llegado hasta este poema? ¿Ha sido un reto?, si lo ha sido ¿qué tipo de reto? ¿De qué hablas en el poema? ¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)? ¿Cómo has estructurado el poema? Si es en verso, qué tipo de verso e igualmente si es en prosa.

2. De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

3. Otras cuestiones de interés.

Abrazos.
Avatar de Usuario
Luis M.
Mensajes: 6398
Registrado: Dom, 11 Nov 2012 20:48
Ubicación: España

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Luis M. »

Poema: La Naturaleza

La madre naturaleza es verdaderamente curiosa.

¿Sabías que el animal más poderoso y glotón
de la sabana, el elefante, termina muriendo
de hambre por el desgaste de sus dientes;
que las cucarachas son canijas, feas y frágiles
pero hoy se ríen de los dinosaurios,
o que el rey de la selva no tiene oportunidad
ante cualquier enano y obeso ricachón
occidental con un rifle de mira telescópica?

¿Y sabías que morirse es más jodido
para los millonarios, famosos y esos guapos
folladores empedernidos, que para los que están
asqueados y hasta los huevos de este mundo?
¿Que los egocéntricos e hijos de perra
crónicos disfrutan la mitad (o menos)
de las cosas realmente hermosas de la vida,
o que los países con más recursos naturales
y más paradisiacos del planeta siempre
fueron los más castigados por caraduras
de los más fríos y con menos horas de luz...?

En resumen, la sabia naturaleza
no regala nada. Pues
lo que da por un lado lo quita por otro.

Ayer mismo, Ana me dijo que me quiere mucho,
mas debo entender que el volcán sexual
de las mujeres exige más que el de nosotros,
los hombres. Y a estas alturas de la película
he de comprender que largarse con Pablito
es solo una cuestión darwinista y sustentada
en el legítimo derecho a la felicidad de las personas.
Aunque cuando me sienta deprimido o triste
de cojones, siempre estará dispuesta a tomarse
un par de cafés conmigo.

... Y que tampoco me queje tanto,
que en nuestra juventud quien ponía los cuernos
y se follaba a todo bombón que se le cruzaba
era yo. Pero ahora las tornas han cambiado,
(y en caso de necesidad explore nuevas opciones,
que si me falta, ella me presta el dinero)

¡Qué hija de puta la Naturaleza!



¿Cómo has llegado hasta este poema?

Supongo que como se llega a todos los poemas, ... porque de repente piensas en algo que te parece interesante, curioso, triste, divertido o que te "remueve" las neuronas, y crees que se podría escribir algo atractivo sobre ello.
Si además imaginas una trama a grosso modo para desarrollar la idea y algún verso por donde empezar, ya solo queda ponerse a trabajar.

¿Ha sido un reto?

Todos los poemas que escribo son un reto, por eso me gusta escribir poesía.

¿De qué hablas en el poema?

Obviamente de lo cabrona que puede llegar a ser la madre naturaleza :-)

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?

No creo que exista ningún poema en el mundo que aproveche todos los recursos del lenguaje popular, literario o técnico.
Personalmente me gusta picar un poco aquí y un poco allá. La creatividad se puede y se debe servir de todo lo inventado y por inventar.

¿Cómo has estructurado el poema?

En estrofas y en verso libre, intentando mantener una longitud más o menos parecida entre ellos por mera cuestión estética, y como siempre, tratando de evitar en la mayor medida posible la rima y asonancias entre versos cercanos, pero al mismo tiempo intentando conservar una "coherencia" sintáctica-estética y sonora aceptables en los cortes.

De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Creo que he escrito algún poema interesante y muchos malos. Actualmente mi autoexigencia es cada vez más alta (por eso escribo menos), y en el futuro dios dirá :-)

Otras cuestiones de interés.

Aprovecho este apartado para contestar a algo que me llamó la atención, que dijo Rafel hace poco en un comentario a F. Enrique, sobre que la mayoría de los poetas de (no sé si se refería específicamente a los de Alaire) piensan que su poesía es la mejor.
Yo no puedo hablar sobre los demás, pero sí sobre lo que yo pienso.

No, con toda sinceridad no pienso que mi poesía sea la mejor (ni del foro y mucho menos de la que escriben algunos poetas famosos).
Por supuesto me suele gustar lo que escribo (si no no escribiría y mucho menos publicaría). Pero la verdad es que creo que igualmente sé apreciar la calidad cuando leo un buen poema de otro poeta.
Y es que en realidad siempre he dicho que soy más de poemas que de poetas. En el mundo hay y ha habido centenares de miles de poetas y se han escrito millones y millones de poemas, pero poemas verdaderamente únicos y destacables son solo una ínfima parte de ellos (incluso entre poetas famosos)
Yo, si pudiera elegir preferiría ser un poeta mediocre que logra escribir un par de magníficos poemas en su vida, que un buen poeta que no ha escrito jamás un poema realmente destacable.

Abrazos.
Última edición por Luis M. el Vie, 02 Abr 2021 17:53, editado 4 veces en total.
Avatar de Usuario
Javier Dicenzo
Mensajes: 7084
Registrado: Mié, 12 Mar 2008 1:19
Ubicación: San Pedro. Argentina
Contactar:

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Javier Dicenzo »

Enigma del universo
A Rafel Calle

¿Dónde el exiguo paso del hombre por las hermandades plurales?
O acaso, el ocaso y la visión nocturna, pétalo herido con sangre gris.
¿Dónde, el muérdago de los puñales hechizados del cielo crepuscular?

Estamos, en la vivencia de un poema y un poeta elegíaco,
La podredumbre de una belleza descomunal
en iris inocuo.

Pasos
Pasos que van más que unas mudas Pléyades de las desposeídas,
Esas mujeres que no son híbridas
Nocturnos pájaros salvajes! Nocturnos pájaros salvajes que morirán en mí!

El viento sopla desde el sur, y es tu simiente letárgica que me hiere,
Y no nombro aquellos acusadores de los lacerantes días, el Universo,

Las caracolas en el mar, y los truenos en el cielo, el fulgor, la muerte
de esas mujeres, y de los ajusticiados malditos como Poe.

¿Dónde otras preguntas para otros laberintos?
¿Dónde otros gusanos para mi muerte y otra muerte?

Eres el poeta de la sangre y esa esa sangre maldita,
Bien podrida por el crepuscular numen de los días contados,
Por esos inmortales.

¿Hoy podre ser libre como el himen de una mujer?

Plácido estoy,
Y soy macho de tango justiciero de sonidos exiguos.

