La mujer más bella del mundo (revisado).

Cuentos, historias, relatos, novelas, reportajes y artículos de opinión que no tengan que ver con la poesía, todo dentro de una amplia libertad de expresión y, sobre todo, siempre observando un escrupuloso respeto hacia los intervinientes.
Moderadores: Hallie Hernández Alfaro y Ventura Morón.

Moderadores: Hallie Hernández Alfaro, Ventura Morón

La mujer más bella del mundo (revisado).

por Hallie Hernández Alfaro » Vie, 07 Ago 2020 0:48

.

La puerta magreada por el óxido se ha cargado más de un invierno.
Hay manchas de ácido en la cerradura.
Como cada miércoles, es posible entrar sin tocar el timbre.

Tres gatos de pelo largo y mirada plácida escoltan a la mujer hasta que llega al centro del salón.

—He llegado, enseguida subo a saludar.

La respuesta es siempre la misma:
—Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.

La humedad destrona cualquier miseria en la casa. El suelo pegajoso y maltratado descubre los secretos del hombre en la habitación de arriba.

—Mi vida es casi monacal, llevo una vida de excesivo minimalismo.
Desde el accidente con la pólvora hace 30 años, vivo en mi propia oscuridad.
De vez en cuando, salgo de ella para hablar por teléfono o cuando vienes tú.
No siento lástima de mi, aunque esté tan limitado por mi ceguera y mi cuerpo en ruinas.
Hoy quería saber los detalles de la explosión en Beirut y pensé que podrías leerme las noticias desde tu móvil.
Eres la única persona que no ha denegado la petición de venir a cuidarme.

La mujer lleva mascarilla quirúrgica, guantes y el pelo recogido. Va haciendo sus tareas y desinfectando la encimera para poder preparar la merienda. La vista imposibilitada y los restos de comida de los gatos, hacen de la cocina un paraíso bacteriológico.

—Es mi trabajo y lo hago con gusto. Más tarde podemos hablar un poco del libro de Astronomía que leímos la semana pasada. Hay capítulos interesantes que valdría la pena comentar.

—Vale, me gustará oírte.
A ratos pienso que este calvinismo-luteranismo que nos define, solo tiene una salida: la muerte. Somos tan remilgados para la esencialidad que es una pena vivir.

—La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más, solo eso, responde la mujer al terminar de poner la mesa.

—Quizá todo sea relativo o más simple de lo que parece.
Tú, por ejemplo, eres la mujer más bella del mundo. Esa verdad no puede discutirla nadie.
Creerás que no te he visto pero te he dibujado a la perfección.
Y esto no es una historia romántica ni sentimental, no, para nada.
Eres la imaginación, la parte no lesa de mi materia gris.

—Seguramente tenga usted razón, asintió ella.
Volveré la próxima semana.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo

por Ventura Morón » Dom, 09 Ago 2020 11:53

Que bueno Hallie. Como se van mezclando realidad y subconsciente haciendo un amalgama en el que es difícil saber que pertenece o no a lo vivido.
La humedad, la oscuridad, la oxidación, los restos de comida, la enfermedad o el deterioro físico. Todo se une para crear un clima interior que puede ser tanto de las estancias como del alma del protagonista.
Ella mientras es la luz; entra y, protegida, despliega un poco de bálsamo en las superficies visibles e invisibles. se hace fruta fresca para los sentidos.
Me gusta como se mezcla la actualidad, como un reflejo más de ese caos que crea una simbiosis entre la vida del protagonista y el mundo.
Un placer venir a leerte querida amiga. Beso enorme
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4701
Registrado: Mar, 29 Oct 2013 0:40

Re: La mujer más bella del mundo

por Hallie Hernández Alfaro » Dom, 09 Ago 2020 17:18

Ventura Morón escribió:Que bueno Hallie. Como se van mezclando realidad y subconsciente haciendo un amalgama en el que es difícil saber que pertenece o no a lo vivido.
La humedad, la oscuridad, la oxidación, los restos de comida, la enfermedad o el deterioro físico. Todo se une para crear un clima interior que puede ser tanto de las estancias como del alma del protagonista.
Ella mientras es la luz; entra y, protegida, despliega un poco de bálsamo en las superficies visibles e invisibles. se hace fruta fresca para los sentidos.
Me gusta como se mezcla la actualidad, como un reflejo más de ese caos que crea una simbiosis entre la vida del protagonista y el mundo.
Un placer venir a leerte querida amiga. Beso enorme



Gracias mil, queridísimo amigo. Es un honor saber que te ha gustado.
Hay zonas de patología muy densas, hay circunstancias de la realidad cotidiana que casi son imposibles de imaginar.
Tenía la idea hace semanas dando vueltas en mi cabeza; la sombra es muy persistente, no para de pedir que la pongan en escena.

