"El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.
Moderadores: Rafel Calle y J. J. M. Ferreiro.

Moderador: Webmaster

"El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Lun, 16 Nov 2020 10:59

5RQ2Z37TGNG3NGCF4G5UGWDOOA.jpg







- El viaje -

Cuando nos contemplamos por primera vez Cristhina
yo había traspasado un océano,
mis manos guardaban la pátina del barniz barato
que se usaba en una facultad que amaba los pinceles,
a la que acudía con una fe -tan ciega como inquebrantable-
que hoy comparo con la de los feligreses que pueblan y despueblan las iglesias.

- El ego -

Y llegué ante ti, con esa arrogancia e impostura
de mis veintiún años dispersos por mi cuerpo,
que soñaban sin rubor alguno sus laureles y victorias,
auspiciados mis oídos por maestros -de reconocida firma-
que alababan mi habilidad y mi técnica
augurando un futuro, aún distante, pero, calificado de prometedor,
ya sabes de qué hablo, Cristhina: Vanitas vanitatis.

- El relámpago -

No sabía de tu existencia, desconocía totalmente tu mundo,
quería experimentar la unión de los pigmentos mezclados con el huevo,
extraerle a Wyeth buena parte de su depurada técnica,
ansiaba hacerme con aquel resultado onírico y mate en la madera.
Apenas si te contemplé, en una postura que consideré - a simple vista- amable,
perdida entre tu temple, abstraída en una definición
tan detallista como obstinada y del todo perfecta de la hierba,
de pronto divisé tu delgada e inquietante mano derecha
en su empeño por asirse a la tierra,
la visión, como un cuchillo, hizo retroceder mis pasos,
unida a ti en esa comunión tan íntima que
sólo proporciona el hilo del misterio.

- Los sentidos -

Sentada frente a ti, con los sentidos -entonces- todos fijos,
me asoló una angustia muda e inquietante,
mezcla de ansiedad, agitación, sofoco.
Examiné tus endebles y cenceños brazos, tu talle en contorsión,
la laxitud sin gracia de tus delgadas piernas.
La intención dibujada en la madera por Wyeth
al disponer esa línea horizontal tan - insensatamente- alta,
mostrando así un cielo tan plomizo como mínimo
en que el aire no concedía ningún alivio y poblándolo de cuervos,
la austeridad máxima en la elección de los colores,
la pequeñez de tu cuerpo rosado era absoluta entre ese mar de hierba
y cortando el horizonte la casa lóbrega y su perfume a Norman Bates.
La rotunda negativa del artista a no querer mostrar tu rostro, me exasperó,
tu rostro inexistente, Cristhina, tu rostro,
y tú, postrada, estática, inmensamente sola viviendo ese secreto.
Con un desasosiego que no pude explicar, hui de allí,
sin entender de ti , ni del por qué de mi desolado estado.

- La búsqueda -

Volví al barniz de mi mundo, a mis pinceles,
a las noches desveladas envuelta entre pigmentos, a mi mundo,
pero, tu visión seguía en mí, alargando mis sombras.
Un día - sin poder evitarlo- te busqué en las bibliotecas
intentando resolver tantos enigmas.
Allí estabas tú, Cristhina Olson
en medio de los libros de arte más preciados,
tu historia dibujada por el pincel diestro de Wyeth.
Como un escalofrío el pintor me señalaba
su tremenda alegoría, una alegoría viviente,
la voluntad Cristhina, la voluntad,
que en mi impericia no había sabido desvelar.
Mis egos todos quedaron en el acto desvaídos,
la técnica y la habilidad jamás se bastarían
para habitar completamente la brillantez, el talento, la genialidad.
Mi pequeñez se me hizo manifiesta y totalmente innumerable,
supe a ciencia cierta, en ese mismo instante, que
más pronto que tarde, la fe me abandonaría
y mis gastados pinceles colgarían sus hábitos.