Para las palabras me siento en el sino,
Luego
Luego la verdad nace de la vida misma.
Virtud, latencia, parto

Y
Tus manos








¿Cómo has llegado hasta tu poema?


Hay cosas que implican inspiración, y creo es surrealista. Para los versos son libres si se quieren llamar así.
Es una búsqueda personal, y de expresión. no solo para ser leído, yo no pienso mucho en los lectores, muchas de mis obras no las publico y se han perdido. Así que en base es una búsqueda existencial.
Y me inspiro mucho en la música, de cantantes contemporáneos, también es una catarsis. Mis inspiraciones están basadas en estados mentales. Y busco creatividad, y me expreso tratando de no plagiar a mis maestros como Neruda o Jorge Luis Borges, y me inspiro en parte en poemas que leí con modificaciones sin copiar, y modifico la realidad de las interpretaciones. Creo es un poco lo que hago.

¿Ha sido un reto?
Claro que si ha sido un reto es buscar dentro de uno mismo.

¿Qué tipo de reto?

El reto de enfrentar la propia conciencia y la búsqueda de un mismo.

¿De qué hablas en el poema?
En el poema hablo de cuestiones metafísicas de la naturaleza

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario,?

Tal vez si la expresión no es fácil, pero todos los versos son medidos por más libres que sean, no sé si es popular es cósmico.

¿Cómo has estructurado el poema? Si es en verso, qué tipo de verso e igualmente si es en prosa.

Lo he estructurado en versos de diferentes métricas, no sigo ningún patrón el haber visto métrica utilizo la intuición para poder plasmar mi obra.
Avatar de Usuario
Jerónimo Muñoz
Mensajes: 2140
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 19:54
Ubicación: Málaga (España)

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Jerónimo Muñoz »

ENCRUCIJADAS (De mi último libro, “Insolencias”)

Las pistolas disparan la sangre caída
Los techos cobijan el murmullo infinito
mientras las lápidas escupen nombres de lobos
No hay razón para olvidar las plumas
ni para detener el néctar de las agencias

Los vegetales acechan desde sus crucifixiones
se tornan opacos ante la antigüedad
gritan si los huesos no son de cartón
y retienen el agua de los estercoleros.

Las vigas son de alambre galvanizado
y sostienen la impureza cuando se caen
Mantienen el vigor de las basílicas

Nunca vi entre los animales cenicientos
a aquel que parió luciérnagas y hormigas
Era un animal que no sabía francés
y llamaba las cosas por su apellido



¿Cómo has llegado hasta este poema?
Buscando y rebuscando nuevas formas en las que aun no había escrito

¿Ha sido un reto? si lo ha sido ¿qué tipo de reto?
Para mí, cualquier poema, cualquier libro es un reto. El de este libro ha sido el de conseguir evitar lo que la poesía exige (anáforas, metáforas evidentes, demás figuras al uso) y escribir solo lo que la imaginación libre proporciona.

¿De qué hablas en el poema?
De nada en particular: es solo texto onírico y pretendidamente automático.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?
Por una parte, sí, pero hay mucho que queda fuera del poema: lo popular, lo técnico…

¿Cómo has estructurado el poema?
En verso libre procurando que cada uno encierre una unidad de sentido aunque sea un sentido solo léxico. No hay puntos que deben adivinarse por la mayúscula siguiente. Tampoco hay comas, que el lector ha de administrar. La división en estrofas es fortuita. Bien podía ser un texto continuo.


De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.
Sería prolijo hablar de lo que he hecho. Ahora mismo no hago nada y no sé qué hacer. Sigo buscando.
Siempre creemos aquello que anhelamos
Demóstenes
Avatar de Usuario
Ramón Carballal
Mensajes: 17938
Registrado: Vie, 28 Dic 2007 16:24
Ubicación: A Coruña
Contactar:

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Ramón Carballal »

LOS NADADORES NOCTURNOS

Ninguno cuenta las brazadas del otro,
ellos saben que hay un límite de cemento y loza
donde el agua se estanca como un charco infinito.

Los nadadores nocturnos no tienen nombre,
son fríos como un pez del ártico,
pero nadan en las aguas cálidas del recuerdo
con la precisión del atleta
que ha recorrido mil veces el mismo surco.

No se desvían,
alzan los brazos,
los hombros son una metáfora,
las piernas un ángelus de espuma,
el horizonte una nube o un mural
donde viven las ninfas.

Son especímenes de un acuario cristalino,
aunque pisen la atmósfera turbia de los días cotidianos
-un trabajo sin futuro, la casa de desportilladas paredes,
los semáforos, el yo de la materia y el tacto del sol
en la piel seca-.

Avanzan y repiten su soliloquio lineal,
la respiración se duplica;
los ejércitos de la sangre son campanas en la niebla,
azúcares que ronronean en la boca, en las papilas,
en la serpiente de un cuerpo mojado por las moléculas del azar.

Al irse, un relámpago en la mirada les devuelve un signo cómplice,
mañana otra vez nadarán lejos de la oscuridad,
en la placenta de la vida, sonámbulos y alegres,
tras dos horas de amor y silencio.


¿Cómo has llegado a este poema?
Tiene que existir una luz previa, llamémosle idea sobre la que escribir, el resto es deslizarse y esperar a que esa luz ilumine algo decente.

¿Un reto?
El escribir poesía o narrativa o ensayo ya lo es, y mostrarlo en público es el mayor de los retos. No individualizo los poemas, el verdadero reto es dejar una obra, aunque sea minúscula que alguien recuerde.

¿De qu´é hablo en este poema?
Hablo de la soledad, hablo de la incomunicación y el desencanto, hablo en el fondo, como en todos mis poemas, de mí.

¿Este poema aprovecha todos los recursos del lenguaje?
Solo los que están a mi alcance y eso no es decir mucho.

¿Mi obra?
No puedo predecir el futuro, de momento escribo y me baso en el bagaje de lo ya escrito. No me gustaría anclarme, creo que la evolución es esencial, también en la poesía.
Última edición por Ramón Carballal el Sab, 03 Abr 2021 9:54, editado 1 vez en total.
http://laverdadazul59.blogspot.com/

"El poema eres tú recomponiendo el espejo que cada día rompes".

"Comprender es unificar lo invisible".
Hallie Hernández Alfaro
Mensajes: 17537
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Hallie Hernández Alfaro »

Blocked

La blanca incoherencia
de una sombra descolgada
puede hacer morir tu nombre.
La audición metamorfosea silencio
en planas y congeladas realidades.