Abrazo enorme y felicidad a montones. Cuídate mucho.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo

por Ana García » Dom, 09 Ago 2020 21:28

Lo que más me ha gustado de este texto es la idea, los opuestos, los contrastes: orden-caos, limpio-sucio, luz-oscuridad...

Pero hay algo que no me termina de encajar, y es una apreciación muy mía y con la que puedo estar equivocada.

Creo que la idea podría mejorar escrita a modo de teatro, una interacción del sujeto con su mente, con su creacción. Simplemente diálogos. O una prosa más fluida, los cortes de punto y aparte rompen, un poco, la lectura.

Esta frase es todo un acierto:
La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más.
Podría ser un comienzo impactante.

Y esta es la parte que menos me gusta y que parece que está fuera del cuadro:
-He llegado, enseguida subo a saludar.
La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.


Espero no molestar con mi comentario, pero creo que merece la pena dar un giro a este texto. Pero si no es de tu agrado, Hallie, pues no lo tomes en cuenta. Es tu creación y en ella solo tú puedes tomar la decisión que más te guste.
Un abrazo.
Quien posee mujer e hijos ha entregado rehenes a la fortuna. Francis Bacon.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 1211
Registrado: Lun, 08 Abr 2019 22:58

Re: La mujer más bella del mundo

por Hallie Hernández Alfaro » Dom, 09 Ago 2020 23:05

Ana García escribió:Lo que más me ha gustado de este texto es la idea, los opuestos, los contrastes: orden-caos, limpio-sucio, luz-oscuridad...

Pero hay algo que no me termina de encajar, y es una apreciación muy mía y con la que puedo estar equivocada.

Creo que la idea podría mejorar escrita a modo de teatro, una interacción del sujeto con su mente, con su creacción. Simplemente diálogos. O una prosa más fluida, los cortes de punto y aparte rompen, un poco, la lectura.

Esta frase es todo un acierto:
La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más.
Podría ser un comienzo impactante.

Y esta es la parte que menos me gusta y que parece que está fuera del cuadro:
-He llegado, enseguida subo a saludar.
La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.


Espero no molestar con mi comentario, pero creo que merece la pena dar un giro a este texto. Pero si no es de tu agrado, Hallie, pues no lo tomes en cuenta. Es tu creación y en ella solo tú puedes tomar la decisión que más te guste.
Un abrazo.



Mil graciasss, Ana. Mañana vuelvo con calma para revisarlo. Ya te iré contando.
Me han parecido muy valiosas tus observaciones.

Abrazo enorme.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Óscar Distéfano » Mar, 11 Ago 2020 3:46

Ha sido un placer haber leído tu texto. A mí me has convencido. La atmósfera, el personaje postrado, la visita periódica, la presencia de la muerte en modo de suicidio, la frialdad intelectual de los protagonistas, y quizás algunos detalles más, hacen de la historia un retrato de hondo humanismo. Para terminar, quiero recalcar que en prosa, en literatura, las narraciones de segundo plano nunca están demás, porque, de alguna manera, enriquecen el tronco principal de la argumentación. Admiro tu intelecto. Albricias.

Un abrazo fraterno.
Óscar
Sigue la luz de tu luna interior; no ocultes la locura (Allen Ginsberg)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 9396
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Hallie Hernández Alfaro » Dom, 23 Ago 2020 20:44

Óscar Distéfano escribió:Ha sido un placer haber leído tu texto. A mí me has convencido. La atmósfera, el personaje postrado, la visita periódica, la presencia de la muerte en modo de suicidio, la frialdad intelectual de los protagonistas, y quizás algunos detalles más, hacen de la historia un retrato de hondo humanismo. Para terminar, quiero recalcar que en prosa, en literatura, las narraciones de segundo plano nunca están demás, porque, de alguna manera, enriquecen el tronco principal de la argumentación. Admiro tu intelecto. Albricias.

Un abrazo fraterno.
Óscar



Óscar, agradezco muchísimo tu comentario, no imaginas cuánto. Sé que al igual que Ana eres un gran especialista en narrativa.

He tardado mucho en responderte, porque hubiese querido tener el tiempo suficiente, para reescribir el texto. Necesito algo de concentración para intentarlo.

Voy a colocar la versión reeditada aquí mismo para poder contar con ambas versiones; siempre puede borrarse lo que sea necesario.


"Y esta es la parte que menos me gusta y que parece que está fuera del cuadro:
-He llegado, enseguida subo a saludar.
La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero."


Este es parte de las observaciones muy acertadas de Ana.

Quizás di a entender que la visita de la mujer era parte de la imaginación del hombre enfermo. En su imaginación ocurren cosas, pero esta que me señala Ana, es justo un intercambio de palabras que se repite de manera obsesiva. Por eso quise exponerlo de manera literal.

