Retirado para un proyecto personal.

Poemas en verso y/o en prosa de cualquier estructura y/o combinación.
Moderadores: Rafel Calle y J. J. M. Ferreiro.

Moderador: Webmaster

Retirado para un proyecto personal.

por Gerardo Mont » Sab, 27 Jun 2015 22:32

Retirado para un proyecto personal.
Última edición por Gerardo Mont el Lun, 01 Feb 2016 18:13, editado 3 veces en total
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

por Ramón Carballal » Dom, 28 Jun 2015 8:19

Gracias por compartir estos instantes de vida y pensamiento. Riqueza y calidad en tus versos. Mi felicitación y un abrazo.
http://laverdadazul59.blogspot.com/

"El poema eres tú recomponiendo el espejo que cada día rompes".

"Comprender es unificar lo invisible".
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 17683
Registrado: Vie, 28 Dic 2007 16:24
Ubicación: A Coruña

Re: La inercia del regreso (EB)

por E. R. Aristy » Dom, 28 Jun 2015 21:38

Gerardo Mont escribió:LA INERCIA DEL REGRESO (EB)


Desde los pozos de una lluvia reciente, lo acosan sus rostros pasados. Suplica entonces,
un futuro que abdique a lo que ve en las ventanas.
Se teoriza más flaco y mejor acicalado que hace una década, como en las fotografías antiguas
y los días de etanol, sin más poesía entre las manos
que algunos besos con sal y limón, que hoy reniegan de su nombre de pila.
Y él intenta saber el destino más allá de sus pasos:
el hábitat de los pequeños miedos, las discordias de las especies raras.

Recapitula la tesis de él mismo…, aquella que urdía el espejo al iniciar la mañana,
que cancelaba deudas y apéndices, y que al andar, abras al pecho sumaba.
“Un devoto a las salidas no se permite premuras”, se reta y continúa:
“las cuentas regresivas, los números de un dígito abordan
cuando el hombre excede la media aritmética”. Y presiente
en la muerte la veracidad de la vida, mientras el hambre delata
en su entraña un recelo divino: sinestesias de un breve perfume,
sabor de una visión lejana que entona los mantras de alguna metáfora.

Y otra vez se mira en el móvil.
Simula responder a un texto. Van cuatro de reojo y contando.
Su crin de alazán al viento, que las alopecias no han hecho metástasis. Volverá galopando
en su viejo paraguas, mientras los transeúntes objetarán su habitual “por si acaso”.

Ya es tarde. El frío silva sus pequeñas notas azules. Él se quita el calzado
de aquella jornada. Los pies en tierra…, que arriba pendan del cuello los otros yoes posibles.
Los compañeros ya ruedan en sus hados opuestos.

Los vacíos dan su último aire antes de entregarse al vacío y una brisa húmeda
susurra otro diluvio de mayo. “Los insectos han perdido el oído”, asegura.
“Recurrentes las aguas en busca de sal…”, se resigna. Sin embargo sus ojos se aclaran:
el hombre es un grito, un mundo ficticio en la cavidad de una boca.

Unas calles después, los ojos se clavan, rastrean al que mece las sombras
de aquel árbol reacio que ha voluntad se deshoja: margarita de antaño
tan falaz como inmensa, que accede a la duda para acceder la certeza.

Y en su crónico horizonte de eventos se dice: “del incólume, cenizas”.
Y recuerda los guijarros que encarnan los libros, el próximo numeral con espina,
los resfríos sin un dictamen preciso, los ojos infames,
la inflamación de los dedos soñando paisajes vecinos.

Cada afección limita el respiro, “¿cuál acto reflejo define la vida?”

Observa a las niñas que ya tienen caderas y a los niños
con un Marlbororo en la boca, después de que ellas rechazan sus guiños.
En él no hay malicia, pero las niñas maduran y en sus ojos se alejan. Son madres, luciérnagas,
besos que cuelgan de un péndulo, mochilas para un viaje sincero, y una luz
que en ángulos rectos, recorre el techo nocturno desafiando a la NASA.