Mientras eres tú el fantasma aritmético
en la cabeza de alguien,
las huellas dactilares se aferran al hueso;
lo colman, lo emborrachan.

Blancura insolidaria
sin lengua, sin ojos, sin esqueleto,
deja de jugar
al desesperado color de la tiranía.

Imagen



¿Cómo has llegado hasta este poema?

La idea se apoderó de mi pensamiento, insistió en salir, en ser letra viva.

¿Ha sido un reto?

Siempre es un reto plasmar algo más o menos digno, algo que trascienda el componente emocional/cognitivo que lo ha originado.

¿De qué hablas en el poema?

Hablo del uso del hecho tecnológico, de borrar, de hacer esfumar un contacto, un nombre (con la enorme carga que este tiene) y de convertir el reflejo de un ser humano en algo desechable; es facilísimo bloquear en las redes sociales, en los dispositivos, en las diferentes plataformas que podrían ser aliadas para la gran tarea de la comunicación. El juego de poder que entraña un bloqueo digital es considerable, a eso aludo en la última estrofa.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?

Creo que aprovecha lo que su expresión pudo requerir en el momento de nacer.

De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Mi obra desea estar en continua transformación. He vivido con ella etapas y mucho aprendizaje.
A veces se libera de ataduras y vuela como un halcón, otras se hace un ovillo entre las capas del maravilloso supraconsciente.
.
.
.
E. R. Aristy
Mensajes: 12463
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos
Contactar:

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por E. R. Aristy »

LA VISCERA DE MI DELIRIO
Por ello también
por lo que nadie podría jamás sospechar que conservas esa
belleza demente de la infancia, ese furor contra lo útil de tu cuerpo,
y esa mudez en los ojos, esa belleza
sólo vendible al cielo del suicidio, sólo a esos ojos: esa existencia

Leopoldo María Panero.


El corazón era una larva que daba saltos,
y de su centro, una garza cual un épico canto,
derramaba su sangre hasta los tobillos
y le mojaba como pan amargo,
atado a su frente un poema rasgado boyante sobre la tinta.

Era un estuche, no,
más bien, era un menudo detalle
oculto en débiles láminas
de cuyo núcleo pulsante,
diminutos espéculos
revestían el aire,
su parto era tanjante,
su muerte, inolvidable!

Lo ví arrancarse los ojos
tantas veces
en el crudo frío del serafín que vuela en las iglesias,
le he seguido al doblar la esquina de un maldito cuchicheo,
y ahí estaba él, como siempre, empinado en la baranda de un ventanal vehemente y solo,
auscultando su esternón con una pluma empapada de sangre,
él vivía pocas horas y las demás, se perdía en la catedral de La Poesía.

En un tiempo lo visualicé como a un navío
flotando sobre lagunas piroclásticas,
azur, tremendamente azur de esponjosas aguas
abriendose en sábanas miméticas,
tras umbrales de trémulas cromancias,
y me dije: ¿ qué rayos es ésto?

Pero no era más que una valija antigua,
marcada con su herida proletaria,
sobre el lis,
la piel de su escapulario.

Oculto,
caía al pozo,
flecos largos le servían de embalajes,
el humo vitreo y la extraña música del dolor
forraban su coraza, pero,
hay un pequeño detalle que no se escapa;
* la basîra
.de su invidencia que daba acechos
tras el rumor acuoso
de un refractado mundo,
¿no lo sabrías?
se hallaba sujeto a Dios el ojo.
de su corazón como un ombligo.



E. R. Aristy



*" En árabe, el término general que se emplea para decir ojo es ‘áin, que también significa fuente, manantial, y da nombre a una de las letras del alfabeto. Pero hay otra palabra, básar, con la que se precisa que se habla del ojo físico (y también su función, la visión). Por último, basîra se emplea para denominar un ojo especial, interior, que está en el corazón. También se dice que la basîra es una luz (nûr) que Allah deposita en el corazón y que le permite ver y entender lo que está más allá de las formas. Es, por tanto, en principio y aunque solo sea para entendernos, una forma aguda de perspicacia, sagacidad y entendimiento."



¿Cómo has llegado hasta este poema?

Me urge expresar mis reflexiones e inquietudes sobre los efectos y asombros que sufro en mi relacion con la experiencia de estar viva y poblada con otros seres a mi alrededor. Es una tarea espontánea, voluntaria y holística para mi. Este poema es el mismo poema que he estado intentando por largo tiempo. Me falta mucho por aprender de La Poesia como arte transmisor, francamente, no sabría con certeza si logre esa transmisión con el lector. Primeramente trato de articular emociones complejas que provienen de un caos existencial, y una presencia psíquica que muchas veces se atasca en los límites del lenguaje. Eso a veces me parece un acertijo difícil y fútil, pero vuelvo y retomo el estudio solitario de quien escribe para purgar, y si alguien lee, su interpretación es totalmente personal y libre . Mi único deseo es que le sirva de algo a alguien igual que me sirve a mi.


¿Ha sido un reto?

La poesía que quiere expresarse en misticismo sufre un reto tremendo si no quiere sonar a dogma, ni prestar conceptos de las doctrinas religiosas que cunden la historia,más bien, hablar de observaciones críticas, fundamentalmente humanas y de acceso y manifestación universal en cualquiera que medite sobre éstas cosas.

¿qué tipo de reto?

El intento en transmitir experiencias humanas y propias en un contexto abstracto y a la vez pseudo-cientifico, es decir, que no se aleje jamás de la vida ordinaria y cotidiana. Hay sin duda numerosos recursos. El reto pricipal para mi es que no se confunda mi léxico con léxicos "religiosos". En una cosmogonía personal, uno descubre que no se trata únicamente de un monólogo interior, más bien, se formula una conversación remota con otros exponentes que se dedican a ésta ardua disertación del alma.. Y digo así porque eventualmente La Ciencia, la Psicología y La Teología van a encontrarse. en la articulación de lo desconocido y su revelación paulatina en el tiempo. Realmente creo que esa es La Poesía superlativa, pero, para mientras, es muy difícil tratar de articular la divinidad del ser humano con símbolos trillados. Es conflictivo, por sobretodo, adentrarse en el corazón plagado de cosas aprendidas y entre esas cosas está el lenguaje heredado. El reto esencial para mi es la semántica generativa y en especial la onomasiología de la significacion de las palabras y de las muchas formas de expresar conceptos. Estoy muy lejos de La Poesía, eso lo tengo claro. Recaigo muchas veces en un registro complejo y eso no me hace legible. Las referencias tienen que ser protagonistas y mi reflexión el telón de fondo.