Muchas gracias de nuevo, amigo. A ti, también, querida Ana.

Abrazos y felicidad.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo

por Hallie Hernández Alfaro » Dom, 23 Ago 2020 20:46

Hallie Hernández Alfaro escribió:
Ana García escribió:Lo que más me ha gustado de este texto es la idea, los opuestos, los contrastes: orden-caos, limpio-sucio, luz-oscuridad...

Pero hay algo que no me termina de encajar, y es una apreciación muy mía y con la que puedo estar equivocada.

Creo que la idea podría mejorar escrita a modo de teatro, una interacción del sujeto con su mente, con su creacción. Simplemente diálogos. O una prosa más fluida, los cortes de punto y aparte rompen, un poco, la lectura.

Esta frase es todo un acierto:
La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más.
Podría ser un comienzo impactante.

Y esta es la parte que menos me gusta y que parece que está fuera del cuadro:
-He llegado, enseguida subo a saludar.
La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.


Espero no molestar con mi comentario, pero creo que merece la pena dar un giro a este texto. Pero si no es de tu agrado, Hallie, pues no lo tomes en cuenta. Es tu creación y en ella solo tú puedes tomar la decisión que más te guste.
Un abrazo.



Mil graciasss, Ana. Mañana vuelvo con calma para revisarlo. Ya te iré contando.
Me han parecido muy valiosas tus observaciones.

Abrazo enorme.


Ana, todavía no he tenido el tiempo ideal para corregir el texto.
He dejado también una notita para Óscar.

Abrazo de los grandes.

Gracias siempre.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Óscar Distéfano » Mié, 26 Ago 2020 3:02

Ante tan interesante planteo de tu parte, he decidido hacer una revisión completa de tu texto poético. Digo texto por no poder decir “verso”; y digo “poético” porque, más allá de encontrarnos frente a una narración, a la descripción de un hecho real (o a una ficción hecha realidad), más allá del dramatismo propio de una narrativa en prosa, posee ciertos rasgos de una obra poética, principalmente en lo que se refiere a trasmitir sentimientos más que hechos, a buscar (y encontrar) el otro “mundo”, la otra realidad que se esconde siempre detrás de la realidad real. No se trata de un texto donde se busque despertar lástima por el accidente del personaje masculino; tampoco, el de visualizar el lado “teresiano” del personaje femenino. Yo he encontrado en el poema (porque eso es lo que es) un himno a la soledad, a la resignación a la soledad, a la imposibilidad de alcanzar una realidad que no sea la fría distancia entre dos seres distanciados por el abismo de las circunstancias del destino. Por ejemplo: no podría imaginarme una relación sentimental entre estos dos seres atrapados en sus propias rutinas; ni siquiera me imagino una relación de amistad sincera y profunda; más bien creo que la única posibilidad de relacionamiento es la profesional, una relación por “conveniencia”. Y este hecho de revelación provoca en mí, como lector, esa angustia de vivir por vivir, de ver a ambos personajes como “objetos cambiables”. Como podemos ver, el argumento de este elegante e intelectual trabajo plantea innumerables posibilidades de meditación existencial. Es rico en esencia.

Ahora haré un repaso por todo el texto, ya sea en lo formal como en las congruencias argumentales. Empecemos:

La puerta magreada por el óxido se ha cargado más de un invierno.
Hay manchas de ácido en la cerradura.

En esta cláusula encuentro que el vocablo “magrear” (que posee connotaciones lascivas) no logra darnos una impresión plena de la idea que se desea trasmitir. Admito que es original, pero no existe la posibilidad de que la metáfora se concrete, y ni siquiera con la ayuda de la paradoja podríamos encontrar una comparación feliz. En cuanto a las “manchas de ácido”, me pregunto si no debería referirse a “óxido”, ya que el ácido no se produce naturalmente en las superficies metálicas.


Como cada miércoles, es posible entrar sin tocar el timbre.
El doble espacio previo a esta cláusula dan la sensación de un desaliño. No le encuentro un significado.
La frase da a entender que solo los miércoles es posible entrar sin tocar el timbre, aunque la congruencia nos lleva a pensar que: “Como cada miércoles, ella entraba sin tocar el timbre”.

Tres gatos de pelo largo y mirada plácida(,) escoltan a la mujer hasta que llega al centro del salón.
En este párrafo no encuentro objeción argumentativa. Solo destaco que la coma es improcedente porque separa al verbo de su sujeto.

-He llegado, enseguida subo a saludar.
Dos observaciones:
-En diálogos se utiliza la barra o el guion largo (—).
-Quizás el infinitivo “saludar” sea redundante. Se entiende que el saludo es inherente a todo encuentro.

La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.