La puerta sale a su paso, más desastillada que ayer cada día.
El hombre saluda metiendo la llave, y ella responde: “es lo que hay.
Ayer me sedujo el vecino”. Y él suma a sus pies decimales. Mira hacia atrás
y descubre el abismo que acosa a sus pasos. Procede entonces a la audición que le espera.
Tras las sombras un juez lo censura, pero él borra las culpas, como se tapa el sol con un dedo.
(Se terminaron los juegos de niño, saltando los pozos sin voltear a mirarse).
Se verá en los espejos del baño, y notará a su mujer inventariando despensas.
Él es otro, que como Adán no tuvo un ombligo. Circunstancial e irrepetible,
y quizás duplicado. De algo así no a habido registro. “Saramago sabía”,
dice el mal gesto de un yo sucesor que hoy le antecede.

En el estante dos copas titilan
con la luz prestada que se filtró en la ventana, y en su lecho de paja
narra el brasero el final de su fuego.

Los autos menguan cuando las once se quiebran. Habrá que accionar el interruptor
de otras luces prestadas. La mujer desde el cuarto protesta.
Ella interrumpe el silencio de las tristes estancias, de los que se fueron y jamás regresaron,
dejando pendientes besos y abrazos. “Es lo que hay”, se confirma a sí mismo aquel hombre.
Entonces, blinda su féretro, se sienta cómodo en él,
enciende la tele y engulle otro poco de frío – anónimo, inadvertido
.



Gerardo, cuanta vida late debajo de la tristeza resignada de estos versos que regresan a las preguntas de fuego.¿Que significa la existencia? Me ha conmueve y lleva nuevamente a la reflexión. ERA
Imagen
 
Mensajes: 12031
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos

por curra anguiano » Lun, 29 Jun 2015 4:34

Es la oda a la resignación, es muy hermoso, pero todo se puede cambiar y mejorar, ese es lo hay
es cómodo y poco valiente, Hay que luchar

Genial
Mil besos y mil gracias

Curra
 
Mensajes: 3268
Registrado: Vie, 21 Nov 2014 8:08

Re: La inercia del regreso (EB)

por Guillermo Cumar. » Lun, 29 Jun 2015 17:30

Exquisitas reminiscencias de ir dando sabor a las cosas de la vida.

un abrazo y mis congratulaciones
Cuanto más alto subes
más dura es la caída.
 
Mensajes: 14139
Registrado: Sab, 25 Jun 2011 17:21
Ubicación: Madrid

Re:

por Gerardo Mont » Mar, 30 Jun 2015 18:47

Ramón Carballal escribió:Gracias por compartir estos instantes de vida y pensamiento. Riqueza y calidad en tus versos. Mi felicitación y un abrazo.


Estimado Ramón, siempre es un honor contar con tu lectura y con tu apoyo. Estas letras aunque no son autobiográficas, llevan el sentimiento que genera la observación detallada de un perfil de individuos que están siendo afectados por la resignación a roles mortales y/o a la soledad. Los sistemas humanos y nosotros en ellos estamos colapsando, creo. Desde este punto de vista intento poetizar, esa parte del ser humano que no es bella, pero que es profundamente actual. Mi agradecimiento poeta y un gran abrazo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: La inercia del regreso (EB)

por Hallie Hernández Alfaro » Vie, 03 Jul 2015 9:48

Escribes Gerardo, y cuando ésto ocurre las profundidades poéticas se movilizan, abrasan la impotencia del hombre desnudo husmeando su verdad. Retratas la fisonomía del contemporáneo, del plexo injusto, de la tormenta sesgada, del punto invisible y detonador.

Un gustazo reflexionar desde tus magníficas letras.

Abrazo fuerte para ti y los tuyos, amigo.
.
.
.
 