¿De qué hablas en el poema?

Este poema en particular hace referencia a Leopoldo María Panero. Esconde en su planteación un ojo interno y ligado al encuentro con el Ojo de Dios. Es parte de un cuerpo de escritos que se ha ido formando y que por lo pronto puedo decir en Caracol habla del oído místico como otra forma de ver y en La víscera de mi Delirio hablo del ojo místico como otra forma de percebir.

Ver, se releva por una facultad mayor,
un caracol.

Penetración a quiasmos,
a la estática inaudible del propio crepitar del corazón.

Compreso en una diminuta cámara,
se encuentra el incoercible mar,
el oído místico del yo sublime,
el mar, el inexpugnable mar.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?


Entiendo esta pregunta, pero primeramente quiero decir que en términos del registro que muchas veces uso, he fallado terriblemente. Creo que por eso se me han confundido o tildado muchas veces como "intelectual", cosa que me apena hondamente. Utilizar todos los recursos es un afán literario y contraproducente para cualquier poema. No es peccata minuta, y soy culpable de presentar demasiados frentes en un mismo poema, cosa a la cual me llamó la atención mi estimado Pablo IbaÑez, lo cual le agradezco profundamente. Quizá mi mayor guía remoto sea Oscar Distéfano quien me ha leído atentamente y me ha sido sincero cuando un poema mío sufre de un hermetismo brutal.


¿Cómo has estructurado el poema?

No tengo concepto de la estructura del poema, es más, he sentido que no es Poesía lo que escribo, pero Noemata. Es decir, ideas poéticas únicamente porque intentan expresar el unisón de la mente-corazón, pero que no cuadra bien con la definición admitida de La Poesía como arte.

Si es en verso, qué tipo de verso e igualmente si es en prosa.


Me gusta mucho la confusión entre la prosa po♪tica y el poema en prosa. Como he dicho, no me preocupa la estructura, más bien me ocupa su definición como "creación". Y vale decir que la brillante concepción de Rafel Calle sobre La Poesía y sus estructuras me ha aliviado de muchas inseguridades.

2. De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Vivir y morir en ella. Morir y pasar al olvido.

3. Otras cuestiones de interés.

Todo es importante. Todo nos sirve. De modo que todas las voces poéticas de ayer, de hoy y de maÑana son necesarias en el canto a la vida.
Imagen
Avatar de Usuario
Alejandro Costa
Mensajes: 2354
Registrado: Dom, 13 Mar 2016 18:27

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Alejandro Costa »

EL VIENTRE DE TU LÁPIDA (A Miguel Hernández)

Como elegía que rompe el lagrimar en sollozos,
siento que la poca fuerza que el hambre me permite
viaja en la mochila
donde quiera que aquellos vientos del pueblo me llevan.

Ya no me queda ni el sudor que yace en el campo
de una frente enfrentada con el rayo que no cesa,
con la tortura que nace en una muerte nupcial,
después de besarse mujer la impronta de tu alegato
e ignorar que menos tu vientre, todo ya es nada.

Es como cuando el amor ascendía entre nosotros,
y el niño de la noche nos arrebataba el azahar,
mientras sentado entre los muertos,
trataba de entender por qué motivo el corazón es agua,
y la serpiente no le muestra su alabanza al árbol.

Y después del amor, caminando entre disputas de locura,
llamo a la juventud, para sentirme como aquellos
que atropellaron las tierras en pos del poder en la miseria,
que se alimentaron con la acidez de unas nanas de la cebolla,
que sufrieron arrastrando el yugo humedecido con la roja sangre
que el niño yuntero dejó marcada en la yunta,
y aquella sequedad que las manos de los aceituneros
llevaban marcadas en las aristas de un alma para la libertad.

Ahora, me río de las desiertas abarcas que por el cinco de enero,
dejaron un alma a la deriva,
envuelta en lágrimas,
como si de una canción última se tratara,
ignorante de las mil y una batallas
que el pedregal de su camino le pondría,
sin saber, sin entender, que las guerras, tristes guerras,
le arruinarían el corazón, el alma y la vida.

Todo está lleno de ti,
todo lo que me rodea se me asemeja a ti,
todo lo que me nace, crece como tallo en primavera;
sigue luchando, sigue rodando Miguel,
rueda que irás muy lejos, necesito que lo hagas,
que no escondas tu calavera en el filo del desierto,
en las tinieblas denostadas por la incomprensión de los débiles,
por el grito asustadizo del vientre de tu lápida,
no dejes que padezca el silencio en la opresión de la mudez,
llámame a gritos, a golpes de dolor, que aún me sobra el corazón,
y aunque no logro saber el motivo,
no sé por qué, no sé por qué ni cómo,
también yo, con tu recuerdo,
me perdono la vida cada día.

¿Cómo has llegado hasta este poema?

Como llego a todo y cada uno de los escritos que propongo. Sin apretar, sin obligarme, tan solo en espera de que la mente sienta la necesidad de crear, de disfrutar con la escritura, de sentirla, de sufrirla si es necesario. En ello, desde hace algunos años el cambio ha sido radical. Antes escribía para ampliar el archivo, para sumar uno, dos o varios escritos a mi lista. Ahora los selecciono, los imagino, los reviso una vez tras otra, intento por todos los medios que me hagan sentir y con ello transmitir mis sentimientos al lector. Y los sufro muchísimo, como he sufrido al escribir este poema dedicado a mi ídolo.

¿Ha sido un reto?

Todos lo son. El reto principal es tratar de superar al anterior, seguir un camino lo más limpio posible y con menos obstáculos. Hoy he quitado varios, mañana espero quitar más.
Respecto a este poema en concreto, ha sido un reto total. Pero tenía ganas de hacerlo y tratándose de Miguel ha sido maravillosa su escritura.

¿Qué tipo de reto?

Homenajear al mayor genio de la poesía, siempre bajo mi punto de vista, sin crear algo burdo o demasiado simple. Tenía que hacerlo. Estaba obligado a ello. Ha sido un reto excepcional.

¿De qué hablas en el poema?

Hablo de su vida, de su sufrimiento. Trato de realizar un repaso de su obra poética a la vez que sirva para retratar de alguna forma su vida.
Créeme ha sido un placer de los más dolorosos y sufridos que he escrito en toda mi vida poética. Creo sinceramente que ha merecido la pena.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?

