Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.
Moderadores: Rafel Calle y J. J. M. Ferreiro.

Moderador: Webmaster

Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario

por Pablo Ibáñez » Jue, 03 Ene 2019 17:03

Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario


Imagen

El Arca Santa y el Santo Sudario, en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo




Entonces llegó también Simón Pedro tras él, entró al sepulcro, y vio las envolturas de lino puestas allí, y el sudario que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con las envolturas de lino, sino enrollado en un lugar aparte.
Juan 20:6

Según la tradición, en los primeros años del cristianismo, se veneraron en Jerusalén una serie de reliquias de Jesús y de Sta. María, entre ellas el Santo Sudario, que los apóstoles habrían guardado en un arca de cedro. Ante la invasión de los Persas, mandados por Cosroes II, en el 614, se hizo necesario ponerlas a salvo. El presbítero Filipo fue el encargado de llevar a Alejandría el arca de las reliquias. El empuje de los persas en África dio lugar a nuevos traslados, y, a través de ellos, terminó llegando a España.
San Isidoro, obispo de Sevilla, consiguió llevar el Arca consigo cuando fue nombrado obispo de Toledo en la primera mitad del siglo VIII; en este momento, se hizo una nueva caja (de roble) que sustituyó a la antigua. Empujada ahora por la invasión musulmana, el Arca fue ocultada durante 80 años en Asturias, en la cueva de Santo Toribio, en el Monsacro. Finalmente, entre el año 812 y 842 fue trasladada hasta Oviedo por Alfonso II El Casto, lugar en el que se custodia desde entonces.

El Santo Sudario de Oviedo
G. MERAS MORENO; J.D. VILLALAIN BLANCO; J. A. SÁNCHEZ; J.M. RODRÍGUEZ ALMENAR


en año 715, Urbano, arzobispo de Toledo, «se retiró a las Asturias y llevó consigo las sagradas reliquias en compañía del infante don Pelayo para que no fueran profanadas».

Manuscrito del Archivo de la Casa de los Tusinos,
según el Diario de León del 23/04/2015
http://www.diariodeleon.es/noticias/cul ... 73433.html



Barro, sudor y lluvia, ascenso al Monte Sacro.
Portábamos un arca de reliquias, pesada como el mundo, pareciera
el peso del Eterno en su grandeza
preñando los objetos que guardaba,
más el peso de la propia humanidad, carente y plañidera.


Urbano fustigaba sin piedad los pobres bueyes,
su yugo no era fácil;
el carro crujía bajo el arca, cabeceaba entre el barro del camino y la tormenta,
arqueándose su eje por la carga, creciente en gravedad
a medida que la cima se acercaba.


Comandaba la escolta el príncipe Pelayo
—vanidad sobre impaciencia sobre orgullo—,
haciéndose notar todo el trayecto —Toledo, Astorga, Oviedo…—,
peleándose con moros y cristianos, cuestionando la sapiencia del obispo
y el ajuar de Cristiandad que trasportábamos, el cual
insistía Pelayo en abrir y revelar sus elementos,
y confiarnos a cada quien uno de ellos,
así la misión cumpliera más ágil y discreta.


Urbano le tildaba a grandes voces de heresiarca,
afirmando que si el Arca Santa fuese abierta
pereceríamos todos al instante,
sumidos en la luz abrasadora del Amor
—fustigaba y salivaba sin descanso, sus ojos casi blancos
cortinados en lluvia y ambición de santidad—.


Un rayo atronador iluminó la cima sacra,
paralizándonos de miedo a bestias y soldados.
Los bueyes rehusaron avanzar. Urbano ardió su fusta en uno de ellos,
que cayó reventado, sostenido en vilo por el yugo.
El carro cedió su vertical hacia ese lado y partió el eje.
Urbano, enloquecido, maldijo los infiernos y el demonio
—al cual en aquel momento asemejaba—,
y se cebó con el resto de las bestias, que gemían como hienas rodeadas.



Pero faltaba el protagonismo legendario de Pelayo.
Entre vociferantes amenazas y ultimatos, desenvainó la espada
y saltó ágilmente sobre el arca, cortando la brida de piel que la amarraba.
Cayó la santa caja sobre el barro del camino
y su tapa saltó como resorte,
quedando abierta, desnuda, trasparente.
Vacía como un alma.