Mensajes: 17393
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La inercia del regreso (EB)

por Gerardo Mont » Lun, 06 Jul 2015 17:39

E. R. Aristy escribió:
Gerardo Mont escribió:LA INERCIA DEL REGRESO (EB)


Desde los pozos de una lluvia reciente, lo acosan sus rostros pasados. Suplica entonces,
un futuro que abdique a lo que ve en las ventanas.
Se teoriza más flaco y mejor acicalado que hace una década, como en las fotografías antiguas
y los días de etanol, sin más poesía entre las manos
que algunos besos con sal y limón, que hoy reniegan de su nombre de pila.
Y él intenta saber el destino más allá de sus pasos:
el hábitat de los pequeños miedos, las discordias de las especies raras.

Recapitula la tesis de él mismo…, aquella que urdía el espejo al iniciar la mañana,
que cancelaba deudas y apéndices, y que al andar, abras al pecho sumaba.
“Un devoto a las salidas no se permite premuras”, se reta y continúa:
“las cuentas regresivas, los números de un dígito abordan
cuando el hombre excede la media aritmética”. Y presiente
en la muerte la veracidad de la vida, mientras el hambre delata
en su entraña un recelo divino: sinestesias de un breve perfume,
sabor de una visión lejana que entona los mantras de alguna metáfora.

Y otra vez se mira en el móvil.
Simula responder a un texto. Van cuatro de reojo y contando.
Su crin de alazán al viento, que las alopecias no han hecho metástasis. Volverá galopando
en su viejo paraguas, mientras los transeúntes objetarán su habitual “por si acaso”.

Ya es tarde. El frío silva sus pequeñas notas azules. Él se quita el calzado
de aquella jornada. Los pies en tierra…, que arriba pendan del cuello los otros yoes posibles.
Los compañeros ya ruedan en sus hados opuestos.

Los vacíos dan su último aire antes de entregarse al vacío y una brisa húmeda
susurra otro diluvio de mayo. “Los insectos han perdido el oído”, asegura.
“Recurrentes las aguas en busca de sal…”, se resigna. Sin embargo sus ojos se aclaran:
el hombre es un grito, un mundo ficticio en la cavidad de una boca.

Unas calles después, los ojos se clavan, rastrean al que mece las sombras
de aquel árbol reacio que ha voluntad se deshoja: margarita de antaño
tan falaz como inmensa, que accede a la duda para acceder la certeza.

Y en su crónico horizonte de eventos se dice: “del incólume, cenizas”.
Y recuerda los guijarros que encarnan los libros, el próximo numeral con espina,
los resfríos sin un dictamen preciso, los ojos infames,
la inflamación de los dedos soñando paisajes vecinos.

Cada afección limita el respiro, “¿cuál acto reflejo define la vida?”

Observa a las niñas que ya tienen caderas y a los niños
con un Marlbororo en la boca, después de que ellas rechazan sus guiños.
En él no hay malicia, pero las niñas maduran y en sus ojos se alejan. Son madres, luciérnagas,
besos que cuelgan de un péndulo, mochilas para un viaje sincero, y una luz
que en ángulos rectos, recorre el techo nocturno desafiando a la NASA.

La puerta sale a su paso, más desastillada que ayer cada día.
El hombre saluda metiendo la llave, y ella responde: “es lo que hay.
Ayer me sedujo el vecino”. Y él suma a sus pies decimales. Mira hacia atrás
y descubre el abismo que acosa a sus pasos. Procede entonces a la audición que le espera.
Tras las sombras un juez lo censura, pero él borra las culpas, como se tapa el sol con un dedo.
(Se terminaron los juegos de niño, saltando los pozos sin voltear a mirarse).
Se verá en los espejos del baño, y notará a su mujer inventariando despensas.
Él es otro, que como Adán no tuvo un ombligo. Circunstancial e irrepetible,
y quizás duplicado. De algo así no a habido registro. “Saramago sabía”,
dice el mal gesto de un yo sucesor que hoy le antecede.

En el estante dos copas titilan
con la luz prestada que se filtró en la ventana, y en su lecho de paja
narra el brasero el final de su fuego.