Ante todo he de explicar que yo no soy un poeta que utiliza las normas técnicas por las que se mueve la poesía en cualquier estilo, entre otras cosas porque las desconozco bastante.
Soy un poeta de alma, corazón y sentimientos, sobre todo sentimientos. Me gusta la poesía seria, la poesía que es capaz de denunciar la hipocresía del mundo, de estrellar los sentidos contra el pecho y hacer vibrar al corazón y el alma.
Me muevo por impulsos e intento que al escribirlos todo lleve una lógica y sea capaz de llegar a un punto de fácil comprensión y sentimiento.
Al fin y al cabo, de todos es sabido, soy un amante de Miguel Hernández,
y pocos de sus poemas afloraban felicidad. Pero todos irradiaban sentimientos y belleza. ¡Esta es mi máxima! Otra cosa es que sea capaz de transmitirla.

¿Cómo has estructurado el poema?

Verso libre. Lo leo y releo mil veces si es necesario, para que el ritmo y la lectura sea ágil, pausada y no se pierda en frases encadenadas por obligación. Trato de colocar los signos de puntuación en el lugar adecuado, al menos el que me parece idóneo, para conseguir que se lea con la mayor fluidez y derrita todos los sentimientos que desprende la tinta de mi escritura. Y siempre, cuando creo haberlo dejado como quiero, lo leo mentalmente como si lo estuviera recitando. Si me llena, entonces sé que está como quería.

De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Hasta ahora creí escribir lo que quería. No era cierto. La veteranía te enseña a ser más pausado, más selectivo, en este mundo, te enseña a tomarlo con más calma, a escribir con el corazón y el alma y hacer llegar al lector esa fuerza.
Al principio de mi andadura escribía bajo la batuta de Neruda, porque allá por entonces era a quién más leía.
Posteriormente fue Miguel Hernández, casi por obligación al leer tanto a Neruda, el que marcó la historia de mí poesía. Y ahí comenzó un cambio en mi forma de escribir. Luego me encontré con Jacobo Fijman, y las tinieblas y la oscuridad, tan triste como bella de sus letras, me hizo comenzar a escribir en demasía versos negros, con tintes de locura y muerte. Finalmente, tras el trasiego por tantos y tantos grandes poetas, me tropecé con el genial Federico García Lorca, y su poesía y sus sonetos me enamoraron. ¿Quién no se enamoraría de su poema Lluvia? Y todo se mueve de un lado a otro por esos derroteros. ¿Qué sucederá con mis versos mañana? Tan solo la maravillosa locura de la mente lo sabe.

Otras cuestiones de interés

Yo llevaría la poesía al ámbito educativo. No lo haría de pasada, lo haría en profundidad. Creo que hay muchos perdidos por ahí que escriben de maravilla y no lo saben.
Ya lo comenté una vez, si tú hablas con gente que en la vida le han dado ninguna importancia a la poesía y les derramas dos o tres versos de cualquier obra poética de calidad, siempre te miran y te preguntan, ¿es tuyo? y siempre les contestas, ¡qué más quisiera yo!. La conversación suele terminal del mismo modo, “pues es muy bonito”
No hace falta ser un Neruda, un Federico García Lorca, un Albertí, ¡no!
se puede ser un cuidador de cabras y tener una sensibilidad especial. La poesía, ante todo, es sensibilidad y belleza. Y eso, por muy raro que parezca, todavía existe.
Avatar de Usuario
J. J. Martínez Ferreiro
Mensajes: 11511
Registrado: Lun, 19 Nov 2007 13:27

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por J. J. Martínez Ferreiro »

Poema: "Qualia del spleen"

“Spleen". ... En francés, "spleen" representa el estado de melancolía sin causa definida o de angustia vital.

Bajo una calma de ceniza antigua, innumerables horizontes pelados,
cuarteados como cueros viejos o palomas apagadas.

Tedio… Es esta una consagración que encandece en las cuevas indómitas
donde, irremediablemente, el dios degenera en un charco podrido.

La concha que recoge el tiempo en dos mitades, dos conciencias:
una es de la luz, la otra de la sombra, rodeadas de hielo.
Dos aceites mutuamente excluyentes.

Un cántaro con cinco estrellas tiesas, frías.
Las escamas de la piel, duras como las piedras del mundo.
El signo de la mano, la ruta de las venas, la sombra calcinada en la frente sin límites.
La derrota de los navíos atracando en los muelles sin nadie.

Siempre, al atardecer, aparece un último pájaro;
es ese el que arrastra la oscuridad.

Yo diviso las fosas de la noche y sueño en sus astros sin peso.
Y todo se destruye en el abismo del amanecer.
Y siento el tedio de nadie en la palabra aullada.

Pero aún me quedan gestos en la rutina y criaturas en el pánico;
los estertores de otro tiempo.



¿Cómo has llegado hasta este poema?

Solo en casos muy contados llego a la poesía a partir de una idea previa o alguna experiencia muy intensa que más tarde puede dar lugar a un poema (se me vienen ahora a la cabeza “La casa imaginada”, a partir de la experiencia previa del confinamiento o los poemas directamente relacionados con la muerte de mi padre). Pero casi siempre es una cuestión de trabajar a partir de notas, ideas, frases aleatorias que tienen para mí, por sí solas, una belleza intrínseca de forma y/o significado. Empiezo con ellas como tirando de un hilo del que al principio no hay nada, o sea ninguna intención de crear algo concreto, solamente después de tener, por ejemplo, una estrofa, empiezo a vislumbrar un motivo poético (poesía: "la feliz intuición de la palabra", tal como dice nuestro querido amigo, Armilo Brotón) que, a lo mejor, me despierta emociones y experiencias vividas anteriormente, o simplemente supuestas, supuestas de esa manera que tan magníficamente define Fernando Pessoa:

“El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de veras siente.
Y quienes leen lo que escribe,
Sienten, en el dolor leído,
No los dos que el poeta vive
Sino aquél que no han tenido”

Decía que a partir de ese pequeño conjunto inicial de versos se crea el poema con una dirección más o menos concreta; no es la experiencia quien encuentra la palabra, es la palabra la que encuentra la experiencia (sea esta real o “fingida”); habia algo que estaba dentro del poeta y que él no sabía, y mediante la creación a partir de palabra se revela para despues comunicarse (mediante esa misma palabra) al lector: un ser humano que hace propia la experiencia, porque la palabra poética se revive en él, digo revivir porque de una manera u otra también estaba en el lector, de ahí la emoción que siente mediante este descubrimiento.

¿Ha sido un reto?