- El encuentro-

El azar y el tiempo quiso que volviéramos
a cruzar nuestras miradas,
y yo acudí presta a esa cita.
Las dos éramos muy distintas, Cristhina, las dos.
Tú eras ya un icono cultural,
escritores, guionistas, cineastas... se rindieron a tu paso.
La persistencia de tu voluntad frente a tus limitaciones,
unida al talento inseparable de Wyeth
hizo que tu estela atravesara todos los océanos
cruzara todos los mares,
llegaras a todos los países que jamás soñaste en ver
desde tu diminuto mundo en Maine.
Yo, recorrí en sentido opuesto esa misma distancia,
era también una mujer distinta,
feliz, gozosa con sus limitados dones,
en todo más sencilla, más humilde,
quiero pensar que más humana,
que convivía en paz y en calma con sus limitaciones.
El encuentro fue tan distinto esta vez,
feliz por ti, dichosa , afortunada,
profunda, emocional y totalmente admirada
en poder compartir tu mundo; "El mundo de Cristhina"
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Pilar Morte » Lun, 16 Nov 2020 12:13

Me ha encantado cada parte donde muestras llegar a la madurez a través de la experiencia de la pintura. Es un relato existencial humano y muy hermoso. Felicidades.
Abrazos
Pilar
 
Mensajes: 26108
Registrado: Mié, 09 Abr 2008 10:21

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Hallie Hernández Alfaro » Lun, 16 Nov 2020 15:48

Es un espléndido trabajo, Carmen.
Un mundo enriquecedor, lleno de luz, con un ritmo tan natural como si hubiese existido siempre este poema y ahora deseara llegar a nuestros ojos.
Me ha gustado su arquitectura, sus fases y su dejo existencial. Son unos versos generosos y convincentes.

Gracias por estar de vuelta; abrazo de los grandes.
.
.
.
 
Mensajes: 17389
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Hallie Hernández Alfaro » Lun, 16 Nov 2020 15:49

Imagen
.
.
.
 
Mensajes: 17389
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Arturo Rodríguez Milliet » Lun, 16 Nov 2020 16:18

Arte a propósito del arte.
La lectura sensible de una obra pictórica a través de las emociones que logra suscitar en otro artista, la poética de la pintura traducida en poesía por quien la siente y la reescribe, un mundo abierto generosamente a quien alguna vez paso inadvertidamente por su umbral, un cierre feliz a una pregunta original inquietante, un obsequio exquisito el que nos brindas, Carmen. Abrazos.
Te presento a mi padre, el que está a su lado es mi hijo.
Si los sumas y divides entre dos, obtendrás su promedio...
ese soy yo. Mucho gusto!
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 1747
Registrado: Jue, 05 Dic 2013 13:21
Ubicación: Caracas. Venezuela

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Mar, 17 Nov 2020 10:17

Pilar Morte escribió:Me ha encantado cada parte donde muestras llegar a la madurez a través de la experiencia de la pintura. Es un relato existencial humano y muy hermoso. Felicidades.
Abrazos
Pilar


Gracias Pilar, por pasarte por estas cosas que yo escribo, por tu innata bonhomía.

Abrazos

Carmen
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Mar, 17 Nov 2020 10:21

Hallie Hernández Alfaro escribió:Es un espléndido trabajo, Carmen.
Un mundo enriquecedor, lleno de luz, con un ritmo tan natural como si hubiese existido siempre este poema y ahora deseara llegar a nuestros ojos.
Me ha gustado su arquitectura, sus fases y su dejo existencial. Son unos versos generosos y convincentes.

Gracias por estar de vuelta; abrazo de los grandes.



Muchas gracias Hallie, por tu generosidad con lo mío.
No estoy de vuelta, pq siempre os leí, nunca me marché, sólo que ahora se escucha un poco de mi voz.

Abrazotes grandes para ti.

Carmen
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Mar, 17 Nov 2020 10:26

Arturo Rodríguez Milliet escribió:Arte a propósito del arte.
La lectura sensible de una obra pictórica a través de las emociones que logra suscitar en otro artista, la poética de la pintura traducida en poesía por quien la siente y la reescribe, un mundo abierto generosamente a quien alguna vez paso inadvertidamente por su umbral, un cierre feliz a una pregunta original inquietante, un obsequio exquisito el que nos brindas, Carmen. Abrazos.


Querido Arturo,

Siempre siento agradecimiento por tus palabras, que siempre transportan calor en sus alas para estas cosas que yo escribo, por la generosidad que tienes en la mirada y que siempre me dejas.
Te mando un abrazo grande como un abrigo inmenso.

