Adiós mi amor (1ª Y 2ª parte)

Cuentos, historias, relatos, novelas, reportajes y artículos de opinión que no tengan que ver con la poesía, todo dentro de una amplia libertad de expresión y, sobre todo, siempre observando un escrupuloso respeto hacia los intervinientes.
Moderadores: Hallie Hernández Alfaro y Ventura Morón.

Moderadores: Hallie Hernández Alfaro, Ventura Morón

Adiós mi amor (1ª Y 2ª parte)

por Ricardo Linares » Mié, 26 Ago 2020 12:51

ADIÓS MI AMOR (Primera parte)

Nerea y Andrés, eran una pareja de enamorados que llevaban casados unos cuantos años, se querían con locura, a todos los sitios iban juntos, siempre cogidos de la mano o abrazados.

Un día, algo le pasó a Nerea, estando con otra pareja, como tantas veces se reunían, le subió la adrenalina de golpe y se dirigió a Julio, diciéndole:
-Tengo ganas de acostarme contigo.
Este le contestó:
-Encantado.

Andrés, se quedó estupefacto. Si le hubieran clavado diez puñales no le habrían hecho tanto daño como las palabras que había escuchado de su mujer.
Él, por despecho y rabia, se lo pidió a Marta, esta le respondió que vale, pero apenas la escuchó, su mirada estaba puesta en Nerea.

Entonces su mente se desbocó, salió corriendo de la casa y se subió al tejado, Nerea, lo seguía, espantada por lo que pudiera ocurrir.
Los bloques de pisos estaban cerca uno del otro. Andrés quería alejarse de ella y no se lo pensó dos veces, saltó al patio que tenía enfrente, quedándose colgado, sujetándose en la cornisa. Tenía fuerzas suficientes para incorporarse, pues estaba acostumbrado a ello: era especialista en saltos y escalada, todo un profesional.

Ella, al verlo en tal situación, primero pensó que era un juego (lo había visto antes), pero empezó a chillar, llorar e implorar.
A Andrés, ya nada le importaba ¡Su amor! ¡Su gran amor! Le había traicionado, no soportaba imaginarse a Nerea compartiendo placeres con otro hombre, la quería tanto, tanto, que su corazón se desgarró al oírla.
Él, colgado de una mano, giró su cuerpo hacia ella y se la quedó mirando. Sus ojos producían una mirada tan profunda de dolor que llegaban hasta el alma y entonces él, le dijo:
-Adiós, mi amor- soltándose y cayendo al vacío.


ADIÓS MI AMOR (Segunda parte)

Andrés, mientras iba cayendo al vacío pensó: -No merece la pena morir-
Con sus manos diestras, se aferró a un balcón que sobresalía, saltando a su interior.
Nerea, ante aquel espectáculo de su marido, viéndole caer, se desesperó, lo daba por muerto, pues no vio cómo se salvaba. Salió corriendo como una loca a la calle, arrollando a Julio y a Marta que se encontraban en su camino, pero, en mitad del recorrido, Nerea se desmayó.

Al despertarse, estaba en el hospital y le vinieron de golpe las últimas imágenes, empezó a gritar y llorar, la enfermera viendo su estado, le puso un calmante y llamó al Doctor.
Estando sedada y consciente con sus sentidos medios activos, este le preguntó:

-¿Cómo se llaman las drogas que te has tomado? Pues tu análisis sale positivo, de un afrodisíaco fuerte y otra que hace alucinar.

Nerea, le dijo que no tomaba drogas y le explicó lo sucedido ese día. Mientras tanto, Andrés, estaba planeando su venganza. En todo momento estuvo al corriente del estado de su mujer, hablando con el doctor, amigo suyo, e intercambiando opiniones, que quedaron en secreto.
Tenía muy claro que Julio y Marta, se habían puesto de acuerdo en suministrarle las drogas para conseguir un cambio de parejas.

Un atardecer bastante oscuro, Andrés, trepó por el edificio hasta llegar a la ventana de ellos, que estaba abierta, sabía que a esas horas no se encontraban en casa.
Se dirigió a la nevera y sacó un bote de zumo que solían beber antes de acostarse y vació una cantidad excesiva de polvos azulados, guardándolo de nuevo.
Salió por donde había entrado y se dirigió a ver a su mujer al hospital, que ya estaba al corriente de casi todo por su amigo, menos esto último. Transcurridos tres días, Andrés le llevó el periódico a Nerea para que lo leyera y se sorprendió al ver la portada, echándose a reír.

El periódico ponía lo siguiente:

-Pareja muy adicta al sexo, hospitalizada con grandes secuelas. El hombre deshidratado y sin calcio en los huesos, los médicos intentan que la sangre circule bien por su organismo, ya que toda la sangre la sigue teniendo concentrada en su miembro erecto al cabo de los días.
La mujer, llena de fuertes hematomas, le quedarán secuelas por las embestidas, llegando a tener todas sus cavidades desgarradas y todo ello, por culpa de un bote entero que se tomaron de Viagra.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 234
Registrado: Mié, 24 Jun 2020 22:21
Ubicación: Barcelona

Re: Adiós mi amor (1ª Y 2ª parte)

por Hallie Hernández Alfaro » Mar, 01 Sep 2020 9:53

Bienvenido seas a este lado de Alaire, Ricardo.

Es un relato muy claro y transparente. Me ha gustado pasar por aquí.

Gracias por tu aportación.

Un abrazo.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: Adiós mi amor (1ª Y 2ª parte)

por Ricardo Linares » Mié, 02 Sep 2020 7:14

Hallie Hernández Alfaro escribió:Bienvenido seas a este lado de Alaire, Ricardo.

Es un relato muy claro y transparente. Me ha gustado pasar por aquí.

Gracias por tu aportación.

Un abrazo.

Muchas gracias Hallie por tu visita y comentario, en este apartado que es parte apetecible para mí.
Me gusta escribir de todo y como puedes comprobar soy una persona que escribe sencillo.
Un saludo con mi respeto.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 234
Registrado: Mié, 24 Jun 2020 22:21
Ubicación: Barcelona

Re: Adiós mi amor (1ª Y 2ª parte)

por Ana García » Mié, 02 Sep 2020 19:05

Muy bueno el final, Ricardo. La pareja recibió lo que se merecia. Que manía tiene la gente de estropear lo bueno.
Un abrazo.
Quien posee mujer e hijos ha entregado rehenes a la fortuna. Francis Bacon.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 1211
Registrado: Lun, 08 Abr 2019 22:58


¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 5 invitados