Siempre es un reto la llamada “página en blanco”. Parece como si el último poema escrito sea realmente el último que uno va a escribir… pero bueno la experiencia te dice que es posible que salga por lo menos uno más.

¿De qué hablas en el poema?

El término “Qualias” se refiere a las cualidades subjetivas de las experiencias individuales. Por ejemplo, como siente la rojez de lo rojo, o lo doloroso del dolor.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?

Dado el tema referido anteriormente, recurro a imágenes, metáforas, símbolos que logren trasmitir cómo se expresa en mí la cualidad del spleen (témino definido en la cita que inicia el poema) creo que es la única posibilidad para hacer llegar al lector algo tan complejo de transmitir.

¿Cómo has estructurado el poema?

El poema esta estructurado en versículos y versos propiamente dichos que algunas veces tienden a un ritmo imparisílabo.

De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Creo que tengo una obra muy extensa que abarca muchos estilos desde los poemas directos más realistas y sencillos (me refiero a la sencillez de comprensión) hasta otros más complejos donde no se intenta transmitir ningún mensaje concreto, solo palabras interaccionando con otras palabras que intentan crear un “cosmos nuevo”, que empieza y acaba y toma sentido en el propio poema. Pero en el que un lector activo puede sentirse identificado, o al menos es lo que yo pretendo.
Lo qué hago y qué pienso hacer con respecto a mi obra,
Continuar con los proyectos actuales en los que me he comprometido: la series de los “Los Qualia” y “Verso virgen”

Otras cuestiones de interés.

Una cuestión de mucho interés es el proyecto de promoción del trabajo que se está realizando en los foros Alaire; creo que es importante por su contrastada variedad y calidad. Es muy difícil debido al minoritario interés que se muestra por la poesía, pero bueno… ahí estamos, tenemos que empujar para ponernos en las primeras filas.

Abrazos y salud.
"Yo es otro" (Arthur Rimbaud)
Avatar de Usuario
Armilo Brotón
Mensajes: 5373
Registrado: Mar, 27 Ene 2009 17:38
Ubicación: Costa Rica

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Armilo Brotón »

Poema:
Instrumentos de redención: El whisky

Curiosa vida esta, John Cor,
queda vacía la memoria
y hay que pinchar un link
que deja la pantalla en blanco.
El roedor se comió el queso,
el queso a santa RAM,
santa RAM al olvido.
Mejor échate a la perdición.

Este chip no detenta la cordura, John Cor;
mañana, cuando Google te recuerde la hora,
todo estará arreglado.
Merlín nunca se olvida de Escocia
ni nosotros de ti,
afables catadores de licor.
¡Sirva otra copa, Tabernero!
Hoy pago yo.

elPrior

¿Cómo has llegado hasta este poema?
Para mí casi todo es material comestible en poesía porque utilizo esta forma de expresión para reflexionar sobre lo que me rodea, desde distintos puntos de vista y al final lo mezclo con lo que siento casi de una forma intuitiva.
En este caso concreto fue a raíz de una conversación con Pilar cuando nos pasó la desgracia de la pérdida de información y no se pudo entrar en la página durante varios días.
¿Ha sido un reto?
Siempre es un reto enfrentase a la página en blanco pero yo nunca me planteo la obra como un sufrimiento, más bien como un disfrute. Empiezo a materializarla cuando me siento “agustito”, de lo contrario me quedo quieto.
¿De qué hablas en el poema?
Muchos poemas tienen varios niveles de lectura y eso los enriquece mucho. En este caso quería reflexionar sobre el enganche que tenemos de las redes sociales y recordaba lo importante de la comunicación directa, la charla con la familia y amigos en la comida, frente a un buen vino o en un bar tomando una cerveza y sintiendo la calidez de la gente que te aprecia.
¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?
Eso intentamos, adaptar los recursos y el formato a lo que se quiere trasmitir. El aprendizaje continuo, la lectura de otros poetas, escuchar los consejos amigos que más saben nos ayudan a ello. Buscamos el ritmo en sus variadas formas.
Unas veces puede ser más metafórico el lenguaje otras más sencillo, como es este caso, pero siempre intento que haya evocación y no quede cerrada la obra unívocamente.
¿Cómo has estructurado el poema?
En verso multimétrico intencionado, no espontaneo, buscando pautas rítmicas. Ordenando los versos en grupos que den un concepto global a la obra.
De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.
Hemos hecho, en la Corpo, una trayectoria amplia en formatos e ideas, según la poética o estilo de cada cual, sin privarnos de nada que huela a poesía. Sobre todo, hay una búsqueda continua sobre la parte retórica y de versificación. Profundizamos mucho en la idea de evolución y pluralidad. Nos gusta disfrutar de lo que escribimos cada día más y sobre todo de lo que hacen otros compañeros y poetas de diversos ámbitos. La crítica también nos encanta.
Otras cuestiones de interés.
Los foros aportan a la poesía cosas maravillosas como esta: comunicación, interacción, aprendizaje de los demás, escuela continua, sin perder la esencia de la poesía y de dónde uno viene; para no caer en la globalización y aportar algo distinto, que agrade o por lo menos extrañe al lector.

Abrazos y salud.
Avatar de Usuario
Julio Gonzalez Alonso
Mensajes: 11600
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 20:56
Ubicación: Leonés en Vizcaya.
Contactar:

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Julio Gonzalez Alonso »

Odiseo

Qué temor, viajero, detiene ante la puerta tus precavidos pasos
y lleno de inquietud desde el umbral tus ojos
escrutan del cavedio los rincones obscuros;

descalza las sandalias y a los pies da descanso
con agua perfumada de las frescas jofainas
y descargando el alma de onerosos presagios
acepta de esta casa la hospitalidad servida.

Háblanos, sin temor, de la ancorada nave
arrumbada a las costas por la mar procelosa
y dinos de qué patria y destino, los dioses
entregaron airados a este lado del agua.

¿No fuisteis, por fortuna, en ofrendas generosos?
¿No alzasteis a los altares en aromadas hogueras
las alabanzas debidas en cánticos y oraciones?
¿No quiso la ventura a los divinos ojos
vuestra vida agradable contemplar complacientes?

No temas, extranjero, y con el polvo de la túnica
deja que sea el vino servido de estas cráteras
quien libre los recuerdos que al espíritu atormentan
y conturban los sentidos con insidiosas sombras
llenas de pesadumbre y amenazas etéreas.