Sin objeciones. No veo que se pueda interpretar como producto de la imaginación del hombre obsesionado. La secuencia me resulta acorde con el resto de la narración.

La humedad destrona cualquier miseria en la casa. El suelo pegajoso y maltratado descubre los secretos del hombre en la habitación de arriba.
“en la habitación de arriba” me parece redundante. Se sabe que el hombre habita todo el tiempo en el cuarto de arriba.


-Mi vida es casi monacal, llevo una vida de exceso minimalismo.
Desde el accidente con la pólvora hace 30 años, vivo en mi propia oscuridad.
De vez en cuando, salgo de ella para hablar por teléfono o cuando vienes tú.
No siento lástima de mi, aunque esté tan limitado por mi ceguera y mi cuerpo en ruinas.
Hoy quería saber los detalles de la explosión en Beirut y pensé que podrías leerme las noticias desde tu móvil.
Eres la única persona que no ha denegado la petición de venir a cuidarme.

Me asuena raro "exceso minimalismo".

[b]La mujer lleva mascarilla quirúrgica, guantes y el pelo recogido. Va haciendo sus tareas y desinfectando la encimera para poder preparar la merienda. La vista imposibilitada y los restos de comida de los gatos, hacen de la cocina un paraíso bacteriológico.[/b]
Sin comentarios.

-Es mi trabajo y lo hago con gusto. Más tarde podemos hablar un poco del libro de Astronomía que leímos la semana pasada. Hay capítulos interesantes que valdría la pena comentar.
¿por qué tiene que salir de la habitación para hablar por teléfono? Se sabe que la narración se desarrolla en un ambiente actual, y que el personaje posee un móvil.


-Vale, me gustará oírte.
A ratos pienso que este calvinismo-luteranismo que nos define, solo tiene una salida: la muerte. Somos tan remilgados para la esencialidad que es una pena vivir.

Aquí, sinceramente, no entiendo que es lo que define el calvinismo-luteranismo. No entiendo el significado. Escapa a mi intelecto.

-La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más, solo eso, responde la mujer al terminar de poner la mesa.
Aquí, la única objeción que pongo es la del trato de ella. Suena incongruente que ella lo trate de usted, después de haberlo tratado familiarmente.

-Quizá todo sea relativo o más simple de lo que parece.
Tú, por ejemplo, eres la mujer más bella del mundo. Esa verdad no puede discutirla nadie.
Creerás que no te he visto pero te he dibujado a la perfección.
Y esto no es una historia romántica ni sentimental, no, para nada.
Eres la imaginación, la parte no lesa de mi materia gris.

Finalmente, la narración se convierte en una historia de amor, o una desesperada manera de pedir auxilio sentimental ante la soledad.

-Seguramente tenga usted razón, asintió ella.
Volveré la próxima semana.

El final es circular (lo cual también es un recurso poético). La próxima semana todo se repetirá, lo cual abre un abanico de posibilidades para la imaginación lectora.

El texto es bueno, amiga Hallie. Tiene credibilidad. Tiene tensión y suspenso, que acaparan la atención. Tiene tu sello. Soy partidario de evitar los cambios muy drásticos. A mí me ha gustado tu trabajo.

Un abrazo virtual.
Óscar

Sigue la luz de tu luna interior; no ocultes la locura (Allen Ginsberg)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 9396
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Hallie Hernández Alfaro » Mié, 26 Ago 2020 13:34

Óscar Distéfano escribió:Ante tan interesante planteo de tu parte, he decidido hacer una revisión completa de tu texto poético. Digo texto por no poder decir “verso”; y digo “poético” porque, más allá de encontrarnos frente a una narración, a la descripción de un hecho real (o a una ficción hecha realidad), más allá del dramatismo propio de una narrativa en prosa, posee ciertos rasgos de una obra poética, principalmente en lo que se refiere a trasmitir sentimientos más que hechos, a buscar (y encontrar) el otro “mundo”, la otra realidad que se esconde siempre detrás de la realidad real. No se trata de un texto donde se busque despertar lástima por el accidente del personaje masculino; tampoco, el de visualizar el lado “teresiano” del personaje femenino. Yo he encontrado en el poema (porque eso es lo que es) un himno a la soledad, a la resignación a la soledad, a la imposibilidad de alcanzar una realidad que no sea la fría distancia entre dos seres distanciados por el abismo de las circunstancias del destino. Por ejemplo: no podría imaginarme una relación sentimental entre estos dos seres atrapados en sus propias rutinas; ni siquiera me imagino una relación de amistad sincera y profunda; más bien creo que la única posibilidad de relacionamiento es la profesional, una relación por “conveniencia”. Y este hecho de revelación provoca en mí, como lector, esa angustia de vivir por vivir, de ver a ambos personajes como “objetos cambiables”. Como podemos ver, el argumento de este elegante e intelectual trabajo plantea innumerables posibilidades de meditación existencial. Es rico en esencia.