Carmen
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Ignacio Mincholed » Mar, 17 Nov 2020 20:26

Contemplar una escena al natural tiene un componente de intervención puesto que a la vez que somos observadores también somos participantes del suceso. De alguna manera al observar el suceso alteramos el suceso. Esto, que en física cuántica quedó definido por Heisenberg como principio de incertidumbre, referido como algo intrínseco al mundo de las partículas subatómicas, ocurre igualmente en la física clásica. Nuestra observación no alterará el curso del agua del río ni la altura de las montañas; sucederá lo que suceda ya seamos observadores de ello o no pero, filosóficamente, nuestra observación sí alterará el sentido de lo que ahí sucede.

Las montañas podrán parecernos más altas o más achatadas, el agua más fría o más cálida, el vuelo de los pájaros placentero o inquietante; los sonidos, los aromas, el viento moviendo las ramas, aquella figura melancólica o alegre caminando el valle.
Todo esto, mediante un proceso síquico, se traducirá en nosotros en algo que, si bien no cambia la realidad, sí la configura en nuestra mente a través de sensaciones y emociones de modo que nos predisponen hacia determinadas actitudes ante la vida. El pintor las plasmará en un lienzo y el poeta en un poema.

Una de las grandezas del Arte es que nos hace reflexionar. Lo vivido queda en el recuerdo y por la experimentación del Arte, tanto por el artista como por un nuevo observador, se pueden reconfigurar los sucesos ya sean reales o de ficción.

Carmen, en este poema muestra perfectamente la experimentación del arte como mistificación al hacer interpretable una realidad de forma que llegas a convertir en compañera de sucesos a Cristhina desde la mano del pintor. Aquí deja de importar la técnica, el estilo, el formato… lo que importa es lo que la obra ha suscitado en ti. No es el pintor, ni la obra en sí misma, el objeto del suceso; el objeto es lo interpretable. La raíz de mistificación nos remite a misterio a la vez que a iniciado, viene a decirnos que es posible «falsear» la realidad a favor de cualquier interpretación verosímil mediante la cual descubrir y proponer otras realidades. Y, así, nos propones en el poema todo un viaje, tal como comienza el poema, en el que presentas mediante módulos de atracción un recorrido temporal y emocional que trasciende la representación del cuadro hasta integrarte en "El mundo de Cristhina":

feliz, gozosa con sus limitados dones […] que convivía en paz y en calma con sus limitaciones

en un emparejamiento con lo que supones «tus limitaciones»:

… y mis gastados pinceles colgarían sus hábitos.

Las limitaciones de Cristhina eran físicas, de ahí su inquietante postura:

… tu talle en contorsión,
la laxitud sin gracia de tus delgadas piernas.


frente a esa ladera inclinada con la granja en lo alto:

… al disponer esa línea horizontal tan - insensatamente- alta

Y, aun así, dices:

… llegaras a todos los países que jamás soñaste en ver

Felicidades, Carmen, y no dejes tus gastados pinceles que, por lo que deduzco también te expresas con ellos.

Un abrazo.
Ignacio
 
Mensajes: 2546
Registrado: Lun, 11 May 2009 18:31

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por enrique sanmol » Mar, 17 Nov 2020 20:32

El mundo de Cristina... Un mundo limitado y a la vez infinito. No es necesario ver su rostro para saber de su determinación, de su extraordinario tesón frente a la adversidad.

Magnífico el cuadro, magníficos los versos que nos regalas, Carmen, que disfruté enormemente.

Muchas gracias y un cordial saludo.
 
Mensajes: 669
Registrado: Sab, 09 Feb 2008 12:21

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Mié, 18 Nov 2020 17:20

Ignacio Mincholed escribió:Contemplar una escena al natural tiene un componente de intervención puesto que a la vez que somos observadores también somos participantes del suceso. De alguna manera al observar el suceso alteramos el suceso. Esto, que en física cuántica quedó definido por Heisenberg como principio de incertidumbre, referido como algo intrínseco al mundo de las partículas subatómicas, ocurre igualmente en la física clásica. Nuestra observación no alterará el curso del agua del río ni la altura de las montañas; sucederá lo que suceda ya seamos observadores de ello o no pero, filosóficamente, nuestra observación sí alterará el sentido de lo que ahí sucede.