Desnuda, pues, el cinto de la afilada espada
y del hombro descarga el carcaj con las flechas
que tu arco certero conducirá en la batalla
con mensajes de muerte hasta la mitad del pecho.

Acepta, viajero, con las manos que te ofrezco
la paz que a la sombra de estos muros te acoge;
desde el sitial del ágora dinos si por ventura
eres quien el aedo en célebres versos canta;
el que llegado a las costas de la consagrada Ítaca
de los príncipes que hollando sin dignidad tu casa
y entregados sin pudor a la ambición más soberbia
castigará sin piedad la obstinada insolencia.

Soy, en verdad, quien dices y a quien de tu casa ofreces
con generosa largueza la amistad en tus manos
y de tu espíritu alto hospitalidad tan pródiga;
de Poseidón airado las espantosas olas
empujaron mi nave extraviada a tus costas
y en las finas arenas de las horas de Cronos
se encuentra ahora varada sin movimiento posible.


Soy el que vio cegarse el sol cuando los héroes
vencidos entregaron su aliento ante los muros
de Troya atacada por los bravos argivos
y olvidados de los dioses murieron con sus armas
alejados de su siempre mirada protectora;
el que dices soy, ay, deudor de mi destino
y el que sin tregua navega los cursos del Egeo
pues impaciente espera la hora señalada
en que el castigo abrume en sombras la impudicia
de los que, vivo aún, deshonrando están mi muerte
y sobre mi hogar se aprestan volando con codicia
a devorar mi hacienda como buitres hambrientos.


¿No merecen los griegos una patria más justa?
¿Acaso es sólo castigo dirigido a Odiseo?
¿No es suficiente, acaso, de la mar confundida
sortear los peligros del corpulento cíclope
y las suaves sirenas con engañosos cantos?


Oh rey que así nos hablas y con razón exhortas
desnuda de mentira y en todo extremo justa;
toma de nuestras ánforas el más dulce de los vinos
que las doncellas te ofrecen con la frente humillada
reservado a los héroes y el altar de los dioses
y prosigue luego tu camino oceánico
que te conduzca a Ítaca con nuestras bendiciones
que, cuando el sol un día amaneciendo rojo
se lave en azul cielo sus ardorosos rayos,
sabremos que el camino que conduce tus pasos
habrá por fin concluido y con justos motivos
elevarán sus copas los griegos celebrando
entre cantos alegres y la ofrenda de toros
la instaurada justicia en las rectas costumbres.

¿Cómo has llegado hasta este poema?

Leyendo la Odisea. Me cautivó la musicalidad de los hexámetros dactílicos y el fraseo épico. La traducción era bastante afortunada y la regularidad de los versos se ajustaba bien al español. Así que imaginé esa eterna vuelta de Odiseo a su patria de Ítaca en un encuentro accidental con otros griegos de cualquier isla del Egeo, las noticias que tendría a través de ellos y cómo verían al héroe de la guerra de Troya.

¿Ha sido un reto?

Dadas las características propias, extensión, versificación y estilo del poema, sí fue un reto. Y más cuando nunca había intentado este tipo de poema.

¿De qué hablas en el poema?

Ya está dicho: un encuentro de Odiseo con otros griegos en una isla perdida del Egeo al verse obligado a atracar para reparar su nave. Con este pretexto hablo de las costumbres griegas, sus valores y el sentido de un viaje de vuelta a casa tras la experiencia de la guerra.

¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?

Dada la imposibilidad de escribir en hexámetros dactílicos intenté usar versos largos y alejandrinos más apropiados para el tono épico de la composición, aprovechando el vocabulario y los giros de la Odisea para definir los espacios y el ambiente.

¿Cómo has estructurado el poema?

En estrofas irregulares de versos blancos, mayoritariamente alejandrinos, aunque -dada la extensión- se hicieron inevitables algunas asonancias que, debidamente distribuidas, pienso que no desmerecen del todo el conjunto de la composición. El poema es fundamentalmente narrativo y dialogado.

De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.

Puesto que no comparto la idea de la sacralización de la poesía, hasta ahora he trabajado para satisfacer y dar respuesta a la necesidad de escribir, sin otra pretensión de trascendencia. Aparte del tiempo que dedico a la lectura y la escritura, mi vida transcurre con una normalidad casi absoluta y sin grandes sobresaltos. Me gusta participar en escrituras colectivas y me siento muy bien cuando me veo arropado por la compañía de quienes escriben estupendamente; me da la sensación, así, de que lo mío tiene algún valor al lado de lo suyo. Hasta ahora mi tarea ha consistido en organizar los tres libros que tengo publicados en solitario, dotarlos de contenido más o menos coherente, mantener el pulso del estilo etc., y ha sido apasionante. Lo que pienso hacer es lo mismo que lo hecho hasta aquí; intentando mejorar, evolucionar, explorar estructuras estróficas y buscar siempre enfoques distintos para los mismos temas a los que, inevitablemente, estamos sujetos como cualquier ser humano lo está a las circunstancias de la época en la que le toca vivir.

Otras cuestiones de interés.

Rendir un tributo y homenaje a los compañeros de Alaire que hoy no pueden responder a estas cuestiones sino es a través de los versos que nos dejaron. Están en nuestra memoria Blanca Sandino, Ramón Ataz y Ricardo Serna, que supieron ser -ante todo- buenas personas y, además, buenos poetas.

Creo que es justo y de interés seguir laborando en estos espacios abiertos de la poesía a los que ellos contribuyeron de manera tan eficaz como generosa.
Avatar de Usuario
Rafel Calle
Mensajes: 21473
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Rafel Calle »

Queridos amigos:
Creo que este post es un extraordinario documento que, además de servirnos de mucho para saber de vosotros y de vuestra poética, bien puede dar lugar a una sección en nuestra nueva web, "El poema visto por su autor". Os animo a incluir fotos, grafismos, etc., para que podamos conformar un estupendo artículo. Ya tenemos la nueva web y en breve estará visible y operativa.
Muchas gracias a todos y a ver si se animan los compañeros que aún no han participado, un servidor entre ellos.
Abrazos.
Ignacio Mincholed
Mensajes: 2685
Registrado: Lun, 11 May 2009 18:31

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Ignacio Mincholed »

...

Nunca me he planteado la poesía como un reto. La considero algo consustancial a mi vida, igual que lo son otras acciones y actividades que no implican un reto sino un desempeño deseado y placentero que vivo con una satisfactoria pasión.