Ahora haré un repaso por todo el texto, ya sea en lo formal como en las congruencias argumentales. Empecemos:

La puerta magreada por el óxido se ha cargado más de un invierno.
Hay manchas de ácido en la cerradura.

En esta cláusula encuentro que el vocablo “magrear” (que posee connotaciones lascivas) no logra darnos una impresión plena de la idea que se desea trasmitir. Admito que es original, pero no existe la posibilidad de que la metáfora se concrete, y ni siquiera con la ayuda de la paradoja podríamos encontrar una comparación feliz. En cuanto a las “manchas de ácido”, me pregunto si no debería referirse a “óxido”, ya que el ácido no se produce naturalmente en las superficies metálicas.


Como cada miércoles, es posible entrar sin tocar el timbre.
El doble espacio previo a esta cláusula dan la sensación de un desaliño. No le encuentro un significado.
La frase da a entender que solo los miércoles es posible entrar sin tocar el timbre, aunque la congruencia nos lleva a pensar que: “Como cada miércoles, ella entraba sin tocar el timbre”.

Tres gatos de pelo largo y mirada plácida(,) escoltan a la mujer hasta que llega al centro del salón.
En este párrafo no encuentro objeción argumentativa. Solo destaco que la coma es improcedente porque separa al verbo de su sujeto.

-He llegado, enseguida subo a saludar.
Dos observaciones:
-En diálogos se utiliza la barra o el guion largo (—).
-Quizás el infinitivo “saludar” sea redundante. Se entiende que el saludo es inherente a todo encuentro.

La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.

Sin objeciones. No veo que se pueda interpretar como producto de la imaginación del hombre obsesionado. La secuencia me resulta acorde con el resto de la narración.

La humedad destrona cualquier miseria en la casa. El suelo pegajoso y maltratado descubre los secretos del hombre en la habitación de arriba.
“en la habitación de arriba” me parece redundante. Se sabe que el hombre habita todo el tiempo en el cuarto de arriba.


-Mi vida es casi monacal, llevo una vida de exceso minimalismo.
Desde el accidente con la pólvora hace 30 años, vivo en mi propia oscuridad.
De vez en cuando, salgo de ella para hablar por teléfono o cuando vienes tú.
No siento lástima de mi, aunque esté tan limitado por mi ceguera y mi cuerpo en ruinas.
Hoy quería saber los detalles de la explosión en Beirut y pensé que podrías leerme las noticias desde tu móvil.
Eres la única persona que no ha denegado la petición de venir a cuidarme.

Me asuena raro "exceso minimalismo".

[b]La mujer lleva mascarilla quirúrgica, guantes y el pelo recogido. Va haciendo sus tareas y desinfectando la encimera para poder preparar la merienda. La vista imposibilitada y los restos de comida de los gatos, hacen de la cocina un paraíso bacteriológico.[/b]
Sin comentarios.

-Es mi trabajo y lo hago con gusto. Más tarde podemos hablar un poco del libro de Astronomía que leímos la semana pasada. Hay capítulos interesantes que valdría la pena comentar.
¿por qué tiene que salir de la habitación para hablar por teléfono? Se sabe que la narración se desarrolla en un ambiente actual, y que el personaje posee un móvil.


-Vale, me gustará oírte.
A ratos pienso que este calvinismo-luteranismo que nos define, solo tiene una salida: la muerte. Somos tan remilgados para la esencialidad que es una pena vivir.

Aquí, sinceramente, no entiendo que es lo que define el calvinismo-luteranismo. No entiendo el significado. Escapa a mi intelecto.

-La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más, solo eso, responde la mujer al terminar de poner la mesa.
Aquí, la única objeción que pongo es la del trato de ella. Suena incongruente que ella lo trate de usted, después de haberlo tratado familiarmente.

-Quizá todo sea relativo o más simple de lo que parece.
Tú, por ejemplo, eres la mujer más bella del mundo. Esa verdad no puede discutirla nadie.
Creerás que no te he visto pero te he dibujado a la perfección.
Y esto no es una historia romántica ni sentimental, no, para nada.
Eres la imaginación, la parte no lesa de mi materia gris.

Finalmente, la narración se convierte en una historia de amor, o una desesperada manera de pedir auxilio sentimental ante la soledad.

-Seguramente tenga usted razón, asintió ella.
Volveré la próxima semana.

El final es circular (lo cual también es un recurso poético). La próxima semana todo se repetirá, lo cual abre un abanico de posibilidades para la imaginación lectora.

El texto es bueno, amiga Hallie. Tiene credibilidad. Tiene tensión y suspenso, que acaparan la atención. Tiene tu sello. Soy partidario de evitar los cambios muy drásticos. A mí me ha gustado tu trabajo.