Vacía estaba, en efecto, como un alma,
llenándose de lluvia y de silencio y de miradas,
llenando de dudas nuestro ánimo empapado
y nuestra fe llenándola de garras, preguntándonos,
en medio del caos y la intemperie, ateridos por el frío y por los rayos,
si toda realidad es un engaño,
si toda divinidad un espejismo.



Urbano paseó su mirada demencial por el desastre.
Parecía incapaz de asimilar las consecuencias, o dudaba
entre matarse a sí mismo o a Pelayo,
o a todos, o todo al mismo tiempo. Y pareció decidirse en lo primero.
Se despojó de su cinto y se arrancó la sudada sobrevesta, de fino lino blanco,
depositándolos ambos en el arca.
Miró a su alrededor, y me arrancó mi cáliz de madera con la cincha,
depositándolos ambos en el arca.
Una daga herrumbrosa de otro hombre,
unos trozos de pan duro de Castilla que guardábamos,
una piedra roja distinguida en el camino… Así fue rellenando
el arca con objetos. Llegó el turno a Pelayo.
Encarándole, arrancó la cruz de oro que colgaba de su pecho.


— Urbano… — Pelayo parecía avergonzado en su protesta.
— ¡ES NECESARIO CREER! — gritó el obispo en la cara del infante.
Besó la cruz, emocionado, hundiéndola en el arca
al mismo tiempo que cesaba la tormenta y las nubes se alejaban.



A órdenes de Urbano, limpiamos el arca llena y la sellamos con sus bridas.
Brillaron sus brocados con el sol recién salido, se había hecho ligera
al punto que dos hombres podían sostenerla.
Libertamos a los bueyes, que corrieron ágilmente monte abajo,
incluso aquel que diéramos por muerto.


En menos de tres horas, coronamos el Monsacro con el arca,
imbuidos de una rara aleación de desatino y esperanza.
Última edición por Pablo Ibáñez el Sab, 12 Ene 2019 19:23, editado 3 veces en total
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por E. R. Aristy » Vie, 04 Ene 2019 1:33

Pablo Ibáñez escribió:Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario


Imagen

El Arca Santa y el Santo Sudario, en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo




Entonces llegó también Simón Pedro tras él, entró al sepulcro, y vio las envolturas de lino puestas allí, y el sudario que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con las envolturas de lino, sino enrollado en un lugar aparte.
Juan 20:6

Según la tradición, en los primeros años del cristianismo, se veneraron en Jerusalén una serie de reliquias de Jesús y de Sta. María, entre ellas el Santo Sudario, que los apóstoles habrían guardado en un arca de cedro. Ante la invasión de los Persas, mandados por Cosroes II, en el 614, se hizo necesario ponerlas a salvo. El presbítero Filipo fue el encargado de llevar a Alejandría el arca de las reliquias. El empuje de los persas en África dio lugar a nuevos traslados, y, a través de ellos, terminó llegando a España.
San Isidoro, obispo de Sevilla, consiguió llevar el Arca consigo cuando fue nombrado obispo de Toledo en la primera mitad del siglo VIII; en este momento, se hizo una nueva caja (de roble) que sustituyó a la antigua. Empujada ahora por la invasión musulmana, el Arca fue ocultada durante 80 años en Asturias, en la cueva de Santo Toribio, en el Monsacro. Finalmente, entre el año 812 y 842 fue trasladada hasta Oviedo por Alfonso II El Casto, lugar en el que se custodia desde entonces.

El Santo Sudario de Oviedo
G. MERAS MORENO; J.D. VILLALAIN BLANCO; J. A. SÁNCHEZ; J.M. RODRÍGUEZ ALMENAR


en año 715, Urbano, arzobispo de Toledo, «se retiró a las Asturias y llevó consigo las sagradas reliquias en compañía del infante don Pelayo para que no fueran profanadas».

Manuscrito del Archivo de la Casa de los Tusinos,
según el Diario de León del 23/04/2015
http://www.diariodeleon.es/noticias/cul ... 73433.html



Barro, sudor y lluvia, ascenso al Monte Sacro.
Portábamos un arca de reliquias, pesada como el mundo, pareciera
el peso del Eterno en su grandeza
preñando los objetos que guardaba,
más el peso de la propia humanidad, carente y plañidera.