Las montañas podrán parecernos más altas o más achatadas, el agua más fría o más cálida, el vuelo de los pájaros placentero o inquietante; los sonidos, los aromas, el viento moviendo las ramas, aquella figura melancólica o alegre caminando el valle.
Todo esto, mediante un proceso síquico, se traducirá en nosotros en algo que, si bien no cambia la realidad, sí la configura en nuestra mente a través de sensaciones y emociones de modo que nos predisponen hacia determinadas actitudes ante la vida. El pintor las plasmará en un lienzo y el poeta en un poema.

Una de las grandezas del Arte es que nos hace reflexionar. Lo vivido queda en el recuerdo y por la experimentación del Arte, tanto por el artista como por un nuevo observador, se pueden reconfigurar los sucesos ya sean reales o de ficción.

Carmen, en este poema muestra perfectamente la experimentación del arte como mistificación al hacer interpretable una realidad de forma que llegas a convertir en compañera de sucesos a Cristhina desde la mano del pintor. Aquí deja de importar la técnica, el estilo, el formato… lo que importa es lo que la obra ha suscitado en ti. No es el pintor, ni la obra en sí misma, el objeto del suceso; el objeto es lo interpretable. La raíz de mistificación nos remite a misterio a la vez que a iniciado, viene a decirnos que es posible «falsear» la realidad a favor de cualquier interpretación verosímil mediante la cual descubrir y proponer otras realidades. Y, así, nos propones en el poema todo un viaje, tal como comienza el poema, en el que presentas mediante módulos de atracción un recorrido temporal y emocional que trasciende la representación del cuadro hasta integrarte en "El mundo de Cristhina":

feliz, gozosa con sus limitados dones […] que convivía en paz y en calma con sus limitaciones

en un emparejamiento con lo que supones «tus limitaciones»:

… y mis gastados pinceles colgarían sus hábitos.

Las limitaciones de Cristhina eran físicas, de ahí su inquietante postura:

… tu talle en contorsión,
la laxitud sin gracia de tus delgadas piernas.


frente a esa ladera inclinada con la granja en lo alto:

… al disponer esa línea horizontal tan - insensatamente- alta

Y, aun así, dices:

… llegaras a todos los países que jamás soñaste en ver

Felicidades, Carmen, y no dejes tus gastados pinceles que, por lo que deduzco también te expresas con ellos.

Un abrazo.
Ignacio



Ignacio, no sabría cómo agradecer tu atenta lectura, y tu comentario (siempre interesante, contribuidor y generoso), cuando alguien escribe, da igual de qué, prosa, poesía, lo que sea...siempre sueña o se imagina en encontrar un lector atento detrás del texto, que juzgue tanto la intención ( la idea, la emoción...) como la resolución o el resultado en sí, pero eso, muy a menudo no sucede, yo te agradezco hoy ser ese lector soñado.

Estos poemas con referencias a cuadros que personalmente me han impactado en la emoción, por diferentes causas cada uno, son realmente muy difíciles de traspasar al papel, concretamente hacerlos poema, precisamente por la interpretación de una realidad y concretamente de la realidad de una emoción, que siempre es un concepto subjetivo. Por ello, para mí son como pequeños retos y me obligan a trabajar mucho más un poema y utilizar diferentes recursos que la palabra escrita tiene, como si de una pintura se tratase, tienes como motivo la emoción de un cuadro, pero, tienes que definir la composición, la disposición, la técnica a utilizar, la paleta de colores que vas utilizar, donde vas a poner el foco de la imagen, etc..

Y sí, en éste lo que intenté expresar es un recorrido temporal, emocional y personal como un viaje sobre el lienzo.

También intenté esbozar, sin tan buen resultado, la idea de qué cuando se acude al arte con cualquier idea preconcebida o buscando un resultado, el mirar siempre será mucho más pequeño, nos perderemos irremisiblemente en lo que subjetivamente queremos encontrar.

En cuanto a los emparejamientos que has expuesto, decir que yo nací con un don natural para el dibujo muy evidente, pero no así para el color, y tuve que dedicar miles y miles de horas para conquistar un poco la técnica. De aquellos días recuerdo que los viví con muchísima presión, pero indudablemente son el sustrato de mi mirar estético.