Un abrazo virtual.
Óscar




Óscar, amigo, mil gracias por esta gran ayuda que me brindas con tanta erudición y bondad.
Ahora tengo muy poco tiempo, pero por la tarde volveré para contarte cosas y razones del texto.

Abrazo inmenso y lo dicho, un lujazo tenerte con nosotros.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Hallie Hernández Alfaro » Mié, 26 Ago 2020 18:40

Óscar Distéfano escribió:Ante tan interesante planteo de tu parte, he decidido hacer una revisión completa de tu texto poético. Digo texto por no poder decir “verso”; y digo “poético” porque, más allá de encontrarnos frente a una narración, a la descripción de un hecho real (o a una ficción hecha realidad), más allá del dramatismo propio de una narrativa en prosa, posee ciertos rasgos de una obra poética, principalmente en lo que se refiere a trasmitir sentimientos más que hechos, a buscar (y encontrar) el otro “mundo”, la otra realidad que se esconde siempre detrás de la realidad real. No se trata de un texto donde se busque despertar lástima por el accidente del personaje masculino; tampoco, el de visualizar el lado “teresiano” del personaje femenino. Yo he encontrado en el poema (porque eso es lo que es) un himno a la soledad, a la resignación a la soledad, a la imposibilidad de alcanzar una realidad que no sea la fría distancia entre dos seres distanciados por el abismo de las circunstancias del destino. Por ejemplo: no podría imaginarme una relación sentimental entre estos dos seres atrapados en sus propias rutinas; ni siquiera me imagino una relación de amistad sincera y profunda; más bien creo que la única posibilidad de relacionamiento es la profesional, una relación por “conveniencia”. Y este hecho de revelación provoca en mí, como lector, esa angustia de vivir por vivir, de ver a ambos personajes como “objetos cambiables”. Como podemos ver, el argumento de este elegante e intelectual trabajo plantea innumerables posibilidades de meditación existencial. Es rico en esencia.

Me emociona saber que has sentido todo una gama compleja y rica de sensaciones con el texto, Óscar.

Ahora haré un repaso por todo el texto, ya sea en lo formal como en las congruencias argumentales. Empecemos:

La puerta magreada por el óxido se ha cargado más de un invierno.
Hay manchas de ácido en la cerradura.

En esta cláusula encuentro que el vocablo “magrear” (que posee connotaciones lascivas) no logra darnos una impresión plena de la idea que se desea trasmitir. Admito que es original, pero no existe la posibilidad de que la metáfora se concrete, y ni siquiera con la ayuda de la paradoja podríamos encontrar una comparación feliz. En cuanto a las “manchas de ácido”, me pregunto si no debería referirse a “óxido”, ya que el ácido no se produce naturalmente en las superficies metálicas.

La puerta es un símbolo de límite, de paso a la intimidad de un hogar o una vivienda. Esta del relato, por estar expuesta al duro clima holandés y carecer (un verbo importante en el escrito) de cierta sustancia protectora, acusa óxido por todas partes. Es triste de ver, denota abandono. Hasta hay inviernos que han muerto frente a esta puerta dolorosa...
El óxido ha manoseado la identidad de esa puerta, de esa entrada...
Tampoco tengo explicación para las manchas de ácido en la cerradura; no he podido preguntar, pero sospecho que alguien, con buena intención, quiso limpiar las partes alrededor de la cerradura y la huella permaneció.
Esta puerta a la que aludo es la de una casa, en un barrio modesto del norte de Holanda.



Como cada miércoles, es posible entrar sin tocar el timbre.
El doble espacio previo a esta cláusula dan la sensación de un desaliño. No le encuentro un significado.
La frase da a entender que solo los miércoles es posible entrar sin tocar el timbre, aunque la congruencia nos lleva a pensar que: “Como cada miércoles, ella entraba sin tocar el timbre”.

El personaje masculino del relato vive solo en esta casa y la única persona que viene de visita en calidad de asistenta, ayudante, trabajadora social, es la figura femenina.
Entre las afecciones psíquicas del personaje se encuentra el autismo (por esta razón, quizás puede entreverse una conducta bastante estereotipada en diferentes momentos de la narración). Cada miércoles, por ejemplo, el personaje baja de su habitación (es una vivienda con varios niveles como suelen ser la mayoría de las casas en Holanda) y deja sin llave la puerta para que pueda entrar la mujer. Es un rito que se despliega una vez por semana. También es importante el saludo, cada vez de la misma manera. Si se altera este orden de cosas, la ansiedad puede apoderarse del hombre; los ritos son fundamentales en la actitud de quienes padecen el síndrome de Asperger.


