Página 1 de 6

Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 10:06
por Alonso Vicent
Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de lo sentido,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 11:21
por Silvia Savall
Alonso Vicent escribió:Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de los sentidos,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.


Un río de sabiduría y de excelencia en tus versos.
Grande tu pluma y tú mi querido poeta.
Besets perla ❤️

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 12:40
por Luis M.
Y es que la mancha es bella, sobre todo cuando es de la tierra que uno ama y trabaja. Muy hermosos versos, señor Vicent. Un abrazote de otoño, querido amigo.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 13:06
por Rafael Valdemar
Gran poema y emotivo versos has escrito Alonso. Me gustó y disfruté leyendo

saludos

rafael

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 13:24
por Begoña Egüen
Alonso Vicent escribió:Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de los sentidos,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.


Precioso poema, estimado amigo, Alonso Vicent. Muchas gracias, por compartir.
Un abrazo.
BEGOÑA.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 15:09
por Marisa Peral
[quote="Alonso Vicent"]

Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.



Recuerdo que mi madre escondía sus manos, que eran finas y sus dedos largos y delgados, porque esas manchas que la edad nos va dejando no le gustaban. Hoy yo las tengo igual que ella.
Las manchas en la piel son los mapas de la vida.
Nos has dejado un hermoso y certero poema, amigo Alonso.
Un gusto pasar.
Abrazos.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 15:23
por Carmen Parra
Un recorrido en versos de las secuelas que la vida marca en cuerpo y alma
Me encantó leerte
Un abrazo
Carmen

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 19:11
por Alonso Vicent
Silvia Savall escribió:
Alonso Vicent escribió:Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de los sentidos,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.


Un río de sabiduría y de excelencia en tus versos.
Grande tu pluma y tú mi querido poeta.
Besets perla ❤️

Hola Silvia, que hui mos plou i hem aprofitat per a vindre.
Muchas gracias desde aquí al lado, artista, que tú sí que lo eres.
Besos y una cervecita que te traigo hasta tu barra, je je.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 19:13
por Alonso Vicent
Luis M. escribió:Y es que la mancha es bella, sobre todo cuando es de la tierra que uno ama y trabaja. Muy hermosos versos, señor Vicent. Un abrazote de otoño, querido amigo.

Ya me acostumbré a ellas. Son como un tatuaje distintivo de los que tomamos el sol por narices. Cuando acaba mi jornada laboral me refugio en casa de las intemperies.
Gracias Luis en este día en que la lluvia nos dio una tregua y volvemos después de la merienda-cena.
Un abrazote amigo.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 09 Oct 2018 20:57
por Pilar Morte
Hermosos versos escritos con sentimiento y autenticidad. Me gustó leerte
Besos
Pilar

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 10 Oct 2018 8:08
por Rosario Martín
Alonso Vicent escribió:Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de los sentidos,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.


"Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
Tengo el cansancio acumulado en huesos
Tengo puestos los pies a la fatiga,
Llevo un reloj que atrasa y adelanta
Traigo conmigo el sobrante y sudor
Otoño llega y vive por mis venas,
Llega el invierno y uno persevera,
Esta mente se sabe en estaciones,
Después llegar, no importa, a cualquier lado,"

Con los primeros versos de cada estrofa
ya tenemos un poema, con los segundos pasa igual
y con los siguientes...
Tu poema es un árbol con muchas ramas,
hojas y versos, versos y hojas
y una raíz profunda y generosa
como esa tierra que te vio nacer...
Qué gozada de poema y café;)
Un beso y feliz otoño, amigo entero,
de invierno ya hablaremos...

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 10 Oct 2018 14:35
por Ramón Castro Méndez
Maravilloso poema. Un certero y precioso recorrido por el tiempo y las estaciones de la vida.
Todo un placer de lectura, compañero.
Enhorabuena por tan inspiradas letras.

Un abrazo.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 10 Oct 2018 20:08
por Mirta Elena Tessio
Alonso Vicent escribió:Llevo en la piel las manchas de mi tierra,
los rigores de un sol que a la intemperie
se empeña en recordarme que me aterra
el reporte final, cutánea serie.

Tengo el cansancio acumulado en huesos
de los que ignoro el nombre y que no uso,
conscientemente al menos, y son esos
que me tienen y traen inconcluso.

Tengo puestos los pies a la fatiga,
los dedos correosos como garras
que se aferran al suelo que castiga
y al horizonte sueltan sus amarras.

Llevo un reloj que atrasa y adelanta
las horas, el momento y circunstancia,
y un cristal con arena que decanta
el frío y el calor de la arrogancia.

Traigo conmigo el sobrante y sudor
de un día trabajado entre puñales;
son los árboles vida en derredor
y un derroche continuo de frutales.

Otoño llega y vive por mis venas,
una nueva cosecha, cinco meses,
seis a lo sumo, y luego tres verbenas
que confunden el trigo con las mieses.

Llega el invierno y uno persevera,
castiga y se castiga por si acaso
fuera el castigo flor en primavera...
Y por dios, que no llegue con retraso.

Esta mente se sabe en estaciones,
irracionalidad de los sentidos,
y mira en ventanillas y balcones
las vistas, entre tiempos, de lo ido.

Después llegar, no importa, a cualquier lado,
pero llegar con ilusión y a tiempo
al destiempo final de lo acordado;
blanco llegué y me voy cansado y lempo.


Bello poema Vincent, donde describes tus jornadas laboriosas en sus distintos momentos incluyendo tus emociones.
yo las interpreto como tu amiga, de un lugar de gratitud y benevolencia.

Manchas sagradas de una tierra que nutre y no pide nada.
Un sol que se empeña en recordarte que sin él no abría fotosíntesis,
y las flores no se abrirían.
Y tus manos son el simple reporte de tu cosecha.
Tienes la piel, las manos, los huesos y los pies el cansancio,
que son las fatigas naturales de haber labrado tu propio campo
tus propios árboles, en una tierra bendita que así como el sol y el horizonte jamás piden nada.
Y ese reloj de arena que te indica que eres tan solo un ser humano, palpable,
tangible, amable y querible, tal y como eres.
La primavera en tu sudor, los puñales una metáfora porque trabajas
con ardor en tu mundo de árboles frutales.
El otoño y el invierno son también intrínsecas metáforas que solo te preparan
Interna y externamente para dar lugar a lo que sigue.

¿Sabías que Lempo era el dios del amor en la mitología tradicional del pueblo
Finlandés?

Es así como veo tu brillante poema y son ellos que inspiran mi alma y corazón,
Querido amigo Vicent, Un abrazote hasta tus altas montañas.-

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 10 Oct 2018 21:44
por Hallie Hernández Alfaro
Hermoso, logrado y brillante.

Abrazo de los grandes, querido poeta; gracias por estar.

Re: Las manchas de mi piel morena

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 12 Oct 2018 8:51
por Alonso Vicent
Rafael Valdemar escribió:Gran poema y emotivo versos has escrito Alonso. Me gustó y disfruté leyendo

saludos

rafael

Gracias, Rafael, desde esta aldea rodeada de campos de naranjos.
Saludos.