Urbano fustigaba sin piedad los pobres bueyes,
su yugo no era fácil;
el carro crujía bajo el arca, cabeceaba entre el barro del camino y la tormenta,
arqueándose su eje por la carga, creciente en gravedad
a medida que la cima se acercaba.


Comandaba la escolta el príncipe Pelayo
—vanidad sobre impaciencia sobre orgullo—,
haciéndose notar todo el trayecto —Toledo, Astorga, Oviedo…—,
peleándose con moros y cristianos, cuestionando la sapiencia del obispo
y el ajuar de Cristiandad que trasportábamos, el cual
insistía Pelayo en abrir y repartir sus elementos,
y confiarnos a cada quien uno de ellos,
así la misión cumpliera más ágil y discreta.


Urbano le tildaba a grandes voces de heresiarca,
afirmando que si el Arca Santa fuese abierta
pereceríamos todos al instante,
sumidos en la luz abrasadora del Amor
—fustigaba y salivaba sin descanso, sus ojos casi blancos
cortinados en lluvia y ambición de santidad—.


Un rayo atronador iluminó la cima sacra,
paralizándonos de miedo a bestias y soldados.
Los bueyes rehusaron avanzar. Urbano ardió su fusta en uno de ellos,
que cayó reventado, sostenido en vilo por el yugo.
El carro cedió su vertical hacia ese lado y partió el eje.
Urbano, enloquecido, maldijo los infiernos y el demonio
—al cual en aquel momento asemejaba—,
y se cebó con el resto de las bestias, que gemían como hienas rodeadas.



Pero faltaba el protagonismo legendario de Pelayo.
Entre vociferantes amenazas y ultimatos, desenvainó la espada
y saltó ágilmente sobre el arca, cortando la brida de piel que la amarraba.
Cayó la santa caja sobre el barro del camino
y su tapa saltó como resorte,
quedando abierta, desnuda, trasparente.
Vacía como un alma.



Vacía estaba, en efecto, como un alma,
llenándose de lluvia y de silencio y de miradas,
llenando de dudas nuestro ánimo empapado
y nuestra fe llenándola de garras, preguntándonos,
en medio del caos y la intemperie, ateridos por el frío y por los rayos,
si toda realidad es un engaño,
si toda divinidad un espejismo.



Urbano paseó su mirada demencial por el desastre.
Parecía incapaz de asimilar las consecuencias, o dudaba
entre matarse a sí mismo o a Pelayo,
o a todos, o todo al mismo tiempo. Y pareció decirse en lo primero:
se despojó de su cinto y se arrancó la sudada sobrevesta, de fino lino blanco,
depositándolos ambos en el arca.
Miró a su alrededor, y me arrancó mi cáliz de madera con la cincha,
depositándolos ambos en el arca.
Una daga herrumbrosa de otro hombre,
unos trozos de pan duro de Castilla que guardábamos,
una piedra roja distinguida en el camino… Así fue rellenando
el arca con objetos. Llegó el turno a Pelayo.
Encarándole, arrancó la cruz de oro que colgaba de su pecho.


— Urbano… — Pelayo parecía avergonzado en su protesta.
— ¡ES NECESARIO CREER! — gritó el obispo en la cara del príncipe.
Besó la cruz, emocionado, hundiéndola en el arca
al mismo tiempo que cesaba la tormenta y las nubes se alejaban.



A órdenes de Urbano, limpiamos el arca llena y la sellamos con sus bridas.
Brillaron sus brocados con el sol recién salido, se había hecho ligera
al punto que dos hombres podían sostenerla.
Libertamos a los bueyes, que corrieron ágilmente monte abajo,
incluso aquel que diéramos por muerto.


En menos de tres horas, coronamos el Monsacro con el arca,
imbuidos de una rara aleación de desatino y esperanza.



