El búnker

Cuentos, historias, relatos, novelas, reportajes y artículos de opinión que no tengan que ver con la poesía, todo dentro de una amplia libertad de expresión y, sobre todo, siempre observando un escrupuloso respeto hacia los intervinientes.
Moderadores: Hallie Hernández Alfaro y Ventura Morón.

Moderadores: Hallie Hernández Alfaro, Ventura Morón

El búnker

por R. M. Alemán » Dom, 06 Sep 2020 23:24

El búnker


―¿Cómo he llegado aquí? ―me pregunté en voz alta mirando las plantas que tenía delante sin saber qué hacer.

―Si tú no lo sabes, pequeña… ―respondió una vieja que se asomó por mi izquierda. Y, de seguido, volvió a llamar mi atención dando unos golpes en el cristal de la única ventana de la extraña construcción que me rodeaba.

Con la hermética ventana como sustento. Ante la imposibilidad de hacer lo que me pedía, negué con la cabeza el cruzar a través del jardín. Además, me había percatado de estar metida en apenas unos metros cuadrados. Aunque en desconcierto, volví de nuevo la vista hacía ella pidiéndole ayuda.

Instante en que escuché un leve clic abriéndose una grieta en la pared de hormigón que daba en mi espalda.

Entré en una amplia y cómoda estancia donde, acompañada de un hombre panzón que me devoraba con los ojos, me esperaba.

―Es mi hijo, no tienes de qué preocuparte… ―apuró a decir―, es inofensivo. Aquí te encontrarás como en el cielo…

No supe más de ella.

El hijo fue quien se encargó de marcar las instrucciones y tareas que debía realizar. Y, aunque, no puso peros en los horarios, insistió en que debía de estar a la diez de la noche en cama porque era de su pertenencia mi servicio nocturno. El cual no debía de rechazar o resistirme, si bien, no por ello tuve que verle o escuchar, pues una vez satisfecho sus deseos desaparecía.

Del recinto no hubo que no tuviera a mi alcance, aunque la falta de puertas me mantenían ausente. En poco el trabajo se volvió liviano; los días eternos. Prisionera, sin explicación que me satisficiera, pasaba los días mirando el huerto a través de la ventana que pese a no estar atendido no desmerecía de cuidados ya que no dejaba de renovarse. Mientras, en mi doblez, me preguntaba por el rumbo que tomaban las hortalizas; me abstraía, perdía el color de la piel, empequeñecía…

Una mañana desperté sobre una hoja de calabacera: volé pañuelo.





- - - - - -
Última edición por R. M. Alemán el Mar, 08 Sep 2020 20:52, editado 1 vez en total
El arte pone de manifiesto lo que en apariencia no se ve.
 
Mensajes: 482
Registrado: Jue, 16 Feb 2017 3:03

Re: El búnker

por Ventura Morón » Lun, 07 Sep 2020 9:50

Que hermoso compañera. Al leerlo, pensé que la niña y la anciana no eran sino proyecciones de la misma persona, y el hijo, las propias limitaciones o bloqueos que nacen de uno y que acaba imponiéndose a si mismo, creando nuestras propias cárceles que nos encierran en nuestros deseos más oscuros.
Un placer venir a leerte, fuerte abrazo
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4701
Registrado: Mar, 29 Oct 2013 0:40

Re: El búnker

por R. M. Alemán » Mar, 08 Sep 2020 20:49

Ventura Morón escribió:Que hermoso compañera. Al leerlo, pensé que la niña y la anciana no eran sino proyecciones de la misma persona, y el hijo, las propias limitaciones o bloqueos que nacen de uno y que acaba imponiéndose a si mismo, creando nuestras propias cárceles que nos encierran en nuestros deseos más oscuros.
Un placer venir a leerte, fuerte abrazo



mira que soy tonta… pues eso, solo llega a "vieja" (institución, je). Le corrijo ya, Ventura, aunque vuelvas a darle la misma lectura.
Gracias por esa mirada tuya, así da gusto…
Hasta ti el abrazo
El arte pone de manifiesto lo que en apariencia no se ve.
 
Mensajes: 482
Registrado: Jue, 16 Feb 2017 3:03


¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 50 invitados