Tres gatos de pelo largo y mirada plácida(,) escoltan a la mujer hasta que llega al centro del salón.
En este párrafo no encuentro objeción argumentativa. Solo destaco que la coma es improcedente porque separa al verbo de su sujeto.

Coma suprimida. Llevas total razón.

-He llegado, enseguida subo a saludar.
Dos observaciones:
-En diálogos se utiliza la barra o el guion largo (—).
-Quizás el infinitivo “saludar” sea redundante. Se entiende que el saludo es inherente a todo encuentro.

Es cierto, el guion largo es el adecuado.
Este saludo al que me refiero se hace con cuidado porque en la situación descrita todo debe ser muy cuidadoso. Por eso siento que debo explicitar el verbo saludar. Igualmente cuando lo reescriba, tomaré en cuenta esta valiosa acotación.


La respuesta es siempre la misma:
-Eres la única que puede entrar sin llamar, eres a quien espero.

Sin objeciones. No veo que se pueda interpretar como producto de la imaginación del hombre obsesionado. La secuencia me resulta acorde con el resto de la narración.

La humedad destrona cualquier miseria en la casa. El suelo pegajoso y maltratado descubre los secretos del hombre en la habitación de arriba.
“en la habitación de arriba” me parece redundante. Se sabe que el hombre habita todo el tiempo en el cuarto de arriba.

Es cierto que al entrar, la mujer dice que subirá a saludar, pero no hay otra pista que lleve a pensar que el hombre pasa la mayor parte de su tiempo en la habitación de arriba.


-Mi vida es casi monacal, llevo una vida de exceso minimalismo.
Desde el accidente con la pólvora hace 30 años, vivo en mi propia oscuridad.
De vez en cuando, salgo de ella para hablar por teléfono o cuando vienes tú.
No siento lástima de mi, aunque esté tan limitado por mi ceguera y mi cuerpo en ruinas.
Hoy quería saber los detalles de la explosión en Beirut y pensé que podrías leerme las noticias desde tu móvil.
Eres la única persona que no ha denegado la petición de venir a cuidarme.

Me asuena raro "exceso minimalismo".

De acuerdo. Quizás pueda cambiarlo por un exagerado minimalismo.

La mujer lleva mascarilla quirúrgica, guantes y el pelo recogido. Va haciendo sus tareas y desinfectando la encimera para poder preparar la merienda. La vista imposibilitada y los restos de comida de los gatos, hacen de la cocina un paraíso bacteriológico.
Sin comentarios.

-Es mi trabajo y lo hago con gusto. Más tarde podemos hablar un poco del libro de Astronomía que leímos la semana pasada. Hay capítulos interesantes que valdría la pena comentar.
¿por qué tiene que salir de la habitación para hablar por teléfono? Se sabe que la narración se desarrolla en un ambiente actual, y que el personaje posee un móvil.

El protagonista masculino es un hombre con limitaciones físicas importantes. La movilidad y la ceguera total son algunas de ellas. No puede usar un teléfono móvil porque tiene las manos amputadas. El traslado desde arriba es posible con la ayuda de una silla-ascensor que puede subirlo y bajarlo. Ya te había contado que tiene rasgos autistas y como consecuencia de esto, posee una inteligencia bastante alta en determinados aspectos; es capaz de resolver problemas matemáticos mentalmente sin la ayuda de cálculos previos y tiene una predilección especial por ciertos temas como la astronomía y la filosofía.
Cuando dice salir de la oscuridad, pretendo decir, salir de si mismo para interactuar con un aparato telefónico y la persona que lo atiende los miércoles.


-Vale, me gustará oírte.
A ratos pienso que este calvinismo-luteranismo que nos define, solo tiene una salida: la muerte. Somos tan remilgados para la esencialidad que es una pena vivir.

Aquí, sinceramente, no entiendo que es lo que define el calvinismo-luteranismo. No entiendo el significado. Escapa a mi intelecto.

No, no tiene que ver con tu intelecto, amigo. No lo explique bien. Este relato sucede en Holanda, un país nórdico que tiene raíces muy profundas en esas dos corrientes; luteranismo y calvinismo. El imaginario holandés esta plagado de huellas de ambas posiciones frente a la vida. Este hombre protagonista, dice que solo la muerte parece una salida, el suicidio, el escape a tantos valores que siente como opresores a su espíritu...

-La muerte no debería ser una salida; pero no crea usted que el romanticismo es una solución. Es un espejismo más, solo eso, responde la mujer al terminar de poner la mesa.
Aquí, la única objeción que pongo es la del trato de ella. Suena incongruente que ella lo trate de usted, después de haberlo tratado familiarmente.