Un poema narrativo hábilmente desarrollado. Se presta para una película por sus ricas descripciones. Me llevó por esa travesía bajo grandes presiones, no se te escapa detalle, Pablo. Para mi gusto , me parece que faltó el personaje amador de Dios, el crédulo devoto de corazón que se siente comprometido con proteger el arca. El credulo humilde que daría su vida por cumplir una misión divina. Encuentro algunos rasgos de él (quien representa el cándido respeto y fe de los feligreses). Ese ángulo lo examinas, pero me hubiese gustado más elaborado). En su totalidad consigues mostrarnos la farsa, la mitología, el fabricado drama del papado. La avaricia espiritual queda expuesta. Es un teatro religioso, una representación vacia vomo la caja, por cierto, en modo excelso la llenas de pesados y conmovedores símbolos en la primera parte. Después del fiasco es más ligera con la mentira de los protagonistas y sus pertenencias, pero eso también es un símbolo de gran significancia. Te felicito por un trabajo bello, excelso! ERA
Última edición por E. R. Aristy el Dom, 06 Ene 2019 12:41, editado 1 vez en total
Circa 2041

Sobre el blanco titánico de la nieve
las huellas eran espejos rosados, algunos violeta como tus labios.
No se podían seguir los patrones de los tejidos de los sesos y el intestino largo que cual guirnalda espeluznante daba la bienvenida al nuevo año. ( in progress)





Imagen
 
Mensajes: 12002
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Hallie Hernández Alfaro » Dom, 06 Ene 2019 0:57

Es un cuadro fascinante que amplifica las emociones, los roles, la batalla.
Historia poética, inmersión profunda, detalles pasados por la sensibilidad de tu genio.
La consciencia religiosa parece llevar consigo un estado emocional inflamable, altamente comprometido; es muy difícil asumir los símbolos rotos, el despropósito de una misión accidentada...

Pablo, creo que logras un poema que llega hasta el lector con elegancia y buen hacer. Didáctico e imperioso.

Abrazo de los grandes y felicidad a montones.
.
.
.
 
Mensajes: 17389
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pilar Morte » Dom, 06 Ene 2019 9:02

Creo que has hecho un gran poema, profundizando para hacernos reflexionar sobre los mitos, y lo haces con versos bellos y plenos de significado. Felicidades, querido amigo.
Abrazos
Pilar
 
Mensajes: 26093
Registrado: Mié, 09 Abr 2008 10:21

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Julio Gonzalez Alonso » Dom, 06 Ene 2019 11:02

¡Grande, amigo Pablo! Ya sabes que conocía este estupendo poema tuyo y lo había disfrutado con otra ocasión. Mi abrazo.
Salud.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 11350
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 20:56
Ubicación: Leonés en Vizcaya.

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Dom, 06 Ene 2019 11:48

Gracias Roxane. Sí, quería contar tal vez demasiadas cosas para un solo poema y algunas quedan un poco diluidas. Todo lo que dices sobre las intenciones de la narración es correcto. Me alegro que te haya gustado, amiga. Yo he disfrutado escribiéndolo como un enano.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Dom, 06 Ene 2019 11:52

Hallie,

gracias por tu visita, amiga. Me alegro que te haya gustado. Es la tercera parte (y creo que última) de la saga asturiana:

- Especulación moral sobre la batalla de Covadonga.
- Especulación moral sobre el rey Favila, muerto a manos de un oso.
- Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario.

El Ciclo Pelágico ha llegado a su fin.

Un abrazo amiga.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Dom, 06 Ene 2019 11:57

Gracias Julio, amigo.

Imposible que conocieras este poema, amigo, porque lo terminé este jueves. Salvo que estuvieras en mi cabeza, llevaba más de un año pensando en la idea. Siendo como eres mi amigo, no me extrañaría. :D :mrgreen:
Seguramente te suene el tono porque forma parte de la saga asturiana, el Ciclo Pelágico, que doy por terminado con este:

- Especulación moral sobre la batalla de Covadonga.
- Especulación moral sobre el rey Favila, muerto a manos de un oso.
- Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario.

Un abrazo, amigo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Julio Gonzalez Alonso » Dom, 06 Ene 2019 18:23

Pablo Ibáñez escribió:Gracias Julio, amigo.