Me interesa la realidad en todas las facetas de la naturaleza humana, y así llego a los poemas, filtrándola.
Del mismo modo que en la construcción de un edificio no se emplean todos los materiales disponibles, sino que se eligen unos u otros en base a sus propiedades, en la poesía no es necesario ni conveniente utilizar todos los recursos solo porque están disponibles.
Los empleo según qué quiero expresar y cómo quiero expresarlo.

Continuando con el símil, la estructura depende de la función del edificio; del objeto poético. Creo que, generalmente, se aprovecha poco la diversidad de estructuras que ofrece la narración literaria y no son aplicadas a la poesía; así, los poemas, acaban siendo prismas de cuatro paredes y un tejado a dos aguas. Siempre depende de la función que me propongo.

Encuentro mayores posibilidades expresivas en el verso libre y en la narrativa poética que en cualesquiera otros esquemas.

En este poema, Funcional, he pretendido que el objeto poético fuera manifiestamente identificable y he empleado una estructura concisa y sinóptica. Como recursos he empleado una formula directa, asertiva y pragmática, para contraponerla a los intangibles que, frecuentemente, nos procuran dudas.

...

Funcional

Le dijo el reclutador:
Usted no es funcional para la empresa.

Le dijo el sicólogo:
Usted no es funcional para la sociedad.

Le dijo su esposa:
No eres funcional para vivir en pareja.

Sus sueños volvían cada día por el este pisando el sol.
Los gorriones se posaban en sus hombros.
Los niños se aferraban a sus rodillas
Guardaba ramas para los nidos.
Bebía vino con la Luna.
Lloraba ausencias.
Reía alegrías.
Regalaba las palmas de sus manos entre los solitarios.

¿Me habré perdido la vida?

¿No habré entendido algo?

¿Querrán robarme la vida?

...

El objeto poético era señalar cómo los sistemas son excluyente con las personas que sienten y piensan de modos que no siguen la línea marcada, y por lo tanto no son consideradas válidas para sus intereses. Unos intereses nunca bien consensuados y que, cuando menos, consiguen hacer dudar a las personas que no se amoldan a sus pautas.

Mi obra, en general, tiende a poner de manifiesto la reflexión, tanto como a suscitarla, mediante el pensamiento crítico.
Para proponerla me amparo en el arte, la ciencia y la filosofía.

Como dije al principio, para mí la poesía no es un reto, pero sí un compromiso. No es una veleidad resultante de un ejercicio ocupacional. No es importante para mí qué he hecho o qué hago con mi obra, sino lo que me queda por hacer.

Dijo Goethe que: «el único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada».

Yo estoy profundamente convencido de que es al contrario:
El único hombre que se equivoca permanentemente, es el que nunca hace nada.

Saludos.
Ignacio

...
Avatar de Usuario
Víctor F. Mallada
Mensajes: 3638
Registrado: Dom, 26 Dic 2010 9:39
Ubicación: madrid
Contactar:

Re: Conversaciones literarias: Tu poesía

Mensaje sin leer por Víctor F. Mallada »

Conversaciones literarias:

Berlín

Hoy sin muros que la partan
en dos mitades asimétricas en casi todo
menos en las tormentas y en la luz
que anuncia la madrugada.

Ya sólo quedan unos pocos vestigios de enfrentamientos
absurdos y hasta los monigotes de los semáforos,
que antes eran distintos, ya se entremezclan.
Unos calzan sombrero,
otros olvidan los elementos y parecen
cruzar la calle como si no lloviera.

Ciudad de káiseres prusianos, horrores y honores;
menos mal que el museo de Los Ramones
te acoge en su regazo oscuro, como queriendo dar
sentido al sinsentido:
Blitzkrieg Bop.
Punk and rock.

A Berlín le sobran estaciones de tren y un aeropuerto,
le sobra altanería, desconsuelo, reticencias, recelos.
A veces le falta esa coherencia de barrio, por haber mirado,
durante tanto tiempo a lugares opuestos del espectro
vital y geográfico,
pero, aún así te atrapa… en sus calles, terrazas, en sus museos,
en los huertitos quedos donde antaño plantaron
bulbos de subsistencias y de esperanza.

Me guardo dentro el sabor un tanto extraño de esos jardines
enormes, al tiempo que recuerdo,
estremecido, a Nino Bravo cantando su “Libre”
por el caído no lejos del “Punto Charly”,
libre… de la vida que se le escapa,
regando en sangre esa tierra de nadie,
que el horror también esculpe, dolor sobre dolor sus monumentos.

De Berlín me llevo una lección de vida,
un ansia de mejora;
mirar al futuro
sin olvidar los pasos dados y los tropiezos,
para llegar a convivir un día
con muchos o con todos...
sin estridencias.


1. ¿Cómo has llegado hasta este poema?
He intentado plasmar con unas pocas pinceladas unos recuerdos de mi estancia de una semana en Berlín hace unos pocos años.

2. ¿Ha sido un reto?
La idea es centrarme en unos pocos elementos, obviamente subjetivos, que me sirven para urdir una pequeña historia. No hablo de los grandes monumentos o museos de la ciudad, para eso ya están las guías turísticas, sino de unos pocos momentos vividos aquellos días que me dejaron unos recuerdos inolvidables que pueden provocar alguna reflexión vital, en mi o en quien lo lea.

3. ¿Crees que tu poema aprovecha todos los recursos del lenguaje (popular, literario, técnico…)?
Ni siquiera se si este escrito puede cualificarse como poema “sensu stricto”. En general escribo escogiendo las palabras para contar la historia de modo que tengan un fluir rítmico, que se puedan leer a viva voz sin estridencias.

4. ¿Cómo has estructurado el poema?
Empiezo centrando la historia en un lugar concreto, en este caso Berlín, continúo con una reflexión sobre el lugar basado en unas vivencias y acabo con una reflexión vital.

5. De tu obra en general, qué has hecho, qué haces y qué piensas hacer.
En general escribo para los “no poetas”, reduciendo a su mínima expresión lo que vendría a ser el “lenguaje poético”. Yo no quiero que mis posibles lectores se estrujen las meninges para intentar adivinar qué es lo que quiero decir. Prefiero que el lector, si tiene ganas de reflexionar, lo haga sobre lo que digo, no sobre lo que él o ella piense que haya podido decir.
En el gran espectro de la poesía pasada o presente, prefiero quedarme en el umbral, con un lenguaje casi prosa, dejando a los estudiosos decidir si esto es poesía o si sólo me dejan estar en la tapia, con un pie dentro y otro fuera.
Responder

Volver a “Crítica literaria, análisis, ensayos y debates”