Los autos menguan cuando las once se quiebran. Habrá que accionar el interruptor
de otras luces prestadas. La mujer desde el cuarto protesta.
Ella interrumpe el silencio de las tristes estancias, de los que se fueron y jamás regresaron,
dejando pendientes besos y abrazos. “Es lo que hay”, se confirma a sí mismo aquel hombre.
Entonces, blinda su féretro, se sienta cómodo en él,
enciende la tele y engulle otro poco de frío – anónimo, inadvertido
.



Gerardo, cuanta vida late debajo de la tristeza resignada de estos versos que regresan a las preguntas de fuego.¿Que significa la existencia? Me ha conmueve y lleva nuevamente a la reflexión. ERA




Te agradezco mucho estimada y admirada Era, tu lectura y tu amable comentario. Un honor contar con tu apoyo poeta. Un gran abrazo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: La inercia del regreso (EB)

por Rafel Calle » Mar, 07 Jul 2015 7:17

Muy bello poema de Gerardo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 20828
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re:

por Gerardo Mont » Mié, 08 Jul 2015 2:45

curra anguiano escribió:Es la oda a la resignación, es muy hermoso, pero todo se puede cambiar y mejorar, ese es lo hay
es cómodo y poco valiente, Hay que luchar

Genial
Mil besos y mil gracias

Curra


Sólo son personajes que veo y dibujo, no los juzgo. Te agradezco mucho tu lectura y tu amable comentario estimada poeta. Un gran abrazo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: La inercia del regreso (EB)

por Gerardo Mont » Vie, 10 Jul 2015 0:59

Guillermo Cuesta escribió:Exquisitas reminiscencias de ir dando sabor a las cosas de la vida.

un abrazo y mis congratulaciones



Muchas gracias estimado amigo Guillermo por leer y comentar mis humildes trazos. Un gran abrazo poeta.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: La inercia del regreso (EB)

por Ricardo Serna G » Vie, 10 Jul 2015 14:13

Gerardo


Se siente y se ve la calidad de tus versos...gracias por compartir


Un abrazo fuerte, querido amigo
Copyright ©
DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS
Ricardo Serna G
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 6367
Registrado: Lun, 18 Feb 2008 0:55
Ubicación: rsg3nov@gmail.com

Re: La inercia del regreso (EB)

por Gerardo Mont » Dom, 12 Jul 2015 19:15

Hallie Hernández Alfaro escribió:Escribes Gerardo, y cuando ésto ocurre las profundidades poéticas se movilizan, abrasan la impotencia del hombre desnudo husmeando su verdad. Retratas la fisonomía del contemporáneo, del plexo injusto, de la tormenta sesgada, del punto invisible y detonador.

Un gustazo reflexionar desde tus magníficas letras.

Abrazo fuerte para ti y los tuyos, amigo.



Gracias Hallie, por leer mis intentos y comentar amablemente. Un lujo contar con tu apoyo, poeta. Espero que estés bien junto a los tuyos. Un gran abrazo.
"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento" (Nicolás Copérnico)
Ver es más que abrir los ojos y apuntar nuestras angustias. Es más que calibrar las agujas del pecho a la rutina.
( http://lascosasdelmonje.blogspot.com/ )
 
Mensajes: 3014
Registrado: Vie, 15 Jul 2011 6:15
Ubicación: Costa Rica

Re: La inercia del regreso (EB)

por Marius Gabureanu » Lun, 13 Jul 2015 21:09

Me una al comentario de Hallie,. Me ha encantado , Gerardo. Recibe mis abrazos sinceros, estimado amigo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 3464
Registrado: Jue, 29 Nov 2012 4:09
Ubicación: Reino Unido

Re: La inercia del regreso (EB)

por Julio Gonzalez Alonso » Jue, 16 Jul 2015 22:30

Escrito con ganas y convencimiento, cosas que consiguen contagiar al lector para meterse en la soledad que axfisia la vida. Un trabajo meritorio, amigo Gerardo. Con un abrazo.
Salud.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 11361
Registrado: Vie, 23 Nov 2007 20:56
Ubicación: Leonés en Vizcaya.

Siguiente

¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 289 invitados