Imposible que conocieras este poema, amigo, porque lo terminé este jueves. Salvo que estuvieras en mi cabeza, llevaba más de un año pensando en la idea. Siendo como eres mi amigo, no me extrañaría. :D :mrgreen:
Seguramente te suene el tono porque forma parte de la saga asturiana, el Ciclo Pelágico, que doy por terminado con este:

- Especulación moral sobre la batalla de Covadonga.
- Especulación moral sobre el rey Favila, muerto a manos de un oso.
- Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudario.

Un abrazo, amigo.


Rigurosamente cierto, Pablo. Me perdí en la historia. ¡Ay, memoria, enemiga mortal de mis desvelos!, que decía Cervantes :cry: :oops: . Un abrazo de felicitación. Ahora tendré que revisar los trabajos anteriores. Leerlos juntos va a resultar excitante, pues mantienes muy bien el tono y estilo. Podrías, si continúas con ellos, acabar un buen poemario en su unidad. Mi abrazo y disculpas. Salud.

¡Y qué magníficas estrofas!:

[ ], desenvainó la espada
y saltó ágilmente sobre el arca, cortando la brida de piel que la amarraba.
Cayó la santa caja sobre el barro del camino
y su tapa saltó como resorte,
quedando abierta, desnuda, trasparente.
Vacía como un alma.

Vacía estaba, en efecto, como un alma,
llenándose de lluvia y de silencio y de miradas,
llenando de dudas nuestro ánimo empapado
y nuestra fe llenándola de garras, preguntándonos,
en medio del caos y la intemperie, ateridos por el frío y por los rayos,
si toda realidad es un engaño,
si toda divinidad un espejismo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 11350
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 20:56
Ubicación: Leonés en Vizcaya.

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Guillermo Cumar » Dom, 06 Ene 2019 21:30

Merecedera de aplauso y clara es tu especulativa referencia sobre el tema. Cuantos dudas se me antojan a mi a este respecto.

Un aplauso y un abrazo
.
 
Mensajes: 1046
Registrado: Sab, 29 Sep 2018 11:18

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Víctor F. Mallada » Lun, 07 Ene 2019 2:35

Gracias, Pablo, por traer esta historia hecha poema a estas páginas. Conozco la capilla octogonal del Monsacro donde estuvo guardada el arca de esta nueva alianza que era la España naciente. De pequeño subí a regañadientes (mi familia paterna es de Morcín). De mayor he vuelto varias veces a ese lugar tan céntrico en la asturianía entre pagana y creyente. Hoy, desde Manila, me llena de emoción recordar esas vivencias leyendo tu poema. Un último detalle: hasta bien entrado el siglo XX, hubo alguien viviendo allí, custodiando una fe casi pérdida en plena cuenca minera.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 3595
Registrado: Dom, 26 Dic 2010 9:39
Ubicación: madrid

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Mié, 09 Ene 2019 8:54

Julio,

gracias otra vez, amigo y maestro.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Mié, 09 Ene 2019 9:00

Gracias Guillermo,

es cierto, las dudas rodean todas las creencias religiosas, políticas. Quizá no sean más que construcciones absurdas cuya solidez se basa precisamente en la fe que en ellas se tenga y en la potencia de los medios coercitivos con que se impongan. Una vez esa fe y coerción se desmoronan, es condición humana (creo) volcarse rápidamente en otra fe, alrededor de la cual crecerá otra coerción. Nunca faltarán especialistas en ofrecer mucho de ambas.

Un abrazo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Pablo Ibáñez » Mié, 09 Ene 2019 9:06

Gracias Víctor,

sí, siempre he pensado que bien pudiera haber existido un Ciclo Pelágico literario, a la altura del Ciclo Artúrico, la Materia de Bretaña. Las evidencias históricas del primero son bastante más potentes que las del segundo y las fantasias que sugiere podrían ser de calidad comparable. Lamentablemente, no existió aquí la misma ambición de plasmarlo en papel y así nos va.

Un abrazo, paisano.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4785
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en La Granja de San Ildefonso

Re: Especulación moral sobre el Arca Santa y el Santo Sudari

por Rafel Calle » Jue, 10 Ene 2019 11:50

Hermoso y bien desarrollado trabajo, amigo Pablo, que viene a completar una trilogía muy interesante. Me alegro de verte nuevamente en forma.
Abrazos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 20779
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Siguiente

¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot], Majestic-12 [Bot] y 315 invitados