Y no, no, no he abandonado a mis pinceles, no podría.

Gracias, Ignacio, por...tanto.
Un abrazo
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Carmen López » Mié, 18 Nov 2020 18:01

enrique sanmol escribió:El mundo de Cristina... Un mundo limitado y a la vez infinito. No es necesario ver su rostro para saber de su determinación, de su extraordinario tesón frente a la adversidad.

Magnífico el cuadro, magníficos los versos que nos regalas, Carmen, que disfruté enormemente.

Muchas gracias y un cordial saludo.


Me gusta mucho cómo lo has expresado "Un mundo limitado y a la vez infinito".

Pero, te equivocas Enrique, este cuadro de Wyeth, pasó totalmente desapercibido en su origen y por muchos años, el público incluso mostró rechazo, y eso que era uno de los pintores más queridos en América, pq no contó con la presencia de Cristinha Olson (rostro), bastantes años más tarde y sabiendo en quién y en qué estaba inspirado, el nuevo director del MOMA lo adquirió por un precio irrisible, y lo expuso junto a la foto y la historia de su protagonista y lo vendió como una lucha frente a la adversidad pasando con el tiempo a ser un icono.

Lo cierto es que la modelo no fue Cristinha, fue la mujer del pintor, mucho más joven, y que Wyeth conmovido por verla arrastrarse por la hierba y para mostrar con mayor fuerza esa adversidad en la que vivía, le añadió una cuesta inexistente hacia la casa, una casa lóbrega modificando el color de la misma, un cielo diminuto, unas extremidades superiores muy delgadas que no se corresponden con las de alguien que tiene poliomielitis, pues es claro que no teniendo tracto inferior, el superior lo tiene que hacer todo y es muy musculado ( mi tio que tiene polio, es muy musculoso, de ahí que yo no pudiera advertir este hecho y relacionarlo), lo único que pertenece a Cristinha son las extremidades inferiores, que sí conservan una enorme laxitud.

Me alegra muchísimo que te guste el cuadro y disfrutaras.

Un abrazo.
Carmen
La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
Gastón Bachelar.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4380
Registrado: Jue, 27 Jun 2013 9:35
Ubicación: Barcelona

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Marisa Peral » Mié, 18 Nov 2020 18:52

Exquisito poema que me deja sin palabras, querida amiga.
Solo puedo expresarte mi admiración por la capacidad de adentrarte en los diferentes mundos que observas al ver un cuadro, sus detalles, lo que imaginas que pudo sentir el pintor o lo que transmitía Cristhina.

Un placer, Carmen, poder contar con tu poesía.

Abrfazos.
Y tus ojos cerrados me escucharon desde el oblicuo fondo.

© E. R. Aristy - De su obra NOCHE BLANCA
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 7806
Registrado: Mié, 30 Jun 2010 19:06

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Rafel Calle » Vie, 20 Nov 2020 7:30

Muy bello trabajo, amiga Carmen, con una premisa conceptual brillante, tanto en la exposición cuanto en la definitoria imaginería. Ciertamente, el diálogo, que bien podría ser epistolar, con la protagonista de este Wyeth, a mi juicio, tenemos que colocarlo en la cúspide de tu obra. Analizar minuciosamente una pintura al tiempo que se desarrolla un relato existencial, dándole forma de versos a una poesía narrativa tan bella como evocadora, en fin, eso es algo que no se lee todos los días.
Ha sido un placer leerte. Felicidades por esta obra, sin duda, poesía de altos vuelos.
Abrazos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 20826
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: "El mundo de Cristhina". Andrew Wyeth

por Ramón Carballal » Vie, 20 Nov 2020 13:36

Introspectivo poema y de una gran clarividencia. Dentro de él hay una honda reflexión que contrasta la obra de arte consagrada con la impresión personal sobre las propias limitaciones de la artista narradora. El personaje de Christina sirve de receptor y confidente en el desarrollo de esta meditación. Me gustó mucho. Felicidades y un abrazo.
http://laverdadazul59.blogspot.com/

"El poema eres tú recomponiendo el espejo que cada día rompes".

"Comprender es unificar lo invisible".
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 17683
Registrado: Vie, 28 Dic 2007 16:24
Ubicación: A Coruña

Siguiente

¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 272 invitados