En este punto hay una variable importante o dos; en primer lugar, en Holanda el trato es por definición formal; la forma usted es muy común; y en segundo lugar, es de suma importancia que ella, la mujer, lo trate con distancia formal y amabilidad. Ella tiene una relación profesional con el protagonista masculino. Es de hecho, la única persona que no se negó a cuidarlo. En ningún momento anterior hubo familiaridad, pero si cortesía.


-Quizá todo sea relativo o más simple de lo que parece.
Tú, por ejemplo, eres la mujer más bella del mundo. Esa verdad no puede discutirla nadie.
Creerás que no te he visto pero te he dibujado a la perfección.
Y esto no es una historia romántica ni sentimental, no, para nada.
Eres la imaginación, la parte no lesa de mi materia gris.

Finalmente, la narración se convierte en una historia de amor, o una desesperada manera de pedir auxilio sentimental ante la soledad.

No, no es una historia de amor, el hombre lo dice literalmente; pero ella, esta mujer, que ayuda, cuida, prepara la merienda, lee un libro, etc, es una mujer importante para el protagonista. A pesar de estar privado de su vista, puede imaginarla. Es un derecho que tenemos todos, la imaginación.
Por otro lado, es muy comprensible que la sienta la mujer mas bella del mundo, es la única mujer que visita la casa y comparte unas horas con él.

-Seguramente tenga usted razón, asintió ella.
Volveré la próxima semana.

El final es circular (lo cual también es un recurso poético). La próxima semana todo se repetirá, lo cual abre un abanico de posibilidades para la imaginación lectora.

El texto es bueno, amiga Hallie. Tiene credibilidad. Tiene tensión y suspenso, que acaparan la atención. Tiene tu sello. Soy partidario de evitar los cambios muy drásticos. A mí me ha gustado tu trabajo.

Gracias por tu detallado análisis y tus cuidadas observaciones, amigo.

Un abrazo virtual.
Óscar

.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Hallie Hernández Alfaro » Mié, 26 Ago 2020 18:41

Abrazo grande, querido amigo.

Seguimos en esto de intentar algo digno e interesante.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por F. Enrique » Mar, 01 Sep 2020 13:13

He leído al menos dos veces tu relato, Hallie, y debo decirte que me ha convencido plenamente, interesante y ameno, y con esa hermosura tan difícil de conseguir cuando se trata de narrar algo crudo y que no admite contemplaciones. El final lo carga todo de más sentido aún, es difícil definir esa belleza que brota de la más absoluta oscuridad y tú lo has hecho recurriendo más a la elegancia que a la rotundidad.
*** *** ***

así voy yo, borracho melancólico,
guitarrista lunático, poeta,
y pobre hombre en sueños,
siempre buscando a Dios entre la niebla.
(Antonio Machado - Es una tarde cenicienta y mustia)
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4915
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Hallie Hernández Alfaro » Mar, 01 Sep 2020 20:06

F. Enrique escribió:He leído al menos dos veces tu relato, Hallie, y debo decirte que me ha convencido plenamente, interesante y ameno, y con esa hermosura tan difícil de conseguir cuando se trata de narrar algo crudo y que no admite contemplaciones. El final lo carga todo de más sentido aún, es difícil definir esa belleza que brota de la más absoluta oscuridad y tú lo has hecho recurriendo más a la elegancia que a la rotundidad.


Enrique, agradezco muchísimo tu reflejo y me llena de sincera emoción saber que te ha gustado.

Abrazo de los grandes.
.
.
.
 
Mensajes: 17213
Registrado: Mié, 16 Ene 2008 23:20

Re: La mujer más bella del mundo (texto en revisión)

por Rafel Calle » Mié, 02 Sep 2020 18:00

Este relato que, como bien dice Óscar, podría ser un poema en prosa (versicular), cuenta las tribulaciones de una asistenta de gente impedida, en un día cualquiera, con uno de sus pacientes.

No sé si se podría escribir mejor o peor, pero el caso es que la autora lo ha querido escribir de una forma concreta. Y pienso que ha quedado bastante bien. Cuando se trata de autores que saben escribir bien, si en un poema en verso soy contrario a corregir —salvo errores puntuales—, en un poema en prosa aún le veo menos la necesidad de realizar cambios. Si cambias debido a las sugerencias de los lectores, al final quizá te quede mejor, pero no será el poema que escribiste, será otra cosa. Amiga Hallie, por mucho que cambies nunca lo dejarás al gusto de todos.

En fin, felicidades por mostrar de una manera hermosa y bien dispuesta, el día a día de una mujer entregada a un trabajo que necesita mucho de vocación. Supongo que al ser gente de edad avanzada y enferma, nuestra protagonista habrá de “asistir” a muchas despedidas.

No quiero olvidarme de felicitar a todos los comentaristas, con sus aportaciones hacen un post interesantísimo.

Abrazos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 19960
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Siguiente

¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 6 invitados